ALMAS LIBRES

 

 

     

 

 

 

Introducción

 

Dios nos creó para ser libres, esto lo sabemos porque ni siquiera Dios quiere intervenir cuando las personas no tienen voluntad para escoger la voluntad de Dios, aunque obviamente al final habrá un juicio.  Fue el diablo el que le hizo creer a Adán y a Eva que si comían del árbol de la ciencia del bien y del mal, subirían a un nivel más alto para ser como dioses.  Al engañar satanás a Eva y Adán diciéndoles que serían como dioses, les estaba ofreciendo lo que en realidad el no tenia, porque para poder ser el príncipe en este mundo o dios de este siglo, o cualquiera de los títulos que al diablo se le dan; primero tenía que quitar de en medio a Adán.  Adán y Eva ellos eran libres, pero en lugar de subir a un nivel más alto descendieron para quedar totalmente esclavizados, es decir lo que el diablo le ha hecho creer a la humanidad es que la libertad esta en hacer el pecado sin tener que rendirle cuentas a nadie; pero Dios no dice así.  La libertad no la da el pecado la libertad la dio Dios primero cuando creó a Adán y a Eva, y después cuando alguien nos guio a Cristo y pudimos escoger por voluntad propia, seguir la voluntad de Dios nuestro creador para ser libres; para no volver a caer más en la esclavitud del diablo por el pecado.  En realidad la esclavitud donde satanás ha metido a la humanidad tiene dos caras, una es todo lo que a simple vista todos  saben y entienden que es pecado, la otra cara es el pecado religioso donde intentan establecer su propia justicia sin tener que venir a confesar a Cristo, como Señor y salvador porque ellos ya tienen otro señor.  Casi toda la humanidad siguiendo el deseo del diablo el dios de este siglo, solo buscan agradarse a si mimos aunque a Dios no le agrade por lo que ellos viven y defienden que no es otra cosa que su esclavitud en el pecado, y su religión que no les ha ayudado y para nada les servirá en el día del juicio de Dios.

 

 

 

Mat. 10: 39.  Si podemos entender este verso, vamos a poder entender que el querer vivir su propia vida satisfaciéndose a sí mismos en sus propios deseos, eso causara la pérdida de su vida en el plan eterno que Dios tenia para toda persona.

 

La creación humana después de haber estado en una posición tan sublime, quedamos reducidos a ser destruidos por causa de lo que creíamos que era libertad.

 

Todos humanamente un día nacimos, y después de pecar la primera vez quedamos condenados al infierno, no por voluntad de Dios si no por la mala intervención del diablo.  Rom. 5: 12;  Mat. 25: 41.

 

La mayoría de las personas creen que si se convierten al cristianismo, entonces perderán su libertad.  Dios a nadie le ha prohibido nada solo nos hace saber su voluntad lo que a Él le agrada para que voluntariamente lo hagamos, y quienes por voluntad propia deciden hacer el  mal entonces de parte de Dios hay condenación para los incrédulos y castigos para los creyentes, porque Dios es justo.  1Tim. 2: 3-5;  2Ped. 3: 1-9;  1Cor. 10: 23;  Heb. 12: 5-8.

 

Somos libres de condenación por obedecer a la voluntad de Dios.  Sal. 119: 44-45.

 

Lo que los incrédulos llaman libertad, Dios lo llamo esclavos del pecado.  Juan 8: 31-35. 

 

¿Pero cómo comenzó todo para que ahora la humanidad crea que libertad es el desenfreno para hacer lo que les plazca?  En Gen. 1: 1-2.  Ya El Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas, aun antes de que hubiera vida humana o de cualquier especie sobre la tierra.

 

Luego Dios creo a Adán y a Eva y todos los seres vivientes.  Gen. 1: 27-31. 

 

La humanidad creció, y por causa de que pensaron que ser libres era hacer todo lo que querían aun sabiendo que se estaban yendo en contra la voluntad de Dios, y mucho tiempo después Dios los destruyo casi a todos con el diluvio.  Gen. 6: 5-13.

 

Después del diluvio la humanidad creció de nuevo con las ocho personas que Dios salvo en el arca que le dijo a Noé que hiciera.

 

Un pequeño resumen de Génesis

 

Un comentario de Scofield dice que el libro de Génesis tiene 5 divisiones principales:

 

1.     Creación.  Gen. 1: 1;  2: 21-25.

 

2.     La caída y redención del hombre.  Gen. 3: 1-7;  Gen. 3: 21.

 

3.     Las distintas simientes,  Caín y Set, hasta el diluvio.  Gen. 4: 8;  Gen. 4: 26;  Gen. 7: 11-12;  Gen. 7: 13-16.

 

4.     Desde el diluvio hasta Babel.  Gen. 8: 1-4;  Gen. 11: 9.

 

5.     Desde el llamamiento de Abram hasta José.  Gen. 12: 1-3;  Gen. 50: 24-26. 

 

La creación es lo original, es decir la manera como Dios había dejado las cosas.  Gen 1: 31;  Gen. 2: 1-3.

 

El engaño del diablo a Adán y a Eva les hizo creer que comiendo del fruto prohibido ascenderían a un nivel más alto donde serían como dioses, cuando en realidad ellos ya habían sido puestos como señores de todo lo que había en el Edén y en toda la tierra, nadie más tenía el mando sobre ellos ni siquiera alguno de los ángeles de Dios excepto Dios mismo.  Gen. 2: 15-25.

 

Ahora en el mundo hay la simiente de Cristo, y la simiente del diablo y siempre han estado en enemistad.

 

En Génesis 3:15, ¿qué significa la frase entre tu simiente y la simiente suya?”

 

Dios  le dijo a satanás que pondría enemistad entre su simiente y la simiente de la mujer.

 

La simiente de la mujer que hirió a Satanás en la cabeza es  CRISTO JESÚS.

 

Cristo vino para “deshacer las obras del diablo” (I Juan 3:8)

 

Cristo venció a satanás con sus demonios o sus ángeles caídos.  (Colosenses 2:14,15).

 

Ya cuando se acercaba la hora de su crucifixión Cristo dijo, ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. (Juan 12:31).

 

Es obvio que religiones falsas van a enseñar doctrinas erróneas, y la verdadera Iglesia debe de tener cuidado de no adoptar creencias que no son de acuerdo con La Biblia.  Cuando La Biblia dice que despojo a los principados y a las potestades los exhibió públicamente triunfando sobre ellos en la cruz, eso no significa que hasta la resurrección de Cristo fue decidido quien era más poderoso entre satanás y nuestro Señor Jesucristo, como muchos han pensado y otros ni piensan; solo se limitan a escuchar engaños.  Luc. 4: 31-37;  Luc.  8: 26-33. 

 

En los versos que acabamos de leer  y muchos otros que hay en toda La Biblia, miramos el poder sobrenatural de nuestro Señor Jesucristo sobre satanás y sus demonios, y Cristo todavía no había muerto ni había sido sepultado y resucitado.

 

Colosenses 2: 14-15 Lo que estos versos están diciendo es que Cristo con su muerte, sepultura y resurrección, despojo a satanás y sus demonios del poder que tenían para mantener esclavizadas  a todas las almas.

 

Ya no tiene ningún poder satanás sobre las almas que desean ser libres.

 

La Palabra de Dios nos hace libres de todo concepto falso, y de  todo engaño religioso.

 

Ya está sentenciado satanás, el que tuvo el imperio de la muerte está destruido, solo hay un tiempo determinado en el reloj de Dios y se le ha de llegar su hora.  Heb. 2: 14;  Apo. 20: 1-3;  Apo. 20: 7-9.

 

La muerte de Cristo no se llevó a cabo como una competencia para determinar quién era más poderoso entre Cristo y el diablo, que es lo que muchos creen y así lo enseñan.

 

Alguien ha pintado un cuadro donde esta supuestamente un demonio fuerte horroroso venciendo con un rubio corporalmente débil de pelo largo, ojos azules y dicen que es cristo.

 

Personas de lo más insensato de lo insensato, la han tomado como a una pintura cristiana, esa pintura no es cristiana es satánica.

 

En esa pintura solo están poniendo lo que el satanismo quiere que toda la gente del mundo crea, y nada más tenemos que esperar el rapto o el juicio de Dios, y entonces vamos a mirar que tan cristianos eran todos esos que vendían su basura  en supuestas librerías cristianas junto con los que tuvieron esa mentalidad tan perversa para hacer dicha pintura

 

Esa es una pintura que al mirarla todos aquellos que no conocen La Verdad de Dios, en su mente figura un pensamiento totalmente negativo, porque da la impresión de un Jesús vencido derrotado.  2Cor. 11: 13-15;  2Cor. 11: 4.

 

Fil. 2: 9-11.  Por lo cual Dios también le exalto hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla en los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es El Señor, para gloria de Dios Padre.

 

Los ha engañado satanás.  El poder que ahora tiene satanás nunca estará por encima del poder de Dios y nada más es un poder temporal; no se esfuercen tanto en creer lo que no es porque por mucho que crean sus mentiras, satanás esta derrotado y sentenciado y nunca sus mentiras podrán tomar el lugar de la verdad de Dios.  Mar. 5: 1-13;  Apo. 20: 7-10.

 

Si satanás se puede disfrazar como ángel, entonces los que están venciendo en el cuadro que venden las librerías no son cristo y un demonio, los dos son imágenes de demonios producto de la imaginación de alguien engañado por el diablo.  Jer. 10: 2-5;  1Cor. 10: 18-21. 

 

La muerte y resurrección de Cristo fue para quitarle al diablo el título de príncipe de este mundo que él tenía.

 

2Cor. 4: 3-4;  Apo. 12: 7-9;  1Ped. 5: 8.  La Biblia le da muchos nombres a satanás.  Lo nombra serpiente antigua, diablo, el engañador, el tentador, dice que es como un león rugiente, es el padre de la mentira, el dios de este siglo, y príncipe de este mundo y padre sobre todos los incrédulos. 

