LAS SIETE IGLESIAS, EL QUE VENCIERE, QUE?

Introducción.

Hay quienes enseñan que Apo. 2: y 3 cuando habla de las 7 Iglesias, y donde dice (el que venciere)  lo aplican a personas individuales para decir que si no perseveraron es porque no vencieron, y perdieron su salvación. Creer que la salvación se pierde no es salvación, y no pueden perder algo que nunca han tenido. Otros dicen que las 7 Iglesias históricamente existieron en el pasado.  Otros creen que es la condición en que se encuentra la Iglesia en todo el mundo atravez de los siglos hasta su etapa final, lo cual es bien falso, porque Dios nunca juzgaría a una Iglesia local que se ha guardado en santidad, de la misma manera que otra Iglesia local que ya se ha corrompido.  Lo que podemos decir con seguridad es que de acuerdo a nuestra condición Espiritual, nosotros componemos la Iglesia, que puede ser como la Iglesia de Éfeso, Esmirna, Pergamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia, o Laodicea.  Aunque sí creo que por la tibieza que hay en los últimos días, el esfuerzo de cada uno tendrá que ser mucho mayor.  Dios no está contento con cualquier Iglesia ni nosotros debemos conformarnos teniendo cualquier Iglesia, pero para eso hay que pagar un precio que muchos no estan dispuestos a pagar. En esta vida lo único gratis es la salvación, pero la responsabilidad que viene con ella no es gratis.  Nada podremos lograr sin entender que Dios es primero no ultimo. Debemos tener valor y tomar la responsabilidad que nos ha sido asignada, trabajar con fe esperando en la misericordia y la gracia de Dios.

Iglesia = palabra en el idioma griego, Ekklesia, del verbo ek  kaleo, = llamar fuera de. Uso del término en los estados griegos recibía este nombre la asamblea de los ciudadanos, convocada por un heraldo para tratar y decidir los asuntos públicos, aun antes de que Cristo viniera al mundo.

Señalemos ya aquí este término (Iglesia) no designa jamás un edificio ni un lugar de culto, como sucede en la actualidad. 

Ekklesia = Iglesia = Asamblea, puede ser de creyentes, o de incrédulos, o Iglesia de Cristo, o Iglesia de alguien más.

El Señor Jesús emplea por primera vez en el Nuevo Testamento el término Iglesia. Y de antemano les anunció que su Iglesia  iba a recibir un tratamiento que viene del mismo infierno.

Mat. 16: 18. ¿O qué crees que esta diciendo cuando dijo, las puertas del hades no prevalecerán contra ella, si literalmente La Iglesia nunca estará ante las puertas del infierno?

Luc. 4: 6. Eso significa que los más grandes poderes de este mundo han odiado, atacado y desatado un infierno en contra de la Verdadera Iglesia, porque el diablo odia la Iglesia y es quien descontrola este mundo, y las personas que no tienen a Cristo obedecen a satanas para atacar a la Iglesia.

Con esto mismo debes concluir o discernir, que cualquier iglesia que es amada y admirada por los más grandes poderes de este mundo, no es de Dios, es de satanas.

Hasta hoy el mundo estaba dividido en un sin número de diferentes religiones que son falsas; pero tal  vez ya sabes o pronto sabrás de una súper iglesia que se está levantando en el mundo entero uniendo a todas las religiones, esa iglesia no es de Dios, es del diablo porque está en sus dominios. Apo. 6: 2;  Dan. 11: 36-37;  2Tes. 2: 3-4.

Hasta el tiempo que Dios ha determinado. Dan. 9: 24.

Fil. 2: 8-11;  Rom. 14: 11.Toda rodilla se doblara y toda lengua confesara que Jesucristo es El Señor. Sera mejor que lo hagan ahora para poder ir al cielo, y no después ya cuando sea demasiado tarde.

Ahorita este mundo mira a la Iglesia Verdadera con desprecio y con burla, y hasta quisieran poder desaparecerla de este mundo y lo harían si Dios no estuviera con nosotros. Tal vez por el momento pudieran acabar con algunos, y aunque así fuera, de todos modos ellos serán echados al infierno, y al final miraremos cuando todos sean lanzados al lago de fuego por la eternidad juntos con satanás. ROM. 16: 20;  Mat. 10: 28;  Apo. 19: 19-21;  Apo. 20: 7-15.

Pero por ahora no tiene por qué ser así.

Quienes quieran ser parte de la Iglesia que Cristo edifico, deben salir del mundo de religiones o de la unión de esas religiones que conformara una sola  iglesia, la del diablo.

Quien quiera pertenecer a la Verdadera Iglesia, debe ser añadido a ella. Hech. 2: 41.

Tendrá que salir de la potestad de las tinieblas, para ser trasladado al reino de Cristo. Col. 1: 13-14;    

Mira la diferencia entre los que son de Dios y los que no lo son. 1Juan 4: 4-6.  

Aunque Cristo murió por la humanidad, en la Biblia está totalmente claro que no toda la humanidad se salvara, y no porque Dios lo quiso así. Pero ni siquiera Cristo oro al Padre por toda la humanidad. Juan 17: 3-12;  Juan 17: 20. 

El Espíritu Santo ha sellado solo los que son de Dios. Juan 14: 16;  Juan 7: 38-39;  Efe. 1: 13;  Rom. 8: 7-10.