 

Pero satanás pierde todos esos títulos con aquellos que deciden dejarlo, cuando vienen a ser salvos por el evangelio de nuestro Señor Jesucristo, para quedar totalmente libres. 

 

Hasta el momento de la muerte sepultura y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, con excepción de los judíos que creían en el Dios verdadero y los prosélitos que se convertían al judaísmo, satanás como príncipe pudo mantener casi a todas las almas de todo el mundo encarceladas, encadenadas y esclavizadas hasta ser condenadas en el infierno.

 

Creer en Cristo es creer su Palabra: un Verdadero creyente cree que el que es condenado  y ya se ha ido al infierno, está condenado para siempre y la única vez que saldrá del infierno, será para ser lanzado al lago de fuego.  Mat. 25: 41;  Apo. 20: 11-15.

 

Pero también hay creyentes falsos que creen en un cristo falso que pretenden hacer pasar sus mentiras como verdades, algunos de ellos hasta dicen que han muerto y han ido al infierno, incluso que hasta han predicado y salvado miles y miles de almas que ya estaban en el infierno; y que luego han resucitado y regresado a este mundo.  ¿Cómo pensar que alguien que miente de tal manera pudiera ser hijo del Dios Verdadero? ellos son hijos idénticos al padre de la mentira.  Juan 8: 44. 

 

1Cor. 15: 1-4;  1Juan 5: 6.  No es con mentiras, es con El Espíritu de Dios porque el Espíritu de Dios es la verdad.Es mediante el evangelio de nuestro Señor Jesucristo que nuestras almas pudieron quedar totalmente libres, y no con una religión fundada por hombres mundanos; pues nada incorruptible podría producir una naturaleza caída como somos toda la humanidad.  1Cor. 15: 50.

 

Ya no puede satanás tener ningún poder sobre nosotros para volvernos a esclavizar, porque la nueva creación de Dios ya fue hecha con su poder en el plan que El tenia para la eternidad donde satanás ya no podrá intervenir.  Apo. 20: 1-3;  Apo. 20: 7-9;  Apo. 21: 1-5. 

 

No obstante satanás con sus engaños religiosos, ha logrado disfrazar sus mentiras como si fueran verdades para los incrédulos, y a la Verdad de Dios la ha disfrazado como si fueran mentiras y de ese modo ha mantenido a toda la humanidad incrédula esclavizada tanto de sus propios líderes, como esclavizada del mismo diablo y son esclavos con todo su corazón.  

 

Más en cambio encontramos que muchas de las verdaderas Iglesias, quieren enseñar las Verdades Bíblicas de un modo que no difieren mucho de las doctrinas humanas; en varios de los casos, en el sentido de que no sobrepasan mucho de lo terrenal natural humano.  Por ejemplo, si hablamos de lo que se enseña en cuanto a la autoridad o liderazgo en la Iglesia, y quienes deben estar bajo autoridad se les ha dado a los creyentes de un modo que es lo que estamos acostumbrados a ver en el mundo; que es un concepto meramente terrenal que parte de lo humano y no es precisamente algo Espiritual en la manera de ejercerla.

 

Nuestro Señor Jesucristo nunca hablo de que la autoridad en la Iglesia, tuviera que ser igual a la autoridad del mundo en la manera de ejercerla, más bien hablo de que tenía que haber una diferencia entre la autoridad del mundo y la de la Iglesia.

 

Mat. 18: 1-7.  Versos del 1 al 4.  En aquel tiempo los discípulos vinieron a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los Cielos?  Y llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: de cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entrareis en el reino de los cielos.  Así que, cualquiera que se humille como este niño, ese es el mayor en el reino de los cielos.

 

Mat. 20: 20-28.  Versos del 25 al 28.  Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad.  Más entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; como el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

 

Luc.  22: 24-27.  Hubo también entre ellos una disputa sobre quién de ellos sería el mayor.  Pero él les dijo: Los reyes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que sobre ellas tienen AUTORIDAD son llamados bienhechores; MAS NO ASI VOSOTROS,sino sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve.  Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve?  ¿No es el que se sienta a la mesa?  Más yo estoy entre vosotros como el que sirve.

 

1Ped. 5: 1-5.  Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participe de la gloria que será revelada: Apacentad la grey de Dios que esta entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; no como teniendo SEÑORIO sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.  Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.  Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: DIOS RESISTE A LOS SOBERBIOS, Y DA GRACIA A LOS HUMILDES.

 

Las autoridades en el mundo y todas las religiones falsas, su autoridad es estar por encima de todos, sin ninguna humildad se enseñorean y se ensoberbecen con toda la gente.

 

Pero la autoridad de los siervos de NUESTRO DIOSno es estar por encima de todos, sino con humildad ser SERVIDORES DE LA GREY DE DIOS; pero de verdad, no de labios para afuera.

 

Estos versos deberían de ser suficientes para que entendieran que la autoridad que Dios dio a sus ciervos no fue para estar encima de todo y de todos en el mismo sentido que los líderes del mundo lo hacen, sino con una actitud de humildad puedan capacitar a todos los que escuchan el consejo de Dios para que estén lo suficientemente informados y capacitados para que no caigan tan fácilmente como víctimas de los ataque y los engaños del diablo.

 

Solo en ese sentido es que Dios les ha dado toda autoridad para edificación y no para destrucción.  2Cor. 10: 1-8.

 

No estoy hablando de que no se deba instruir o recibir instrucción, se necesita instrucción tanto en el hogar como en la Iglesia, pero una autoridad dominante, posesiva no es comprensiva  es destructiva.  Esa no fue la instrucción que recibimos de los discípulos, ni de los apóstoles, mucho menos de nuestro Señor Jesucristo.

 

Eclesiastés 7: 7.  Esa forma de autoridad causa resentimiento tanto en el hogar como en la Iglesia, y un estancamiento en el conocimiento y la vida Espiritual tanto en el hogar como en la Iglesia.  2Ped. 3: 18.

 

Dios nunca hablo de esa forma de autoridad en la Iglesia.

 

Y si los líderes de las verdaderas Iglesias deben de estar en una posición de humildad.  ¿En qué posición creen que deben de estar los miembros en las Iglesias?  Ya miramos lo que La Biblia dice. De lo que se trata todo esto es que Dios quiere que le den a Él lo que le corresponde, toda honra y toda gloria.  Dios no comparte su gloria con nadie.  Isa. 42: 8.

 

Los miembros en las iglesias no son para adular o lisonjear a su líder, La Palabra de Dios no le da buena calificación a tal acción.  Pro. 28: 23;  Pro. 29: 5;  Pro. 16: 29.

 

Las palabras que más daño hacen no son las que vienen de forma ofensiva, son las lisonjas, las adulaciones; eso no causa ninguna humildad en los líderes.

 

Ningún líder en la Iglesia verdadera debería de recibir de ningún miembro alguna clase de adulación, exaltación, admiración excesiva o cierta clase de adoración, ni siquiera los Ángeles de Dios permitieron eso.  Hech. 14: 8-18;  Apo. 19: 9-10;  Apo. 22: 8-9. 

 

Luc. 14; 7-14.  Podemos notar que en el verso 11 habla de que el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido, y si en el verso 14 habla de recompensas hasta la resurrección de los justos; eso quiere decir que no es ahora la exaltación para que queramos hacerlo nosotros solos para que después tengamos que ser humillados cuando estemos con Cristo en su Reinado.  Eze. 44: 10-16;  Heb. 12: 14;  Mat. 20: 16;  1Juan 2: 28.

 

Sera Dios nuestro Padre quien nos exalte hasta la resurrección de los justos, como algo semejante a lo que hizo con su Hijo Jesucristo en Filipenses 2: 5-11.  En ese día cuando Dios nos exalte será cada quien en su nivel, ni más ni menos, porque Dios es justo.

 

Creo que es fácil hablar de que somos servidores y ciervos, pero con una actitud de que nadie puede mover un solo dedo o tomar ninguna decisión sin primero contar con nuestra aprobación, aunque muchas veces sean hermanos que guían sus vidas por la voluntad; y en la voluntad de Dios.

 

Yo no quiero incomodar a nadie, cualquiera que esté en su Iglesia y tiene paz con Dios en su alma y en su espíritu, y esta sirviendo a Dios: siga por ese camino.  Juan 14: 6.

 

Este estudio es para que todos hagamos conciencia y nos demos cuenta si estamos haciendo bien las cosas, que estemos seguros que nos estamos guiando por la  verdad con la libertad que Dios nos ha dado, y no por imposiciones ya sea personales o de alguien que lo que dicen nada tiene que ver con lo que dice Dios; o solo son filosofías que los enemigos de Dios han metido dentro de  nuestras Iglesias.

 

Ninguno que esté haciendo bien las cosas, tendrá razón alguna para incomodarse. 

 

Como un ejemplo de lo que sucede en algunas Iglesias, hay algunos líderes  que si algún miembro de su Iglesia desea viajar tan lejos de distancia como 3 o 4 horas, primero tienen que pedir permiso, y si les conceden el permiso se pueden ir si no, NO.

 

Hay hasta líderes de Iglesias Cristianas, que se han atrevido a decir que los miembros de la Iglesia que son el cuerpo de Cristo, sellados con El Espíritu Santo, que todos los que no son líderes que ellos no pueden servir a Dios directamente; que la única manera que tienen para servir a Dios es a través del líder de la Iglesia.  Para poder apoyar esa filosofía anti bíblica ellos tienen un verso, ese verso es Josué 1: 1.  Con un solo verso que tuercen en su interpretación mantienen atemorizada a toda la congregación, haciéndoles creer que no son libres, y que si quieren servir a Dios la única manera es a través del líder de la Iglesia.

 

El hecho de que en ese verso hable de Moisés siervo de Jehová, y Josué siervo de Moisés es porque Josué fue ayudante de Moisés pero no es que esté hablando de una pirámide para servir a Dios.  Num. 11: 28;  Exo. 33: 11.