Juan 4: 23. Los verdaderos adoradores adoran al Padre en espíritu y en verdad, no en emociones y mentiras.

(La Iglesia de Cristo, dije la Iglesia de Cristo no una religión hecha por hombres)  La Iglesia que Cristo levantó nunca ha sido parte de este mundo, no se dejen engañar. Juan 7: 7;  Juan 15: 18-19;  Juan 17: 14;  1Juan 3: 13;  Fil. 3: 20.  

El poder que hace que la Iglesia sobreviva no es un poder humano, sino que es el poder del mismo Dios eterno quien la guarda.

Y quien quiera ser añadido a ella debe ser un valiente; hablando del valor  que Dios demanda, no de lo que el mundo piensa que es valor, nunca ha sido fácil traer a alguien a los pies de Cristo para que sea un buen cristiano y menos ahora que el mundo se ha llenado de cobardes. Mat. 11: 12.

Iglesia es lo mismo que asamblea, pero para que sea de Cristo tiene que estar bajo las enseñanzas y reglamentos de Él, o no se le puede llamar una Iglesia de  Cristo.  

O puede que deje de serlo donde quiera que se encuentre, si se desvían del único evangelio o de la sana doctrina, o si rechazan la gracia y la misericordia de Dios para vivir en inmoralidad.

Apocalipsis capítulos 2 y 3. El que venciere todas las cosas malas que se mencionan en cada una de estas 7 Iglesias,  son los que gozaran de los privilegios que también son mencionan en cada una de estas 7 iglesias.

2Cor. 5: 10. Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. Necesitamos entender que cuando llegue ese día, no va a ser algo divertido.   

1Juan 2: 28. Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de el avergonzados.  Si eres Cristiano, entiende que lo que hagas con tu vida aquí será lo que tengas allá; hablando de recompensas.

Apo. 2: 7. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

Apo.2: 11. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.

Apo. 2: 17. Al que venciere, daré a comer del mana escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

Apo. 2: 26. Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones.

Apo. 3: 5. El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borrare su nombre del libro de la Vida, y confesare su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles.

Apo. 3: 12. Al que venciere Yo lo hare columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre el el Nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, y la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

Apo. 3: 21. Al que venciere le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Para que sepas que es lo que hay que vencer, tienes que estudiar todas las cosas malas que en estas Iglesias había, y estudiar las cosas buenas que cada una de estas Iglesias tenía para hacerlas.

    

La Primera Iglesia, de Éfeso.

Apo. 2: 1-2. Había algunos que se decían ser apóstoles y no lo eran, al igual que los hay hoy en día.  Miremos en Hech. 1: 21-26,  fueron requisitos para los 12 Apóstoles, y no hubo más de 12.

Apo. 21: 2 y 14. Para ustedes LOBOS RAPASES que en la actualidad se dicen ser apóstoles, no hay un cimiento para ti en la Nueva Jerusalén, tu cimiento está en el lago de fuego si no te arrepientes, cuando llegues allá te abrasas de él.  Mat. 7: 21-23;  Apo. 21: 11-15.

Para los judíos fueron solamente 12 Apóstoles, y todos fueron judíos.  Y El único Apóstol para los Gentiles también fue un judío.

Juan 4: 22. Porque la salvación viene de los Judíos.

Requisitos para poder ser Apóstol. Que hubiera estado con ellos, o vivido en ese tiempo, desde el bautismo de Juan.

Tenía que haber mirado a Cristo que resucito, y hasta el día que de entre ellos fue recibido arriba. Hech. 9: 1-9;   2Cor. 12: 1-5.

Ahora, de seguro había mas de dos hermanos que calificaban para ser apóstoles, ¿pero porque no escogieron a más de dos, o por qué escoger solo uno de dos, y no los dos?

Otra cosa, no se autoproclamo así mismo Apóstol, ni los Apóstoles lo escogieron. Hech. 1: 24-26.

Llamamiento de Saulo para ser Apóstol. Hech. 9: 1-22;  1Cor. 9: 1-3;  Rom. 11: 13;  Gal. 2: 8-9. 

En Apo. 2: 3 y 6, mencionan todas las cosas que esta Iglesia de Efeso hizo bien.

En el v.: 4 y 5. Solamente les está amonestando y les hace una advertencia.  

Primer Amor = sencillez y pureza.

La sumisión de un amor desinteresado a un amor que se niega a sí mismo. El primer amor es el dejarlo todo, por un amor que lo ha dejado todo.

No hay lugar para orgullo, envidias, egoísmos, o soberbia que es lo que se ha confundido hoy en día como autoridad. Hech. 2: 46.

En nuestra naturaleza humana, no hay que esforzarse para lo malo, eso nos sale natural, es por eso que debemos examinarnos día con día, y esforzarnos en lo que Dios quiere que hagamos.  

Apo. 2: 5. ¿A qué se refiere cuando dice quitare tu candelero? compáralo con Apo. 1: 20.

En otras palabras, Cristo le quitara el derecho de ser llamada Iglesia de Él. (Sobre esta roca edificare mi Iglesia. Mat. 16: 18)

Edificare mi Iglesia:  Es Cristo quien edifica la Iglesia, nosotros somos la Iglesia y como miembros del cuerpo de Cristo, él nos usa para edificarla, pero hay que mirar que nadie esté poniendo otro fundamento.