 

Además otra cosa que no están tomando en cuenta es que en el Antiguo Testamento el Espíritu de Dios no era un sello como lo es hoy en día en el tiempo de la gracia con la Iglesia de Cristo.

 

¿Cómo podría ser parte del cuerpo de Cristo sellados con El Espíritu Santo, pero no poder servir a Dios directamente, sino a través del líder?  Eso no es lo que La Biblia dice.  Efe. 1: 13;  2Cor. 1: 21-22;  2Cor. 3: 3-5, y 17-18;  2Cor. 4: 6-7;  Gal. 4: 6-7;   1Ped. 1: 23;  2Ped.1: 4;  2Juan 1: 9;  1Juan 1; 3;  1Juan 2: 20-21 y del 24 hasta 27;  Rom. 8: 15. 

 

Yo me pregunto. ¿De dónde se habrán tomado tal autoridad?  ¿Habrán malinterpretado a Mat. 16: 19, para pensar que pueden atar y desatar, y que ese es el tipo de autoridad que Dios quería que tuvieran?

 

Ese verso no está hablando de eso, ese verso concuerda con Juan 20: 23, que por cierto el catolicismo romano como falsos religiosos, han tomado estos 2 versos para decir que Cristo les dio a ellos el poder para perdonar pecados.

 

La verdad es que no es ni lo uno ni lo otro, Dios nunca le ha dado autoridad a nadie en la tierra para que la lleven a tal extremo de pensar que cuanta cosa loca y necia se les ocurra, Dios las va a atar en el cielo, y ningún hombre tiene poder para perdonar pecados y menos cuando se habla de los hijos de la ramera de Babilonia.

 

Hay varios videos en el internet donde muestran grandes líderes mundiales religiosos, firmando acuerdos con el papa, entregándole en las manos millones de personas sin primero detenerse a pensar si hay alguien que no está de acuerdo porque ellos creen que todos esos millones de personas son de su propiedad, o creen que ellos son los dueños de la humanidad.  Es demasiado lo que estos enfermos  de la mente y podridos de corazón han hecho, para que todavía algunos líderes de la verdadera Iglesia no puedan darse cuenta de lo malvado que es eso, sino que todavía hay quienes tienen esa actitud de creer que ellos tienen potestad sobre sus congregaciones.

 

El único que tiene potestad en el cielo y en la tierra es nuestro Señor Jesucristo.  Mat. 28: 18-20.  Esto es lo que llamamos la gran comisión y no fue dada solo a los líderes, fue dada a toda la iglesia. 

 

El Dios verdadero dice todas las almas son mías.  Eze. 18: 4.

 

2Ped. 2: 1.  Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negaran al Señor que los rescató, atrayendo sobre si mismos destrucción repentina.

 

2.  Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado

 

3.  Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas.

 

Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.   

 

Y hablando de Juan 20: 23.  Lo que Cristo confiere en este caso a los discípulos, a su Iglesia, es la potestad de declarar  con autoridad no en su propio nombre sino en el nombre de Cristo; que hay perdón para el pecado de los hombres.  Pero eso no se lo confiere a una iglesia falsa, ni es para que un verdadero siervo de Dios se haga señor del lugar donde Dios le ha puesto a servirle.

 

Con excepción de nuestro Señor Jesucristo y los cristianos líderes primitivos, creo que ya no hay niños como los niños que Cristo hablo en Mat. 18: 1-4.  No hay servidores ni siervos en el sentido del liderazgo, solo hombres que muchos de ellos ejercen su liderazgo bajo un principio igual que el mundo, o igual que todas las falsas religiones porque no quieren obedecer a lo que Dios dice; si quieren pueden decir que no es cierto PERO LO ES.

 

Si abrimos los ojos para poder mirar claro y estudiamos el carácter que tiene la autoridad del mundo, lo digo hablando del sistema malo de lo que en el mundo llaman autoridad, no lo que Dios estableció; (Rom. 13: 1-5)  al leer estos versos ponle atención en los versos 3 y 4, para que entiendan que no todo lo que el mundo llama autoridad es algo que Dios estableció en el buen sentido de la palabra autoridad.

 

La autoridad de Dios es justa no injusta y está por encima de cualquiera que sin tomar en cuenta lo que Dios dice se toman la autoridad a su manera, ya sea autoridad que tiene que ver con el mundo o con La Iglesia, por lo que si un hombre ejerce autoridad injusta; no cuente con que Dios lo apoye en tal caso o que esa sea la voluntad de Dios agradable y perfecta.  Todos los creyentes en Cristo deberíamos de saberlo eso, pero hay quienes parecen no entenderlo.  Efe. 6: 1-9;  Col. 3: 21-25.

 

Hasta cierto punto se puede entender cuando alguien del mundo sin conocimiento de Dios no esté haciendo bien como autoridad.  Pero jamás podré entender que algunos líderes en la Iglesia verdadera, que tienen tanto conocimiento de Dios y tanta experiencia, que estén haciendo igual que el mundo para ejercer autoridad cuando Dios dice claramente que esa no es la manera.    

 

Se dice que cuando las autoridades terrenales infunden temor al malo, que eso es abuso de autoridad, pero el abuso de autoridad es cuando se asocian con el malo para infundir temor o destruir al bueno, y los que hacen eso no son las autoridades que Dios estableció; normalmente son los que se venden con los enemigos de Dios.

 

Una verdadera autoridad no se vende, ni en el mundo ni en La Iglesia. 

 

La verdadera autoridad son los que todavía escuchan a su consciencia, los que saben que por encima de las ganancias materiales está de por medio el tener un buen nombre y una buena fama, que vale más que todo el oro del mundo; quizás ya no haya muchos así.  Pro. 22: 1.

 

Apo. 17: 3-18.  Los poderosos los dueños de la maldad en el mundo son de lo más déspotas, que finalmente pretenderán que un solo hombre mande y ordene en todo el mundo.  ¿Sera esto a lo que Cristo se refirió en Marcos 8: 36, cuando dijo?  Porqué ¿que aprovechara el hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?

 

El despotismo en la autoridad no es algo que viene de Dios, eso definitivamente viene del hombre o mejor dicho del diablo, aunque también debo decir que nos estamos acercando al final donde ya se está dejando ver el carácter del gobierno del anticristo, pero Dios mismo está en medio de todo esto; porque esto será parte del gran juicio de Dios para este mundo.  (Lamentaciones 3: 37-38.  ¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mando? ¿De la boca del Altísimo no sale lo malo y lo bueno?) 

 

1Ped. 2: 18-20.  Los criados tienen que estar sujetos y respetar a sus amos, hasta los que son difíciles de soportar.

 

Podríamos decir que los que son difíciles de soportar, seria en el caso de que sean amos, patrones o mayordomos incrédulos; pero no siempre resulta así.

 

¿Amos, patrones o mayordomos creyentes difíciles de soportar?  Gal. 5: 22-26.

 

Siendo así, alguien que es difícil de soportar y que le hace la vida imposible a los demás, eso tiene que ver con alguien que dirige su vida en su naturaleza carnal no la Espiritual; y con esa misma naturaleza carnal están dirigiendo su vida los criados u obreros que no se sujetan y no respetan a sus amos patrones o mayordomos.  Mat. 11: 28-30.  

 

A Dios solamente se le puede agradar y servir con humildad, no se puede agradar ni servir a Dios si apoyamos jerarquías o anarquías.

 

Pro. 29: 1.  No podemos callar a lo que dicen todos estos versos.  El despotismo el orgullo y la soberbia, no se mesclan con la obra de Dios, por supuesto que esto no lo digo por los que nada tienen que ver con esto; pero si lo digo por aquellos que al leer esto se enfurecen: por algo ha de ser.  Gen. 4: 7.

 

No podemos engañarnos solos diciendo que estamos enseñando a nuestros hermanos en Cristo todo el consejo de Dios, si empleamos el mismo sistema del mundo para ejercer autoridad.

 

1Ped. 5: 2-3.  Creo que muchos por su falta de humildad no pueden entender que a la grey de Dios, no se le debe apacentar como teniendo señorío sobre ellos. 

 

Y también cabe preguntar.  ¿Sera esa la razón de porque la mayoría de los miembros en nuestras Iglesias para no ser tratados ásperamente, se hacen esclavos de los hombres de todo su corazón habiendo entendido equivocadamente que eso es lo que significa ser fieles a Dios?

 

La situación esta tan mal ante la mayoría de los creyentes, que si La Biblia dice algo pero el líder de La Iglesia dice otra cosa apegándose mas a un sistema que a lo que dice Dios, le hacen más caso a lo que dice el hombre que a lo que dice La Biblia.

 

A esa esclavitud la han disfrazado con el argumento de que eso es fidelidad a Dios, y eso mismo les ha impedido conocer la verdad a fondo en cuanto a este tema de que sus almas ya son libres, no para hacer su propia voluntad si no la voluntad de Dios, y no para tener que ser empujados por alguien a hacer la voluntad de Dios; sino voluntariamente.

 

Sujetarse a la voluntad de Dios eso es ser libres, cualquier otra cosa aparte de eso, como por ejemplo: vivir en el desenfreno, haciendo las cosas que Dios condena, eso es quedar esclavizados por el diablo, si por ahora no lo miran así un día sabrán que así era.

 

Ser esclavos de los hombres, eso nada más es otra forma de ser esclavos del diablo porque de ahí vienen todos los engaños y manipulaciones o todo lo malo que existe en el mundo.

 

Las almas de los creyentes ya son libres, no hay ninguna razón para que alguien sea esclavo de los hombres.

 

Y los que no son creyentes todavía, no hay ninguna razón para seguir esclavizados por hombres y por el diablo, que con sus religiones no tienen ninguna garantía de poder salvar sus almas.

 

Gracias a la obra de Cristo, nosotros los creyentes ya tenemos la seguridad de que Dios aplastara la cabeza de satanás debajo  de nuestros pies (Romanos 16:20).

 

LA SIMIENTE DE LA MUJER ES CRISTO JESÚS, Y LE HIRIO EN LA CABEZA A SATANAS.  (Gálatas 4:4-5;  Apocalipsis 12:1-5)

 

Tal y como Dios le dijo a satanás que pondría enemistad entre la simiente de la mujer, y la simiente o descendencia espiritual del diablo, es decir todos los que están en contra del Dios verdadero, incluyendo humanos y los ángeles  caídos todos están   en tinieblas.  Juan 1:5,11; Juan 3:19-21.

 

Muchos creyentes en Cristo se han dejado engañar e intimidar por una falsa filosofía que se ha metido en la Iglesia, al hacerles creer que a los inconversos no se les debe ofender hablándoles del juicio de Dios, que hay que hablarles del amor de Dios para que no haya desavenencia o enemistad; y hasta te dan el verso de Mat. 22: 36-40.  Pero en La Biblia no hay contradicciones, el hecho de que el mandamiento habla de amar al prójimo, eso no significa que Dios ya ha olvidado lo que le dijo a la serpiente en Gen. 3: 15.

 

Mat. 5: 43-46;  Rom. 12: 17-21.  La Biblia habla de amar a los enemigos y que en lo que dependa de nosotros debemos de estar en paz con todos los hombres, pero hay veces en que no depende de nosotros. Pero aunque estemos en paz con los demás, de todos modos hay enemistad porque nosotros seguimos a Cristo y ellos al diablo, aunque por el momento ellos no lo vean así.

 

También La Biblia habla de los enemigos de la cruz de Cristo.  Fil. 3: 17-19.

 

La mejor manera de amar al prójimo o a los enemigos, es advertirles del juicio de Dios, para que puedan ser salvos.

 

Efe. 6: 12-17.  Nuestra lucha no es contra la gente, es contra satanás, contra sus demonios, contra malos espíritus; pero cuando la gente está en medio del fuego cruzado y luchando a favor del diablo es imposible que se vallan sin ningún rasguño.

 

Nosotros los creyentes ya no estamos en tinieblas, no estamos ciegos, no estamos caminando de noche para vivir y actuar de la misma manera que los incrédulos.  1Tes. 5: 5;  Efe. 5: 8.

 

A los judíos que se opusieron a Cristo, Él les declaró que eran HIJOS DEL DIABLOo sea simiente de la serpiente (Juan 8:41-48)  Esta enemistad sigue en pos entre los que aman las tinieblas y los que aman la luz.

 

En la actualidad hay quienes hablan lo que no es, y se refieren a la simiente de satanás como reptiles.  No existe tal cosa, no hay que ser reptiles para estar contra Dios.  Si no estás seguro de que por medio del evangelio de nuestro Señor Jesucristo, (el evangelio para que sea de Cristo tiene que estar correcto, no debe tener añadiduras) si no sabes y  no estás bien seguro de que tu alma ya no va a ir al infierno, es porque todavía no eres de Dios, y si no eres de Dios es porque eres del diablo aunque no seas reptil.  La verdad es que el engaño de satanás no tiene límites, pero deben de saber que todo aquel que quiera puede venir a Cristo, y lo que Dios les cambia es el corazón para ser hombres de Dios; no el pellejo para dejar de ser reptiles.  Eze. 36: 23-28.

 

Según el comentario de Scofield de cómo la humanidad fue esparcida sobre la tierra cuando Dios confundió el lenguaje en Babel: (Si esta correcto el comentario o no, al fin de todos modos lo que si es cierto es que fue Dios quien los esparció a la fuerza desde Babel; no fue por voluntad de ellos mismos cualquier creyente verdadero sabe eso)

 

Gen. 10: 2.  De estos 7 hijos de Jafet, Gomer es progenitor o Padre de los antiguos cimerios y cimbros, de quienes descendieron la familia celtica.

 

Si nos pusiéramos a estudiar la historia humana encontraríamos varios nombres de razas. 

 

De los Celtas es que ahora Miramos la adoración a satanás por medio del halloween.

 

De Magog descendieron los antiguos escitas o tártaros, cuyos descendientes predominan en la Rusia moderna.

 

De Madai vinieron los antiguos Medos.

 

Javán es el progenitor o Padre de los pueblos que poblaron Grecia, Siria, entre otros.

 

Los descendientes de Tubal poblaron la región al sur del mar negro de donde se esparcieron al norte y al sur.  Es probable que Tobolosk  perpetúa el nombre de la antigua tribu que habito allí.  Parte de esta raza pobló España.

 

Mesec Progenitor de una raza que se menciona en relación con Tubal, Magog otras naciones del norte.  Hablando en términos generales, Rusia es la antigua tierra de Magog, Tubal y Mesec, si se excluyen los territorios conquistados por Pedro el Grande y sus sucesores.

 

El último hijo de Jafet es Tiras, progenitor de los tracios.

 

De estos 7 hijos de Jafet descendieron los goyim (Heb.), o sea las naciones gentiles.  El termino goyim, que algunas veces se traduce “pagano”, no se refiere de ninguna manera a la religión de estas naciones, y significa simplemente “no israelitas” o “extranjeros”.

 

Gen. 9: 1.  Dios les había dicho a Noé y a sus hijos Que se multiplicaran, que llenaran toda la tierra.

 

Pudieron haber sido libres, multiplicarse y esparcirse bajo la bendición y la voluntad de Dios, pero la humanidad, se desvió esclavizándose con Nimrod en la construcción de Babel: tal parece que no hay nada nuevo en la actualidad todo sigue igual.  Gen. 11: 1-9;  Ecl. 1: 9.

 

Por esa razón ahora leemos en La Biblia que Dios tuvo que confundir el lenguaje para obligarlos a esparcirse, y en cierta forma ya sin la bendición de Dios en plenitud, porque se habían revelado en contra de Dios.  Hech. 14: 16-18. 

 

Hech. 17: 26-31.  Todas esas gentes sin el Dios verdadero y adorando y sirviendo a dioses falsos, y esclavos de su pecado se esparcieron tomando el rumbo que cada quien quiso porque ellos creían que eran libres.

 

Pero como desde el principio a diferencia de lo que el diablo les ha hecho creer, Dios dice otra cosa.

 

La Palabra de Dios usando al rey de Babilonia como la mirilla que a satanás apunta porque después de todo, las malas obras en los hombres son obras de la naturaleza caída, u obras del mismo satanás.   

 

Dios declara la verdad a todo el mundo en Isa. 14: 4-6, y del 12 hasta el 17.

 

Cuando la Biblia dice que satanás a sus presos nunca abrió la cárcel, entonces la humanidad incrédula nunca han sido libres como ellos creen, y nunca lo serán a menos que vengan a Cristo.

 

En esos tiempos cuando la humanidad se unió para la construcción de Babel, cuando ya parecía agotarse la gente que amaba, seguía y serbia a Dios, Dios escoge a Abram.  Gen 12: 1-3.

 

Gen. 15: 13-16.  Hay una frase que dicen por ahí: Sobre aviso no hay engaño, es decir que ya estaban advertidos.

 

Pero ya en el Exodo Dios los sacaría de Egipto usando a Moisés como líder.  Exo. 3: 1-11.

 

A quien también Dios le dio la ley.

 

Exo. 3: 17;  Deu. 20: 10-20.  De acuerdo con estos versos por causa de su perversión e idolatría, y por mandato de Dios podemos mirar a quienes deberían de destruir sin dejar rastro de ellos para poseer la tierra que Dios les prometió.

 

Pero también esos versos hablan de a quienes Dios les mando perdonarles la vida.   

 

Deu. 18: 9-14;  2Rey. 17: 7-12.  Lo primero que Dios les dijo que no hicieran, fue lo primero que hicieron.

 

Deu. 32: 15-21.  Pudiendo estar en comunión con Dios, libres en el espíritu, libres en el alma, libres en su conciencia, pero en lugar de eso se pusieron a sacrificar y adorar a los demonios.

 

1Sam. 8: 1-8;  Ose. 13: 10-11.  Pudiendo tener a Dios como rey, pero mejor pidieron un rey como las naciones enemigas para en lugar de ser libres quedar esclavizados a los hombres.  1Sam. 8: 9-22.

 

Jue. 2: 16-23.  Todo lo que Dios quería hacer por su pueblo era en vano.

 

1Rey. 8: 11-30.  Salomón edifico casa a Jehová, y fue la misma que profanaron.  Eze. 22: 23-31;  2Cro. 7: 12-20.

 

Cuando Cristo vino, leemos en Rom. 3: 1-4.  ¿Qué ventaja tiene, pues, el judío?  ¿O de que aprovecha la circuncisión?  Mucho, en todas maneras.  Primero, ciertamente, que les ha sido confiada la palabra de Dios.

 

¿Pues qué, si algunos de ellos han sido incrédulos?  ¿Su incredulidad habrá hecho nula la fidelidad de Dios?  De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, Y venzas cuando fueres juzgado.   

 

El hecho de que algunos Judíos hayan sido incrédulos, eso no cambia el que fue a ellos a quienes Dios les confió su Palabra, a ellos y a nadie más de entre todas las razas del mundo.

 

Dios es veras y todo hombre mentiroso

 

Como la salvación vino a este mundo por medio de los judíos, por eso no es de sorprendernos que la mayoría del mundo dirigido por el diablo, odia a los judíos porque por los judíos alcanzamos salvación nosotros los gentiles.

 

Juan 10: 30-35;  Juan 8: 23-25.   

 

Mat. 21: 33-46.  Los principales sacerdotes y los fariseos estaban apoderados, manipulaban y explotaban al pueblo de Dios enriqueciéndose a costa de ellos, y como nuestro Señor Jesucristo vino a librarlos de ellos; por eso pensaron en matar a nuestro Señor Jesucristo hasta que finalmente lo hicieron.