1Cor. 3: 10-11. Si tú hasta ahora has predicado el evangelio de Cristo: 1Cor. 15: 1-4,

Pero si has comenzado a desviarte doctrinalmente o moralmente, déjame decirte aunque no te guste leerlo que más temprano que tarde, dejaras de ser una Iglesia de Cristo. 

Volviendo a Apo. 2: 7.  En primer lugar si alguien no es salvo o no está seguro de su salvación, es hasta ridículo que esté hablando de vencer; y si alguien ya es salvo no fue el quien venció, fue Cristo quien venció en la cruz del calvario. Juan 19: 30;  Col. 2: 13-15.  ¿Alguna Duda?

Aunque los Cristianos tenemos que seguir luchando para vencer y no caer en el engaños de satanás, como son falsos evangelios, errores doctrinales o inmoralidades, esa famosa frase de (el que venciere)  Se podría aplicar más bien, a que los incrédulos deben de dejar sus argumentos que tienen de engaños de religiones falsas, para poder escuchar y dejarse convencer por El Espíritu Santo, para venir a los pies de Cristo y así poder vencer siendo salvos.  Juan 16: 7-11;  Rom. 10: 13. 

(Al que venciere) ¿Quiénes son los únicos que han vencido? Estos son aquellos que cuando vinieron a los pies de Cristo las cadenas de la esclavitud del diablo ya fueron rotas y quedaron libres. Juan 8: 34-36.   

Son vencedores los que individualmente se añaden a la Iglesia. Hech. 2: 41;  Juan 1: 11-13.

Rom. 8: 37. El Creyente ya es no solamente vencedor, si no que Cristo nos hizo más que vencedores.

Nadie es añadido a la Iglesia por una emoción o por sentir algo extraordinario, hay hasta una canción del mundo que se titula una experiencia religiosa, pero hasta donde yo sé quién la canta todavía va rumbo al infierno.

La única manera de ser añadidos, es entender y aceptar el único evangelio que hay de nuestro Señor Jesucristo. 1Cor. 15: 1-4.  LA SALVACION QUE DIOS DA ES ETERNA, SI LA SALVACION QUE TU RECIBISTE SE PIERDE, ENTONCES A ESO NO SE LE PUEDE LLAMAR SALVACION, NI ES CORRECTO ATRIBUIR ALGO DE TAN POCO NIVEL A UN DIOS TAN PODEROSO COMO ES EL VERDADERO DIOS.

 

 

La segunda Iglesia, de Esmirna

Apocalipsis 2: 8-9.   

Hay quienes piensan que son ricos, pero en realidad son pobres; y hay quienes son pobres pero realmente son ricos, especialmente si es Dios quien lo dice. Pro. 13: 7;  Pro. 3: 13-18.

La otra parte del v.: 9, se puede aplicar a los que dicen que son salvos, pero en realidad no lo son.

Mat. 7: 21-23. Hay aquellos que creen que reciben a Cristo, pero lo hacen comiéndose una ostia y les dicen a otros grupos que se llaman cristianos, ustedes reciben a Cristo a su manera y nosotros a la nuestra; lo bueno es que estemos unidos, pero eso no viene de Dios. La ostia es el ídolo más antiguo que representa al dios sol del culto pagano y las tres iniciales de la ostia son: I. H. S.

Las iniciales son de tres dioses egipcios que tenían desde que llegaron de Babilonia, y que atravez  de los siglos les han estado cambiando el nombre y la apariencia hasta llegar a nuestros tiempos con el sistema católico Romano, que introdujeron sus herejías destructoras, 2Ped. 2: 1-2. Torciendo las escrituras para usar nombres Bíblicos y disfrazar a sus dioses falsos, que no son más que demonios.  1Cor. 10: 18-21, isis horus y sebek, y arriba de la H la T de tamus eso es lo que se comen cuando comulgan.

Rom. 6: 23;  Rom. 10: 9-10 y 13.  A Cristo no se le recibe por la boca, se recibe por fe creyendo en El de todo corazón, y quien no lo haga ya está condenado no importa que se coma todas las hostias del mundo. Juan 3: 18 y 36.

Apo. 2: 10, En nuestra naturaleza humana siempre hay temor, Y DIOS DICE NO TEMAS.

Juan 16: 33. No nos gustan las pruebas y las tribulaciones, pero si somos fieles y soportamos, Dios nos promete una corona. ¿Tendremos la nuestra o no?

Se fiel hasta la muerte, hablando del servicio a Dios, no para que seas salvo, sino porque ya eres salvo, y para que específicamente por tu fidelidad te ganes esa corona de la vida.

Apo. 2: 11. La segunda muerte ya no tiene ningúna poder con los creyentes, compara esta escritura con Apo. 20: 6.

Efe. 2: 5-9. La salvación es por gracia = don inmerecido, pero también es por fe ¿Pero en quien haz depositado tu fe, en ti mismo, en lo que tú eres y haces?

La fe que salva es la fe en Cristo, si la fe que tú tienes es una fe en ti mismo tú todavía estas perdido.

¿O con cual justicia te presentaras delante de Dios, con la tuya propia o con la justicia de Cristo en ti?      Fil. 3: 9;  Juan 3: 1-6;  Juan 1: 11-13;  Efe. 1: 13;  1Cor. 15: 45-50; Juan 6: 63;  2Cor. 5: 15-17;  Gal. 6: 15. Una nueva creación, es decir una creación que en el pasado nunca existió.