 

Pero tenía que suceder que Cristo muriera para la salvación de todos los que obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo.

 

Juan 4: 19-24.  Todos aquellos que hemos venido a ser salvos encontramos la salvación que venía de los Judíos, y no hay ninguna razón para tomar el mismo patrón de conducta religiosa del mundo gentil donde todos quieren controlar, mandar, ordenar, y manipular.  Mat. 20: 25-28;  1Cor. 3: 1-11.

 

Mat. 23: 37-39, comparémoslo con Apo. 18: 20-24. 

 

De acuerdo con estos versos.  ¿Quiénes fueron los que mataban a los profetas y apedreaban a los que les eran enviados, y aun finalmente también crucificaron a nuestro Señor Jesucristo?

 

Fueron la gente de Jerusalén presionados por los principales sacerdotes y por los ancianos que pidieron la crucifixión de Cristo, que se suponía eran el pueblo de Dios pero a muchos judíos Cristo les dijo que ellos eran hijos del diablo por  no aceptar la verdad de Dios, y por su alianza con los romanos o los peores enemigos de Dios.  Mat. 27: 15-25.

 

Lo digo para que entendamos que en medio de la gente que sirve a Dios de puro corazón, hay quienes nunca han sido de la verdad aunque así lo aparentan, y son ellos mismos los que se han encargado de meter fábulas, filosofías, mentiras que las hacen pasar como si fueran verdades, y rudimentos mundanos en medio de La Verdadera Iglesia.  1Tim. 1: 3-4;  2Tim. 4: 3-4;  Col. 2: 8.

 

Seamos claros: que alguien doctrinalmente sea de la verdad eso no garantiza que por siempre permanecerá ahí, especialmente si no nos damos cuenta que Espiritualmente podemos dormirnos.  Tenemos que ser conscientes de nuestras imperfecciones como humanos para que a veces nos examinemos para ver si seguimos en la verdad o si ya nos hemos apartado.  Muchos por simple descuido y a veces por conveniencia han usado la biblia pero dándole una curva, y han formado conceptos que no son de la verdad, y los usan como algo que Dios dice pero no es así; ha sido de ese modo que muchas Iglesias se han estado apartando de la Verdad de Dios.

 

Lo peor de todo es que no se han dado cuenta de eso, y si alguien quisiera decirles que se están apartando del camino de Dios dirían que no es verdad y se apartarían más.

 

El control en exceso de los unos hacia los otros es un concepto que muchos creen que viene de Dios, pero no hay nada más lejos de la verdad como eso.  Eso no es algo que Dios haya apoyado alguna vez como cosa de su perfecta voluntad.  1Samuel capítulo 8.

 

Ya hemos mirado que el controlar o esclavizar los unos a los otros no es nada nuevo, y no es algo que viene de Dios eso viene del diablo, porque los judíos tomaron la costumbre de tener un rey que los controlaría igual como controlaban a los paganos es por eso que toda la humanidad está habituada de corazón a vivir de tal manera; pero entre nosotros con la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo debería de ser diferente pero estamos igual que el mundo.

 

Por la ignorancia o la ingenuidad o el descuido en La Iglesia Verdadera por adoptar principios mundanos, y porque toda nuestra vida hemos estado habituados a eso es por eso que ni siquiera lo han notado, o lo han tomado como algo muy normal, la verdad es que todo el concepto de autoridad ha sido copiado del mundo, y en la mayoría de los creyentes en Cristo se ha pensado que la fidelidad a ese sistema es fidelidad a Dios.

 

En cuanto al evangelio de nuestro Señor Jesucristo como muchas otras cosas hablando doctrinalmente se puede estar en la verdad nada anula la salvación, pero se han equivocado cuando sin darse cuenta por causa de filosofías y principios anticristianos, se han tomado el derecho de decir que nadie puede mover un solo dedo o hacer nada sin el permiso de ellos; aunque alguien sea capaz de hacer cosas y dirigir sus vidas que están dentro de la voluntad de Dios.  1Tim. 3: 1-13.

 

No todos los que somos de la verdad estamos ciegos, aunque hay quienes nos quieren ver ciegos porque ellos hasta cierto punto lo están.  Mat. 15: 12-16;  Hech. 20: 17-38.

 

No todos los libros que tienen en los colegios Bíblicos grandes y de mucha fama esta correcto todo lo que escribieron, porque siguen el mismo patrón religioso de la ramera de Babilonia con la cual han fornicado todos los reyes de la tierra.  Apo. 17: 1-2. Muchos de esos libros de los colegios grandes y famosos, en lugar de enseñarles la libertad en Cristo y que su fidelidad fluya directamente a Dios, solo enfatizan más en un sistema que lejos de hacer libres a los creyente en Cristo; los esclavizan siguiendo enseñanzas de hombres donde su fidelidad ya no es directamente a Dios sino a un hombre.  Mat. 15: 7-9.

 

Tal vez haya quienes se han dado cuenta de eso pero prefieren callárselo, pero si en su mayoría creen estar haciendo lo correcto por eso todos viven y hacen de una misma manera.  Juan 7: 14-18.

 

Hay un sistema bien establecido del que nadie nos hemos escapado por lo menos en algún momento de nuestra vida, pero pensándolo bien el mundo engañado por el diablo su propósito no es estorbarse a sí mismo en el mundo religioso, su propósito es estorbar a La Verdadera Iglesia para que nadie más conozca la verdad y a Cristo como Señor y Salvador.  Juan 14: 6;  Rom. 3: 10;  Rom. 3: 23;  Rom. 5: 8;  Rom. 10: 9-13.

 

Todos los creyentes en Cristo tenemos que entender que ser fieles a Dios y servir a Dios es una conformidad y una voluntad personal, donde uno puede dirigir su propia vida por lo que está escrito en Las Santas Escrituras.  La fidelidad y el servicio a Dios no es vivir y actuar como robots, tenemos que ser conscientes no inconscientes de que la fidelidad y el servir a Dios, es voluntario sin tener que ser empujados por nadie; si tienes que estar empujando a alguien definitivamente es porque esa persona no es fiel.  Le han hecho creer a la congregación que el pastor es para estarlos empujando a que sirvan a Dios, y de ese modo mantienen ese estricto control poniendo en sus mentes el pensamiento de que Dios tiene al pastor para estarlos empujando a que sigan a Dios pero no necesariamente es Dios quien está controlando sus vidas.  (Juan10: 27)  Cada quien, ya sea como padres o como hijos, para ser fieles a Dios no debe de haber intermediarios, el único mediador entre Dios y los hombres es Cristo mismo. (1Tim. 2: 5)  Estar sujetos a Cristo es el principal propósito de la vida cristiana, y no tanto estar sujetos a un hombre que en la mayoría de las personas es quien ha tomado toda la autoridad en la Iglesia, autoridad que solo a  Cristo le corresponde.  Esa es la realidad ¿Para qué nos engañamos?

 

O cuando los hermanos y hermanas de algunas Iglesias dan testimonios, de quien se expresan más y mejor, ¿De Cristo o del pastor?  Aunque el pastor este haciendo lo suyo de todos modos la honra y la gloria tiene que ser para Cristo, pero que sea algo de todo corazón no solo una imitación, porque no se puede de vez en cuando dar testimonios de dos o tres minutos hablando bien de Cristo y vivir el resto del año amando al mundo.  He ahí el problema de estar siendo fieles al pastor, pero no fieles a Dios. 

 

Si enseñamos a nuestros hijos a amar a Dios, a tenerle temor a Dios, y a servirle, también van a amar, honrar y respetar a sus padres.

 

Heb. 13: 17.  En este verso dice: Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas.  La palabra velad: aparte de orar por la Iglesia significa ser un vigilante, pero nadie lo ha tomado de esa manera, sino que todas las Iglesias cristianas lo han tomado como que si el pastor fuera el único sellado por el Espíritu Santo, algo así como un Moisés en el desierto guiando al pueblo judío.  Entonces para ellos velar, quiere decir que el pastor está guiando la Iglesia igual que Moisés guio a los Judíos, y para fortalecer esa filosofía, hasta se han atrevido a decir que la Iglesia todos ellos son como un montón de ovejas tontas que necesitan ser guiadas todo el tiempo.  No hay contradicciones en La Biblia, encuentra la concordancia, esto concuerda con lo que dice Efe. 4: 7-32.  Comenzando por capacitar a cada hermano en el pleno conocimiento de Cristo nuestro Señor y Salvador para que no se vayan detrás de cualquier doctrina falsa.  Si aparte de esos versos no tuviéramos más Biblia, esto sería más que suficiente para que entendamos cuales son las áreas en las que hay que velad.  El énfasis esta en enseñar acciones Espirituales para que ellos solos las obedezcan, no en tener que estar encima de la gente.  Si el pastor hiciera su trabajo de lo que esos versos están diciendo, La Iglesia conocería más a Cristo y le seguirían sin tomar ningún camino equivocado.  Cada hermano, cada hermana, seguiría la voluntad de Dios sin meterse en problemas o en cosas que pudieran destruir su vida cristiana, porque Cristo lo es todo.  Mas ahora, si quieren seguir pensando que La Iglesia que Cristo compró  con su sangre son un montón de ovejas tontas que necesita estar siendo dirigida por un hombre todo el tiempo, pues entonces eso es lo que van a tener, pero jamás en mi vida yo había escuchado cosa más absurda.  Sal. 48: 9-14.

 

Si todos los pastores estuvieran haciendo su trabajo como debe de ser, eso destruiría el millonario negocio de los colegios “Cristianos”, para que ya no les estén llenando la mente y el corazón a sus hijos de filosofías y rudimentos mundanos.

 

No estoy diciendo que no hayan salido buenos hombres de los colegios, el campo fértil es el corazón del mismo estudiante que tiene para servir a Dios, y Dios va a bendecir esa voluntad este donde este, pero con todo y eso lo que La Biblia habla de la autoridad del hombre de Dios, espero que entiendan que no han enseñado lo que La Biblia dice.

 

La Biblia dice en 1Tim. 5: 17.  Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.  Pero con todo y esto, los hijos tienen que tener en su corazón un lugar especial para sus padres, lugar que nadie más debe tomar después de Dios. 

 

En Mat. 10: 34-36, habla de que los enemigos del hombre serán los de su casa, hablando de padres Cristianos e hijos incrédulos, o hijos Cristianos de padres incrédulos.  Podrá haber disensión y enemistad entre padres e hijos cuando alguien de los dos es incrédulo o creyente, pero entre padres e hijos creyentes debe de haber un lugar especial en el corazón de los padres hacia los hijos,  y de los hijos hacia los padres; pero no debe de ser algo que está en competencia para que alguien más quiera tomar ese lugar.

 

Efe. 5: 22-33.  Las hermanas en Cristo en la iglesia es a sus esposos a quien deben de estar sujetas más que a ninguna otra persona, por lo tanto todo líder Espiritual al aconsejar a un matrimonio tiene que tomar en cuenta el liderazgo de ese hombre en su hogar, y no irse más allá de lo que Dios dice; un buen líder entiende y sabe respetar el derecho ajeno. 

 

Cuando una pareja se unió en matrimonio, los dos él y ella son una sola carne, y nadie más cabe ahí.  Esto no es una opinión mía, desde que yo fui salvo hasta el día de hoy, casi hace 40 años, siempre que escuche a alguien predicar o enseñar La Palabra de Dios decían que La Palabra de Dios se tiene que respetar; y lo mismo digo yo ahora, respeten La Palabra de Dios.  Si no vamos a respetar La Palabra de Dios, entonces para que enseñarla o predicarla.

 

La pura verdad se oye diferente, ¿No?

 

¿Cuántos al leer esto estarán de acuerdo, o es que saldrá a relucir su egoísmo?

 

Un ejemplo de lo que en La Iglesia debería de ser el liderazgo, está en Jos. 8: 10.

 

Levantándose Josué muy de mañana, paso revista al pueblo, y subió el, con los ancianos de Israel, delante del pueblo contra Hai. 

 

Josué, junto con los ancianos de Israel, iba delante del pueblo.  Nadie tiene dudas de quien era el líder, todos sabían que su líder era Josué, aun los mismos ancianos lo entendían y lo aceptaban por eso tenían el título de ancianos; pero todo el pueblo también miraba a los ancianos como líderes aunque no por encima de Josué.

 

Hoy en día lo que dicen es que una Iglesia que tiene dos cabezas, es un monstruo, haciendo referencia a que en una Iglesia no puede haber más de un líder o un pastor.

 

He conocido hombres de Dios a los cuales yo admiro y respeto mucho, pero también he conocido Iglesias con un solo líder que no tienen que tener dos cabezas para que sean un monstruo, y lo digo hablando de la manera en que ejercen su autoridad.  También debo decir que no todas las Iglesias que nada más tienen un pastor se han ganado esa calificación, estoy hablando de casos extremos.

 

A pasado que cuando pierden toda humildad y sensibilidad Espiritual se llenan de soberbia, también cometen pecados que a veces ni los incrédulos hacen.  Todos sabemos eso pero nadie se atreve a decirlo porque los miran como hombres sagrados a los que no pueden tocar ni decir mal de ellos aunque hayan caído en disolución.  El apóstol Pablo dijo que los ancianos que gobiernan bien, son los que deben de ser tenidos por dignos de doble honor.  No todos los ancianos. 

 

No olvidemos que una autoridad Espiritual está basada en la nueva naturaleza, en un nacimiento Espiritual muy separado del nacimiento humano.  Juan 3: 6. 

 

La autoridad Espiritual no está basada en la naturaleza humana corrompida.  Gal. 5: 16-26.

 

El apóstol Pablo dice en 2Cor. 5: 16.  De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne; y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así.

 

2Cor. 10: 3-6.  Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos  y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar todo desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

 

Miráis las cosas según la apariencia.  Si alguno está persuadido en sí mismo que es de Cristo, esto también piense por sí mismo, que como él es de Cristo, así también nosotros somos de Cristo.

 

Porque aunque me gloríe algo más todavía de nuestra autoridad, la cual el Señor nos dio para edificación y no para vuestra destrucción, no me avergonzare. 

 

No estamos luchando a favor de nuestras obras muertas echas en nuestra naturaleza humana.

 

Si no miramos las cosas según lo que está escrito en Las Santas Escrituras, entonces ya sabemos a cuál naturaleza estamos obedeciendo.

 

1Cor. 16: 15.  Hermanos, ya sabéis que la familia de Estéfanas es las primicias de Acaya, y que ellos se han dedicado al servicio de los santos.  Es decir que servían a los hermanos en Cristo, a todos no solamente a los líderes.

 

Verso 16.  Os ruego que os sujetéis a personas como ellos, y a todos los que ayudan y trabajan.

 

El apóstol Pablo está hablando de una sujeción que no necesariamente es a pastores, porque incluye a esta familia y a todos los que les ayudaban y trabajaban.

 

No era una sujeción casi como decir (MY LORD O MI SEÑOR).  Eso es lo que hoy en día miramos en varias Iglesias cuando ha sucedido que un solo hombre lo es todo, y toda la congregación tiene admiración excesiva por ese hombre.

 

Estas pequeñas congregaciones no eran un monstruo, solo porque Pablo les dice que se sujeten no solo a un hombre sino a toda esa familia, y a todos los que ayudaban y trabajaban.  Mat. 18: 20.  Si es Cristo quien está en medio de ellos.  ¿Quiénes son los que serían capaces de tacharlos?  Piensen en eso, porque se ha metido al corazón de todos los creyentes incluyendo pastores, que una Iglesia para que sea de Cristo tiene que ser una Iglesia que crezca a pasos agigantados, y si esa Iglesia nunca crese a más de dos o tres miembros como dijo nuestro Señor Jesucristo; para ellos en esa Iglesia no está Cristo.

 

Tito 1: 5-9.  No estoy deshaciendo el hecho de que en las Iglesias tienen que tener  pastores, lo que estoy diciendo es que muchos creen que ser un líder Espiritual es tratar a los de más como a esclavos, y la mayoría de los creyentes en las congregaciones les encanta estar esclavizados a los hombres porque creen que así es la fidelidad a Dios.

 

Como pueden ver, alguien con mucha sutileza nos metió en ese sistema, porque lo que yo leo en La Santa Biblia es totalmente diferente.

 

Sistema = a conjunto ordenado de normas y procedimientos que regulan el funcionamiento de un grupo o colectividad.

 

 

 

Conjunto de reglas, principios o medidas que tienen relación entre sí.

 

 

 

Sal. 2: 1-12.  En este Salmo podeos mirar por qué todas las religiones del mundo, aparte de las doctrinas o enseñanzas de cada una de ellas, es obvio que todas quedaron bajo el mismo sistema de autoridad.  En pocas palabras, un sistema es mantener a todos dentro de reglas impuestas ya sea por autoridades del gobierno, o autoridades de líderes religiosos que para que todos muestren sujeción y fidelidad, tienen que mantenerse dentro de esas reglas sin quebrarlas aunque eso signifique quebrar las regias de Dios.  La verdad es que me quedo impresionado al ver tanta conformidad, y lo fácil que ha sido para los enemigos de la verdad mantenerlos a todos bajo ese sistema sin que nadie note que la autoridad en sus Iglesias, ni siquiera se le acerca un poco a lo que Cristo dijo que debería de ser la autoridad en La Iglesia.

 

 

 

Cuando se habla de autoridad religiosa, todos tienen un mismo sistema sin importar si esas Iglesias son Verdaderas o falsas.

 

Hech. 7: 51-60; Hech. 8: 1-3; Hech. 9: 1-2; Hech. 26: 1-11; Hech.  22: 3.  Saulo fue un hombre poderoso en el mundo sin Dios.

 

Religiosamente hablando Saulo de Tarso era intachable.  Fil. 3: 3-6.  Pero después de que Cristo lo alcanzo ahora como el apóstol Pablo; Pablo dijo que todo en el mundo, su poder lo que en la carne religiosamente él era, dijo que todo era basura.  Fil. 3: 7-9.

 

La autoridad de Dios no se trata de un poder del mundo en la carne, se trata de una humildad dada por Dios.  Hech. 9: 3-20.

 

Quién iba a pensar que un hombre tan soberbio y duro de corazón como fue Saulo de Tarso, y después Pablo, que pudiera llegar a escribir lo que escribió en 2Cor. 6: 1-10.

 

El libro a los Hebreos es una carta anónima, y se cree que fue el apóstol Pablo quien la escribió.

 

Heb. 11: 1-40.  Pero en los versos del 36 al 40 habla de hermanos en la fe que aunque con el poder y la autoridad de Dios Espiritualmente hablando, no en la carne, fueron menospreciados y muertos por el mundo, ellos sufrieron mucho.  En sí, toda la Iglesia, al principio y mucho después sufrió mucho, no fue como la idea que se tiene hoy en día en tiempos modernos, que creen que los lideres tienen que ser grandes y poderosos, que nunca sufran que no batallen para nada.

 

Creo que nos hemos conformado a este siglo.  Rom. 12: 2.

 

El apóstol Pablo desde su conversión hasta su muerte, nunca volvió a pensar igual que el mundo, Tanto el apóstol Pablo como nuestro Señor Jesucristo, hablaron de la humildad como la autoridad dada por Dios.

 

Pablo dijo: la autoridad que me ha sido dada para vuestra edificación y no para vuestra destrucción, la humildad es lo único que edifica la obra de Dios, no la soberbia del mundo. 