Si tu salvación depende de lo que tú en tu naturaleza carnal puedas lograr, la verdad es que ciento lastima por ti.

Ya quita tu mirada de ti mismo y mira a Cristo, tu nunca podrás cumplir perfectamente para que digas que si perseveras eres salvo. Pero Cristo El si es perfecto;  a todo aquel que Cristo salva en Él ya está completo, no necesita nada más. Col. 2: 9-10.   

 

La tercer Iglesia, de Pergamo.

Apo. 2: 12-13.  A pesar de donde se encontraba esta Iglesia, mantenía el nombre y la fe de Cristo.

Esta expresión, de que moras donde está el trono de satanás, se refería al hecho de que la adoración satánica reinaba en aquel lugar, Tal vez en Pergamo; no necesariamente dentro de la Iglesia, pero entre ellos si había personas que no deberían de estar allí, como hoy en día obreros de satanás que se infiltran en la Iglesia.

Una condición bien triste en la Iglesia, es cuando esta Iglesia en lo interno se divide en dos grupos: los que son fieles, y los que no lo son o son infiltrados.  Los fieles traen personas a los pies de Cristo, y los de más solamente están esperando a que estos lleguen para meterlos en su círculo, si El Pastor se descuida llegara el momento en que los incrédulos desplacen a los creyentes.

Si en verdad tu eres creyente tu lugar está en servirle a Dios, no al diablo y si no te gusta que te confundan con alguien falso entonces no des motivos.  

¿En realidad dónde es que reina satanás? Luc. 4: 6;  Juan 14: 30;  2Cor. 4: 4;  1Juan 5: 19. 

Todo lo que hay en el mundo, que tiene que ver con lo malo, satanás lo descontrola.

No hay neutral, o estas del lado de Dios y te controla Dios, o estas del lado del diablo y te descontrola el diablo, si no lo sabias ahora ya lo sabes. 

Los que son de Dios no practican el pecado; tu puedes vencer, mayor es el que está en ti que el que está en ellos. 1Juan 5: 18-19;  1Juan 4: 4.

Mat. 18: 20. Por eso en la Iglesia, Cristo debe ser el centro de todo lo que hagamos, porque si no es Cristo, entonces ya te dije quien es.  He conocido lugares donde Cristo les quito el derecho de llamarse una Iglesia de Él.

Fil. 2: 15. Este verso habla de una realidad; una generación maligna y perversa, no puede ser otra cosa que una generación gobernada y descontrolada por el diablo.

Pero también habla de una verdad, que todos los cristianos juntos deberíamos hacer realidad.

RESPLANDECER COMO LUMINARES EN EL MUNDO.

En Apo. 2: 14 hasta 16.  Allí Dios le reprocha a esta Iglesia la clase de personas malas que tenían entre ellos, y parecían estar muy cómodos, eso me recuerda algunas Iglesias que he conocido.

Sentirnos cómodos no necesariamente quiere decir que todo esté bien o que eso sea lo que Dios quiere para nosotros, puede ser que Dios quiera que tú estés en una posición incómoda. 2Cor. 12: 7-9.

Debemos entender que por unas personas que no se acomoden a la voluntad de Dios, El puede traer juicio sobre toda la Iglesia y tal vez hasta cerrarla, o Dios aparta su mano de allí y como consecuencia, esta Iglesia se puede convertir en una iglesia falsa como ha ocurrido en algunos casos.

Apo. 2: 17. De nuevo aquí, a los que no habían vencido y vencieran, se les daría a comer del mana escondido, y una piedrecita blanca, con un nombre nuevo escrito, que nadie más conoce, solo él.

La cuarta Iglesia, de Tiatira.

Lo que esta Iglesia hizo bien está en:  Apo. 2: 18-19.  OBRAS, AMOR, FE, SERVICIO, PASIENCIA Y LAS OBRAS POSTRERAS MUCHO MAS QUE LAS PRIMERAS.

Y lo que esta Iglesia estaba haciendo mal, está en el v.: 20.  

Dios les da tiempo para que se arrepientan, y cuando no hay arrepentimiento, entonces vienen tribulaciones, enfermedades, y en casos pudiera ser hasta la muerte. Vs.: 21-23.

Aunque debo aclarar que no todas las enfermedades, vienen por castigo de Dios. 2Cor. 12: 7-9.

A propósito del verso 23 es Dios quien escudriña las mentes y los corazones, no somos los hombres porque en nosotros hay mucha insensatez, y también es Dios quien dará el pago según fuere la obra de cada quien.

La preocupación de cada creyente no debe ser qué opinión tiene un hombre de ti o que calificación te dan los hombres, aunque también eso es importante, pero más importante es que calificación te ha dado Dios. De nada sirve agradar a los hombres si no estás agradando a Dios.  Hoy en día como está la situación, en algunas Iglesias hay mucha incesantes, asegúrate que cuando un líder en la Iglesia te mira a ti que Espiritualmente eres firme y maduro, que eso sea lo que Dios piensa de ti, porque de no ser así, la opinión de un hombre no vale un centavo. Que estés firme no está entre ti y un hombre, está entre ti y Dios.