 

1Tim. 3: 1-6.  La actitud de un neófito no necesariamente es alguien con poco conocimiento Bíblico hablando de letras, más bien, es aquel que se enorgullece, se ensoberbece por encima de los demás, se jacta y se vanagloria. Eso tiene que ver más bien con poco conocimiento Espiritualmente halando, aunque en letras aparentemente tengan mucho conocimiento.

 

Fil. 2: 3.  La idea en la fidelidad a Dios no es orgullo y soberbia, es humildad, considerar a los demás como superiores a nosotros mismos.

 

La fidelidad a Dios no es hacer algo por contienda o por vanagloria, o estar  al pendiente de que nuestras ideas u opiniones se respeten porque son las mejores.

 

La fidelidad a Dios es dirigir nuestras vidas por lo que La Biblia dice, así lo hayamos escuchado de alguien o lo hayamos leído en La Biblia nosotros mismos.

 

Efe. 5: 21.  Someteos unos a otros en el temor de Dios.

 

Y creen que eso significa doblegar los unos a los otros.

 

Han cambiado el significado de someterse unos a los otros en el temor de Dios, por querer doblegar los unos a otros que no es otra cosa que esclavizar y manipular a los demás, pero de esa manera no hay ninguna humildad en los que someten a otros; esa es la espiritualidad que tenemos hoy en día en varias de nuestras Iglesias.  Gal. 5: 17-26;  Stg. 3: 13-18.

 

Si hacemos una comparación de Fil. 2: 3, con Efe. 5: 21.  Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los de más como superiores a él mismo.

 

Efe. 5: 21.  Someteos unos a otros en el temor de Dios, no está hablando de que sean dominantes los unos con los otros, este verso concuerda con Fil. 2: 3.  Si somos nosotros los que nos sometemos a los demás hermanos que están sirviendo a Dios, para servirle nosotros también.

 

Pero choca con la interpretación que le han dado de someter o doblegar a los de más.  Ya lo dije y lo vuelvo a repetir en eso no hay ninguna humildad. 

 

¿Cómo fue que caímos en esto que en lugar de estar adorando y sirviendo a Dios, el énfasis está más bien puesto en el hombre o los hombres líderes, y no en Cristo?

 

Y lo peor de todo es que parece que se sienten cómodos.

 

¿Cuántos van a entender y aceptar que nos hemos equivocado? 

 

No muchos, porque hoy en día lo que más falta es humildad.

 

Desde antes de la fundación del mundo ya Dios tenía planeado que solamente Cristo iba a ser quien diera libertad a los cautivos.  Luc. 4: 18-19;  1Ped. 1: 18-20;  Juan 8: 31-36.

 

Cristo vino a liberarnos de la cárcel donde el diablo nos había metido por su engaño a Adán y a Eva, por el pecado de ellos y el nuestro.  Rom. 5: 12.

 

Pero las Iglesias adoptando el mismo sistema religioso del mundo se han hecho esclavos de los hombres.  1Cor. 3: 16;  Hechos 17: 24;  1Cor. 7: 23.

 

Hech. 17: 24.  Dios ya no habita en templos hechos de manos, ahora mora en el creyente en Cristo.

 

1Cor. 6: 19-20.  ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?  Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu los cuales son de Dios.

 

Pero en cambio hay una manipulación, o no se pueda decir exactamente que mueven la voluntad de los de más a la fuerza: más bien es una voluntad que los mismos creyentes en las iglesias acceden, y porque voluntariamente se privan a sí mismos de no tener un conocimiento apropiado de lo que son las reglas de Dios.  Hay una influencia del sistema religioso del mundo metido en el corazón de los creyentes dentro de nuestras Iglesias (Incluyendo lideres) hablando de lo que es el liderazgo y los que deben de estar sujetos a la autoridad religiosa.  Pero en nuestro caso como Iglesias de Cristo, la cabeza de la Iglesia no es un hombre; la cabeza es Cristo.  Efe. 5: 23;  Col. 1: 10-19;  1Cor. 11: 2-3.  Como pueden mirar en ninguno de estos versos se encuentra el pastor.  Necesitan poner atención a esto y muchos tienen que mover su concepto erróneo de autoridad que hasta hoy han tenido. 

JUAN 3: 30.  Es necesario que el crezca, pero que yo mengüe.  No al revés.

Juan 10: 10.  Cristo vino a darnos vida en abundancia, por una conformidad genuina de adorar  y servir a Dios de puro corazón.

 

Pero para eso tiene que haber pastores y maestros que lejos de manipular vidas ajenas, que puedan con La Biblia enseñar el temor de Dios, profundizando en lo que es la verdad de Dios y puedan echar fuera las filosofías y principios religiosos mundanos que se han infiltrado en medio de la verdadera Iglesia, y de ese modo cada quien pueda vivir su propia vida en Cristo.  2Cor. 11: 3;  2Cor. 10: 5-7;  Efe. 4: 11-15.  La cabeza es Cristo.

 

Juan 15: 15.  Cristo dijo: Todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.

 

El no hablo de que nada más los lideres estuvieran bien preparados, pero que los miembros en las Iglesias fueran indoctos.

 

La meta principal de La Palabra de Dios es que todos tengamos un pleno conocimiento de Cristo Jesús nuestro Señor, incluyendo líderes y miembros en las Iglesia, para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error.

 

La Biblia no dice nada de que nada más los líderes deben de ser sabios en Las Santas Escrituras, pero que los miembros tienen que ser unos ignorantes, para siempre tener que estar siendo dirigidos como a unos ciegos. 

 

Ya no somos ciegos.

 

Todo pastor predicador o maestro de Biblia enfatiza mucho a sus oyentes a que deben de estudiar La Biblia, pero nadie puede aprender cosas nuevas o aprender por su propia cuenta, aunque estén vasados 100% en La Verdad de Dios si no está dentro de un sistema ajustado. 

 

¿Cuál podría ser el motivo?

 

2Tim. 2: 15.  No estoy hablando de que los creyentes pueden o deban sacar conclusiones erróneas por no saber usar la palabra de verdad, por eso es que los obispos no deben ser neófitos para que puedan ser capases de ayudar a los que pudieran descarriarse.  ¿Pero de esto a que tengamos que tener un sistema ajustado?  Hay algo muy malo en esto y nadie quiere verlo.

 

Tiene que llegar el momento donde si no todos, por lo menos algunos de los miembros puedan ser capases de tener un pleno conocimiento de Cristo Jesús nuestro salvador.  Nadie puede negar que Efe. 4: 11-15, está hablando de una meta, y esa meta es que Dios quiere que todos los creyentes en Cristo lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del hijo de Dios.

 

No es para los creyentes en Cristo que en cuanto a Las Santas Escrituras, tener que seguir ignorantes por el resto de su vida, eso hay que dejárselo a los que no conocen la verdad como son el catolicismo romano u todas las religiones fundadas por hombres naturales que son ciegos guiando ciegos.  Mat. 15: 12-14. 

 

Exponer La Verdad no tiene que ver con rebeldía como muchos lo dirán,tiene que ver con el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Cristo Jesús. 

 

La rebeldía más bien es no obedecer a La Palabra de Dios después de conocerla y entenderla. La Biblia dice en Gal. 5: 13 que debemos de servirnos por amor los unos a los otros, pero mientras que unos sirven por amor, otros nada más sacan ventaja aprovechándose de ellos, y algunos pastores en lugar de reprenderles luego dicen que el amor cubre multitud de pecados.  Si algunos pastores en lugar de servir a los hermanos también se aprovechan de ellos sacando el máximo beneficio, interpretar Las Santas Escritura a su favor es una manera de cubrir su pecado.

Ser libres no es ser rebeldes: Este estudio no es para que alguien quiera de alguna manera torcer las palabras o sacar ventaja para rebelarse a la volunta de Dios.

Todos tenemos que entender a la que La Biblia llama ser libres, y quien no quiera obedecer a La Palabra de Dios, eso es rebeldia delante de Dios aunque delante de los hombres sean dóciles.  Si miras que alguien mas no esta obedeciendo, conociendo la boluntad de Dios, entonces obedecelo tu.

 

 

Rom. 12: 9-21.  En el verso 13 habla de compartir para las necesidades de los santos, hay que tener entendimiento para saber discernir que una cosa son los hermanos necesitados de la Iglesia, y otra muy distinta es dejarse despojar por mañosos, que aunque están dentro de las Iglesias y fingiendo ser creyentes en Cristo, ni siquiera aceptan la verdad.

 

2Tes. 3: 10.  Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.

 

1Ped. 4: 8-11.  En el verso 8 dice así: Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.

 

Este verso no está hablando de que nos hagamos cómplices de disolución o del pecado que se comete. Cuando dice que el amor cubrirá multitud de pecados, lo que está diciendo es que si nos mantenemos unidos en amor haciendo lo que debemos hacer, eso nos quitara la atención de ir a hacer lo que no deberíamos de hacer; es decir no se lleva a cabo una mala acción porque la cubrimos haciendo algo bueno.  Efe. 5: 1-11;  Rom. 12: 21.

 

Juan 8: 32.  Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres. 

 

Nuestra vida en Cristo es una vida libre.

 

Stg. 2: 12.  Solo que no uséis esa libertad como ocasión para la carne.  Gal. 5: 12-15;  Gal. 6: 10-15.  Tanto Santiago como Pablo están discutiendo lo mismo que tenía que ver  con la circuncisión, con la ley y todo aquello por lo que Cristo había muerto para hacerlos libres, lo estaban reduciendo a un montón de hombres esclavizando hombres. 

 

Ahora ya no enseñamos de que hay que circuncidarse ni de guardar la ley como requisito para la salvación, pero me temo que en muchas de nuestras enseñanzas lejos de enseñar la verdad de Dios, se están enseñando conceptos y pensamientos humanos que alguien con mucha astucia y sutileza a infiltrado en medio de La Iglesia.  2Cor. 11: 3-4;  2Cor. 10: 3-7.