No estoy rechazando o invalidando la autoridad del hombre que Dios ha puesto en la Iglesia, 2Cor. 10: 8. Lo que estoy diciendo es que ese mismo hombre se puede equivocar.  Como ha ocurrido en los ultimos años que en algunos casos hasta se han desviado de la verdad, y han caído en pecados como adulterio o robos.

Tampoco debemos confundir autoridad con soberbia, eso lo hace el mundo, nosotros hemos aprendido mejor que eso. Mat. 20: 25-28;  Mar. 1: 21-22.  Cristo siempre uso su autoridad correctamente, no uses al mundo como modelo para ejercer tu autoridad.

Te has encolerizado por lo que acabas de leer? 

Si tu eres un Pastor (dije Pastor no lobo, Hech. 20:29-30) y si miras a las Iglesias de hoy en dia como se corrompen, y con eso ofenden a Dios y no te causa ninguna indignacion el engaño de satanas y el pecado; es porque ya te has adaptado al pecado, y ningun derecho tienes de enojarte cuando alguien te diga la verdad porque estas haciendo mal. Si tu te enojas mas facil cuando alguien te enfrenta, pero no te enojas cuando alguien ofende a Dios, es porque has hecho un dios de ti mismo.    Te lastime tus Sentimientos?   Sal. 119: 49-80.

 

En esta Iglesia de Tiatira, había algunos que no compartían la doctrina de Jezabel, supuesta profetisa que enseñaba y seducía a los siervos de Dios a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.

En los vs.: 24-25.  En estos versos están las personas que no participaban con la maldad de los de más sensuales fornicarios e idolatras. Pero les hace una advertencia bien clara, que retengan lo que tienen hasta que El venga.

(Pero a vosotros y a los de más, v. 24, refiriéndose a los que si eran fieles) 

HAY QUIENES CREEN QUE CUANDO DICE LOS DE MAS, SE ESTA REFIRIENDO A QUE ESTOS ERAN LOS  GENTILES CONVERTIDOS DE ESOS TIEMPOS. 

Apo. 2: 26-29.(Al que venciere) se le dará autoridad sobre las Naciones, y las regirá con vara de hierro, posición que Cristo nos dará. Apo. 12: 5;  Apo. 19: 15;  Apo. 22: 16.

VOY A REPETIR ESTO PARA QUE SE NOS QUEDE EN LA MENTE:  ES DIOS QUIEN ESCUDRIÑA LA MENTE Y EL CORAZON, Y EL TAMBIEN NOS PAGARA LO QUE CADA QUIEN NOS HEMOS GANADO. Según nuestras propias obras. Jer. 17: 10;  1Sam. 2: 3.

Como en la actualidad, en las Iglesias hay hermanos que no participan con las maldades de los demás.

Hay aquellos que nada más están esperando que alguien haga lo malo, para hacerlo ellos también.

Pero siempre habrá aquellos que serán fieles de todos modos sin importar lo que pase con otros, eso está en ti, solo tienes que proponértelo.

La quinta Iglesia, de Sardis.

Apo. 3: 1. Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives y estas muerto.

En todo aquel que Cristo vive, o cuando dejas que Cristo obre en ti y atraves de ti, Dios nunca te diría, estas muerto. 1Juan 5: 12.

(O esa frase de que estas muerto) o bien se refiere al hecho de que no son salvos, o como miembros de la iglesia humanamente hablando, tienen una condición bien degradante. (Como ejemplos extremos: 1Cor. 3: 16-17;  1Cor. 5: 5;  Sal. 73: 27)

(O muerto en sentido figurado)  1Tim. 5: 6;  Luc. 15: 24;  Rom. 6: 13.

Efe. 5: 18. La llenura del Espíritu Santo no es cuanto Espíritu tú tienes, sino cuanto El Espíritu tiene de ti. Juan 3: 34.

En pocas palabras, El Espíritu Santo puede estar en ellos pero pareciera que no está.    

Una Iglesia comienza a morir cuando la mundanalidad e inmoralidad invaden; La inmoralidad ha sido una de las principales razones de porque los más poderosos imperios han sido destruidos. (Es Dios quien quita Reyes y pone Reyes. Dan. 2: 21)  La inmoralidad comienza a invadir cuando las personas comienzan poco por poco a desnudarse, Y si los más poderosos imperios se han destruidos por esa razón, lo mismo le sucederá a cualquier Iglesia que comience a desnudarse poco por poco. 1Cor. 5: 6-8.    

Lev. 18: 1-25. Habla de no descubrir la desnudes, y aunque allí se refiere más bien al acto carnal, es más que obvio que Dios no quiere que anden enseñando la desnudes; ni los Padres a los hijos, ni los hijos a los Padres, ni hermanas a hermanos, ni hermanos a hermanas. No se debe de enseñar la desnudes a nadie excepto entre parejas que son casados, ni se debe de andar mirando la desnudes de nadie, pero algunos Pastores tienen tan poco entendimiento que se les ha olvidado lo que al principio Dios tuvo que hacer con Adán y Eva. Gen. 3: 21.  Una mujer que viste pantalones apretados, si la comparas con una mujer que desnudaran totalmente y pintaran su cuerpo con una brocha, no podrías distinguir cual está vistiendo pantalón o cual esta desnuda, son los Pastores y las iglesias los que han cambiado, Dios no cambia. Deu. 22: 5;  1Tim. 2: 9-10.  La ropa decorosa debe de ser donde quiera que anden, no solamente en la Iglesia.  Alguien que se ha dormido no se da cuenta de nada; ya despierten y miren que maldición y ruina vienen por causa de la desnudes. Lev. 18: 26-30.  Los enemigos de Dios y de la Iglesia son los Balaams modernos, Judas 1: 10-19;  Num. 25: 1-4.  Algunos Pastores saben todo eso y no dicen nada cuando miran a sus congregaciones comprando y vistiendo ropa indecorosa.  Los cristianos somos creados para buenas obras, no para obras de muerte. Efe. 2: 10, como han sido las malas obras de algunos que se dicen pastores, y que en realidad yo tengo mis dudas que lo sean o que alguna vez lo hayan sido, mas vien algunos de estos han sido infiltrados que desacreditan a la Verdadera Iglesia cometiendo relaciones sexuales ilicitas, y en muchos de los casos hasta violaciones, nada de eso puede ser justificable, asi sea pastor o no lo sea. 

De la misma manera que no es justificable que alguien que se llama pastor haga eso, tampoco es justificable que las mujeres anden por la calle casi desnudas, mucho menos si son de una Iglesia que se cree es la Verdadera Iglesia, ni mucho menos sera justificable que ninguna persona o ningun perverso quiera tomar esas malas obras como excusas para no aseptar el evangelio de nuestro Señor Jesucristo, ese cuento ya es viejo asi que no le hagas al monje. El evangelio de nuestro Señor Jesucristo es Santo y no se puede mesclar con esas cosas, si tu miras que lo que otros estan haciendo es malo, entonses ve tu y enseñales como se hace lo bueno. Independientemente de lo que los de mas hagan, tu tambien haz pecado y estaras en el mismo lugar por la eternidad al igual que todos los que no se salven si no te arrepientes.  Apo. 21: 8;  Rom. 2: 1-3.   

También una Iglesia puede caer cuando comienzan a morderse unos a otro, cuando se vanaglorian, cuando se irritan y se envidian unos con otros.  Irritarse unos a otros no es porque  sean espirituales, es más bien porque no lo son. Gal. 5: 15 y 25-26.  O la Iglesia cae cuando comienzan a entrar falsas doctrinas 1Tim. 4: 16 y la peor razón de todas, y esta ultima viene a ser el colmo de alguie que hace tiempo ya se ha disviado, es cuando toman la gloria de Dios para sí, o se la dan a un hombre. Rom.1: 21-25.  En muchos de los casos a ocurrido lo que dice en, Apo. 2: 5 y Apo. 1: 20.  Dios les ha quitado el derecho de ser llamadas Iglesias de Él y hasta pueden llegar a convertirse en sectas, al menos que reconozcan y se arrepientan.  Al principio una Iglesia comienza a morir en sus obras, ya no son obras piadosas, comienzan a invadir las obras de muerte.  Al momento los que empiezan con una vida degradante no quiere decir que no sean salvos, si han aceptado a Cristo, son salvos, 1Cor. 3: 16-17;  1Cor. 5: 5. Pero en su desvío la generación que les substituirá ya no conocerán a Cristo; es un proceso largo y lento, se lleva varios años, y lo que una vez fue una Iglesia viva, termina siendo una Iglesia muerta. Habiendo invadido la mundanalidad, los templos se llenan ahora si de personas que no son salvas, o edificios han quedado vacíos y desiertos.

Cuando yo era niño, vivía al pie de una montaña muy alta que es una parte de la sierra madre occidental que atraviesa la República Mexicana, y en la puesta del sol una sombra empezaba a invadir desde el pie de la montaña hacia el lado opuesto de ella, de tal manera que entre más bajaba el sol, más avanzaba la sombra hasta ver como llegaba la noche. De la misma manera una sombra de maldad y maldición ha invadido varias Iglesias, pero Cristo prometió que en medio de los ataques del diablo, siempre habría una Iglesia. Mat. 16: 18.  Sé un vigilante no te duermas ni dejes que nadie te tumbe, el diablo tiene sus obreros ecuménicos y carismáticos que conocen muy bien su trabajo, mantente de pie y avanzando.        

En Apo. 3: 2. Parecería que Dios salva por las obras, pero no hay contradicciones en la Biblia. 

Stg. 2: 17-18, y 21-22-------Rom. 4: 1-5.

 

EL CREYENTE RESPALDA SU FE CON SUS OBRAS DELANTE DE LOS HOMBRES, PERO NO DELANTE DE DIOS.

DIOS CONOCE QUIEN HA CONFIADO EN CRISTO PARA SU SALVACION.

COMO TAMBIEN CONOCE QUIEN HA RECHASADO A CRISTO, PRETENDIENDO SALVARSE HACIENDO BUENAS OBRAS. El incrédulo antes que nada debe empezar viniendo a Cristo para convertirse en un creyente. Juan 14: 6.

JESUS ES EL CAMINO, NO LAS BUENAS OBRAS.

Las obras que necesitábamos hacer nosotros para salvarnos, El las hizo ya por nosotros.

Para nosotros ser salvos solo necesitamos una obra. Jun 6: 28-29. 

Las buenas obras son una responsabilidad de los creyentes, una vez que ya somos salvos. Efe. 2: 8-10.