 

Heb. 13: 17-21.  Mucho se ha enseñado que hay que obedecer a vuestros pastores.  Pero este verso no se está refiriendo a obedecer a un hombre como tal, es decir obedecerle en su humanidad.  Sino que lo que este verso nos está diciendo es que hay que obedecer la enseñanza del temor a Dios, para obedecer a la voluntad de Dios, viniendo de un hombre que teme y obedece la voluntad de Dios y de ese modo se complementa toda la obra por la que Cristo murió.

 

1Ped. 5: 1-4.  Claramente en el verso 3 nos está diciendo que a la grey se tiene que apacentad no como quien tiene señorío sobre ellos.  Este verso choca con todo el sistema de autoridad que tenemos hoy en día en muchas Iglesias, por eso es que casi nadie lo quiere mencionar.

 

Y en el verso 5 de 1Pedro está claro que lo que Dios quiere es que los jóvenes se sujeten a los ancianos, y que sean sumisos unos a otros, no que anden todos contra todos para ver cuál de todos es el mejor.

 

Rom. 12: 3.  Sea un líder o no sea, no se puede tener un concepto muy alto de sí mismo, y estar bien con Dios.  Rom. 12: 16;  Stg. 4: 6;  2Cor. 10: 17-18.

 

2Cor. 5: 14-17;  Gal. 6: 15.  Una nueva creación tiene que ser dirigida bajo principios de Dios, no bajo los mismos principios carnales, humanos y mundanos.  Juan 18: 35-36.  El  reino de nuestro Señor Jesucristo nada tiene que ver con este sistema satánico.

 

Cuando se conoce a los hermanos según la carne y no bajo una naturaleza Espiritual, y la autoridad en La Iglesia es como el sistema del mundo, es como si miraras a los creyentes en Cristo como si fueran unos musulmanes, o testigos falsos de Jehová, o mormones o católicos o cualquier religioso en su religión fundada por hombres naturales; hasta ese punto rebajan la doctrina Del Dios Verdadero.

 

No vamos a negar que se enseña de la salvación y de la vida eterna, de la gloria de Dios y muchas otras cosas que son (ESPIRITUALES)  Pero si hablamos de la autoridad en La Iglesia la han rebajado al nivel o igual a lo que el mundo tiene  por autoridad.

 

Subamos a un nivel de enseñanza que es hasta el mismo cielo, porque no hay comparación con los religiosos perdidos.

 

Efe. 2: 4-7.  ¿Por qué dice que nos resucito, y nos hizo sentar  en los lugares celestiales con Cristo Jesús?

 

Nosotros no hemos muerto, y todavía no ocurre el rapto para que podamos estar sentados en el cielo con Cristo Jesús.

 

Me temo que la mayoría de los creyentes aplican estos versos a la obra futura de la resurrección de los justos, pero en la actualidad eso ya es un hecho.

 

Juan 3: 1-6.  Cristo le dijo a Nicodemo que la salvación ere un nuevo nacimiento muy separado del nacimiento humano.

 

Efe. 1: 13-14.  El nuevo nacimiento tiene que ver con el sello del Espíritu Santo en nuestra alma.

 

Juan 5: 24.  Desde que creímos en Cristo ya tenemos vida eterna para eso no tenemos que morir, ya es un hecho.

 

Col. 3: 1-4;  Mar. 16: 19.  Por el nuevo nacimiento Espiritual, la vida eterna que recibí está escondida en Cristo, mi vida eterna es Cristo mismo y Cristo se sentó a la diestra de Dios cuando El resucito, por esa razón ya es un hecho que fuimos resucitados y sentados en el cielo con Cristo Jesús por nuestra vida Espiritual que ya tenemos; no por nuestra vida terrenal humana.

 

Rom. 8: 10-11.  El mismo Espíritu que levanto a Jesús de entre los muertos también nos resucitara a todos los que hemos creído en Cristo nuestro Señor y Salvador.

 

Y cuando Cristo vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.  1Juan 3: 1-2;  Sal 17: 15.

 

Lo que está pendiente por ahora no es nuestra vida eterna, es el cuerpo nuevo que recibiremos en la resurrección de los justos.

 

1Juan 2: 20-21, y  25 hasta 28.  Los ungidos de Dios somos todos aquellos que hemos creído en Cristo como nuestro Salvador, no nada más los líderes.

 

Lo que más se discute en estos tiempos es que obedezcamos a nuestros pastores estén o no estén bien en el temor de Dios, y que si ellos no están bien con Dios, que Dios va a tratar con ellos.  Ese concepto no es Bíblico.  La verdad es que todos vamos a tener que rendir cuentas de nuestras acciones a Dios no a los hombres, y yo prefiero estar en ese temor a Dios que estar en temor y esclavizado a hombres, nuestra vida en Cristo no depende de vivir en tal principio.  Fil. 2: 5-12;  2Cor. 5: 9-11;  Hech. 5: 29.

 

2Ped. 2: 19.  En muchos de los casos bien podríamos aplicar este verso aun en aquellos que alguna vez predicaron o predican la verdad.

 

No estoy hablando de que debamos ser groseros con nuestros líderes cuando cometieron algún error, sino con humildad y respeto se deben de tratar tales asuntos, pero hay ocasiones en que no son errores son orrores donde un hombre ya no puede seguir siendo un pastor porque de seguir siéndolo, solo blasfeman La Verdad de Dios.  Es a Dios a quien vamos a tener que rendirle cuentas, no a los hombres.  Y cada quien tiene que hacerse responsable de sus propias acciones, sobre todo que con muchos ruegos le pidamos a Dios que nos guarde.

 

Todos los creyentes en Cristo Jesús seamos líderes o no lo seamos, debemos de cuidar de que la verdad no sea blasfemada por culpa de nuestras acciones o por defender a hombres en sus herejías, o por luchar a favor de principios y conceptos que no son de la verdad.  2Ped. 2: 1-3.

 

Romanos 6: 17.  Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser ciervos de la justicia.

 

 

 Image result for imagenes de esclavos

 

 

 

 

Nuestro Señor Jesucristo dijo en Luc. 4: 18-19.  El Espíritu del Señor esta sobre mí,

 

Por cuanto me ha ungido para

 

Dar buenas nuevas a los pobres;

 

Me ha enviado a sanar a los

 

Quebrantados de corazón;

 

A pregonar libertad a los cautivos,

 

Y vista a los ciegos;

 

A poner en libertad a los oprimidos;

 

A predicar el año agradable del Señor.

 

La vida en Cristo Jesús es una vida de libertad donde no hay lugar para esclavos de nada ni de nadie.

 

Somos ciervos de la justicia, porque no es lo mismo ser esclavos y ser ciervos, y para eso solo hay un principio que no se debe quebrar.  1Cor. 8: 1-13;  Gal. 5: 13.

 

Nosotros debemos de ser ciervos de la justicia de todo nuestro corazón, y por si fuera poco este privilegio, todavía nuestro Señor Jesucristo dijo en Juan 15: 15:  Ya no os llamaré ciervos, porque el ciervo no sabe lo que hace su Señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre os las he dado a conocer.

 

¿No se les hace que tener este privilegio es más grande que todo el universo, para que muchos se conformen con esclavizar a hombres, o hacerse esclavos de los hombres?

 

 

 

Mat. 4: 1-11;  Stg. 1: 13.  La tentación de satanás a nuestro Señor Jesucristo lo tentó como hombre, porque Dios no puede ser tentado por el mal.

 

Cristo venció a satanás como hombre para que nosotros en Cristo pudiéramos ser más que vencedores, venciendo la carne, al mundo, la muerte y al  diablo, esto incluye vencer cualquier cosa infiltrada en La Iglesia que no viene de Dios.  Heb. 2: 14;  Rom. 8: 37;  1Cor. 15: 50-56. 

 

Delante de Dios satanás siempre y por toda la eternidad, estará vencido.

 

2Cor. 13: 5-8.  Nada podemos contra la verdad, sino por la verdad. 

 

¿Qué es lo que está escrito en La Palabra de Dios?  Eso es lo que se debería de respetar, no la impresión de la apariencia humana y el intelecto mundano, porque si no es algo ESPIRITUAL, nada más eso es lo que es apariencia humana e intelecto mundano. 

 

Nuestro Señor Jesucristo cuando fue tentado por satanás le venció diciendo, escrito esta, escrito esta, escrito esta.

 

La vida Espiritual de toda Iglesia e individualmente, se rige por lo que está escrito en La Palabra de Dios, no por principios mundanos.  Echemos fuera de nuestras Iglesias todo tipo de filosofías y rudimentos mundanos. 

 

2Cor. 10: 5.   Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.

 

Juan 16: 33.  Estas cosas os he hablado para que en mi tengáis paz.  En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

 

Tenemos que vencer el sistema del mundo para obedecer a Dios libremente y voluntariamente con un corazón sensible, y no pretender hacerlo con el mismo corazón podrido que teníamos antes de ser salvos.

 

Cristo nos ha dado la libertad, ahora tú eres el protagonista de tu propia vida para ser bendecido por Dios si le obedeces.  Deuteronomio 30: 15-20.

 

Proverbios 27: 5-6.  Mejor es reprensión manifiesta que amor oculto.

 

Fieles son las heridas del que ama; pero importunos los besos del que aborrece.

 

Proverbios 28: 23.  El que reprende al hombre, hallará después mayor gracia que el que lisonjea con su lengua.

 

Espero que nadie me tome a mal el haber escrito este estudio, pero es algo que La Iglesia necesita saber en estos tiempos y muchos parece que no lo saben, especialmente los líderes.

 

Todo el estudio esta vasado 100% en La Palabra de Dios.  Nuestras almas ya son libres.

 

1Cor. 7: 23.  Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres. 

 

Gal. 4: 6-7.  Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo también heredero de Dios por medio de Cristo.

 

2Cor. 3: 17.  Porque El Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor allí hay libertad. 

 

1Ped. 1: 23.  Siendo renacidos, no de simiente corruptible, si no de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.  FIN.