Apo. 3: 3. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo.  Un creyente aun siendo un pastor puede escuchar la voz de Dios, pero como luego decimos: por un oído le entra y por el otro le sale; no arregla nada de lo que está haciendo mal y Dios se está dando cuenta de su actitud apática e indiferente.

Del mismo modo puede suceder con los perdidos.

1Cor. 15: 2. Por el cual asimismo, si retenéis la Palabra que os he predicado, sois salvos, si no  creísteis en vano.

Heb. 10: 26-31. “Porque si pecaremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad…”

Los carismaticos usan esa frase para decir que la salvación se pierde, pero una cosa es el conosimiento de la verdad, y otra es retenerla, guardarla, o hacer la salvación propia.

Recibir el conocimiento de la verdad, no es lo mismo que recibir a Cristo como su salvador. Juan 1: 11-13. Y una vez que Dios te da el poder de ser su hijo ya no hay marcha atrás.

No puedes ser primero hijo del diablo Juan 8: 41-44, luego hijo de Dios, y después hijo del diablo de nuevo, tampoco hijo de los dos al mismo tiempo. Col.1: 13-14.

1Ped. 4: 17-18.  Al decir que es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios, es obvio que no esta hablando del juicio eterno, hasta un tonto sabe que la casa de Dios no pasara por ese juicio, a lo que se refiere es a un juicio de afliccion terrenal. 

Ni tampoco esta diciendo que el justo tendra dificultad para alcanzar la salvacion, lo que el Apostol Pedro esta diciendo es que aun siendo ya salvos, Dios los estaba dejando pasar por persecuciones, dificultades y sufrimientos.  Entonces como seria el castigo para los que no se salven? Cuando a alguien Dios lo llama justo es porque ya es salvo, y en Cristo encontramos esa justificacion desde el momento en que vinimos a sus pies confesandole como nuestro Señor y Salvador.  Pedro esta hablando del que ya es salvo, por eso dice "si el justo" Si alguien se salva venciendo las dificultades, la salvacion ya no seria por Cristo sino que seria por su propio esfuerzo, y eso daria lugar a el orgullo y la jactancia, porque facilmente caemos en ese pecado. Mira lo que la Biblia dice en. 1Cor. 1: 26-31.

Nos redimió quiere decir nos compró, una vez comprado bueno o malo, ya no hay devolución. Hech. 20: 28.  Cuando tú compras algo no sabes si va a estar bueno o malo, especialmente si es algo usado; Cristo no tiene ese problema, Él sabe todas las cosas y no nos compró pensando que éramos buenos, Él ya sabía que el diablo nos había usado.  Rom. 3: 10;  Isa. 1: 18.

Después que vinimos a Cristo, nuestra naturaleza humana sigue siendo la misma. Tito 3: 5;  Efe. 2: 8-9;  Rom. 6: 1-2;  Rom. 8: 7-9.  

Decir que la compra que Cristo hizo se puede anular para regresarlos con su padre el diablo, es un evangelio y una doctrina falsa.

Fue Cristo quien nos compró a pesar de que ya nos conocía, y nos aceptó tal y como éramos. Ni  siquiera se han dado cuenta de lo que están haciendo, decir que Cristo nos recibe hasta el momento que cometamos un pecado grave, eso es a la vista de sus propios ojos humanos, y no de acuerdo como Dios mira el pecado.  

Para ser condenado fue suficiente un solo pecado, y lo mismo es ser un asesino que ser un mentiroso, si la salvación se pierde por cometer un pecado grave, (para Dios todos los pecados son graves, de acuerdo con Apo. 21: 8) Entonces no iría al cielo ni una sola persona. 

Aunque no debemos pecar, la salvación nunca ha sido por no pecar, o por guardar la ley, aparte de Cristo nadie la ha guardado. Para ser salvos en el tiempo de la ley tenian que creer que Cristo hiba a venir y ofrecer sus sacrificios por sus pecados, y cuando El vino, (Heb. 7: 11-28;  Heb.9:1-15;  Rom.10: 4;  Gal.2: 21) tenian que creer que El era. Ahora en este tiempo de Gracia la salvación es por nacer de nuevo, pero nunca la salvacios a sido por no pecar. Juan 1: 11-13;  Juan 3: 1-6;  Rom. 6: 1-2;  1Juan 1: 7-10; 1Juan 2: 1-2.

Decir que Cristo nos regresa con el diablo, eso es poner a Cristo en un nivel más bajo que a satanás, porque Cristo nos rechaza mientras que el diablo nos acepta cuando cometimos un pecado grave, entonces para ellos es más misericordioso satanás que Cristo.  No introduzcas doctrinas de demonios en medio del evangelio de Cristo, la Palabra de Dios es clara. Juan 6: 37.  

Cuando la Biblia dice acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, no está hablando de guardar la salvación después de recibirla, está hablando de que muchos escuchan el evangelio 1Cor. 15: 1-4. Y les preguntas. ¿Crees el evangelio? Te contestan, ¡claro que sí!

¿Entendiste todo lo que te dije y sabes que si aceptas a Cristo como tu salvador, tú puedes tener salvación y vida eterna?  Si lo he entendido, y lo creo, ¿quieres aceptar a Cristo como tu salvador personal?  no, hoy no, otro día.  Entienden que la única manera de ser salvos es por el evangelio de Cristo, pero aun así deciden no quedarse con él; no lo retienen, no lo guardaron, o no hicieron propia la salvación. Exo. 12: 12-13. Saber lo que tenían que hacer, no haciéndolo, no fue suficiente saberlo.

No se puede perder algo que nunca han tenido. Salvación por obedecer o guardar ordenansas o mandamientos, seria estar bajo el pacto de la ley y no bajo la gracia, o bajo el nuevo pacto.

Gal. 3: 10 y 13;  Efe. 2: 8-9;  Heb. 7: 22.

Mat. 24: 13-14. Son escrituras que pertenecen hasta después del rapto, la Iglesia no va a concluir la tarea de predicar el evangelio a todo el mundo, será alguien más quien lo haga.  Cristo promete vida eterna. 1Juan, 5: 10-13;  Heb.7: 25.

Cristo es el nuevo pacto y nuestro Sacerdote perfecto. Heb. 7: 19-25;  Heb. 7: 26-28.

Cristo es nuestro abogado y nuestra propiciación. 1Juan 2: 1-2.

Cristo es el sacrificó perfecto para nuestra salvación y es nuestro intercesor. Rom. 8: 34.

Si el cristo que tú conoces dice que la salvación se pierde, no es El Cristo de la Biblia. Y si la salvación se pierde, entonces Cristo es mentiroso, su pacto no es perfecto, tampoco es buen sacerdote, no sirve como abogado, no sirve como propiciación, su sacrificio no fue perfecto y no es suficiente, y el Padre no lo escucha cuando intercede por nosotros. satanás estaría súper contento, si toda la humanidad creyera todo eso. Mar. 9: 37-39.  Así que si de verdad eres un creyente, no puedes concordar con el diablo diciendo mal de Cristo, porque los milagros más grandes que Cristo hizo, desde entonces y para siempre, no fueron el haber sanado enfermos, ni resucitado muertos, los milagros más grandes de Cristo son la salvación de cada creyente.  Si después de leer esto sigues creyendo que la salvación se pierde, puedes creer eso si así lo deseas, pero esa enseñanza no viene de Dios, viene del infierno y tú solo eres uno de los mas sofisticados  incrédulos, decir que la salvacion se pierde es como decir yo tambien soy creyente pero no creo, no existe tal cosa o crees o no crees, y si eres un incredulo la única manera que hay para que Dios te salve es que dejes de serlo o seguirás perdido. Apo. 21: 8;  2Cor. 13: 5-6.

Volviendo al tema, lo único bueno de la Iglesia de Sardis son unas pocas personas. Apo. 3: 4, en estos no hay ninguna duda de que son de Cristo, por lo que el mismo verso dice, andarán conmigo en  vestiduras blancas porque son dignas.

Apo. 3: 5. Eso de que no borrare su nombre del libro de la vida, comparémoslo con, Sal. 69: 28. El libro de los vivientes, es un libro que tiene todos los nombres de las personas que han vivido en el mundo, y está en conjunto, con el libro de los justos, que es lo mismo que el libro de la vida. Quien es salvo y muere su nombre es pasado del libro de los vivientes, al libro de los justos o el libro de la vida.  En pocas palabras, la persona conserva su nombre cuando es salvo, o salva, sino será borrado.

Hay muchas escrituras que Hablan de los vivientes, refiriéndose a todas las personas que viven, han vivido, o vivirán sobre la tierra, aquí tienes tres de ellas. Sal. 116: 8-9;  Ecl. 4: 1-2;  Isa. 4: 3.

Dios no tiene solamente un libro.

Hay un libro donde los nombres serán borrados, de los que dejan de existir en la tierra.

Sal. 69: 28, y Apo. 3: 5.

Exo. 32: 32-33. Si Dios tuviera que borrar de su libro a todo el que peca contra Él,

¿Cuántos quedarían escritos en el libro?

En ese verso Dios está siendo específico con un pecado, ¿Cuál era?  Exo. 32: 1-4.

Por eso Dios quiso destruir al pueblo. Exo. 32: 9-10, y los vs.: 32-33.  Moisés intercedió por el pueblo, y el pecado de Israel, aparte de su idolatría, fue atribuirle al becerro de oro, el haberlos sacado de Egipto. Comparando eso con: 1Cor. 10: 18-20,  les atribuyeron a los demonios la obra de Dios.    Ahora compara esa acción con 1Juan 5: 16, y Mat. 12: 31-32. El pecado imperdonable es: atribuirle a satanás las obras del Espíritu Santo.  Mar. 3: 29-30.

Y creo que también es lo contrario; atribuirle al Espíritu Santo las obras de satanás, allí entran todos los falsos maestros, como todos los papas, y todos los fundadores de religiones falsas, etc.;  Etc.

Volvamos a 1Juan 5: 17, compáralo con, 1Cor. 11: 31-32 y 1Juan, 1:9.

También compara 1Juan 5: 18, con 1Juan 3: 9. La simiente de Dios no peca.

La que peca es la naturaleza humana. 1Cor. 15: 45-53.

Otro libro que algunos creen es para el remanente de Israel: Dan. 12: 1;  Heb. 12: 23.

Que bien pudiera ser el mismo libro de la vida, por lo que dice en, Apo. 13: 8.

Otro libro donde se escriben los nombres de los creyentes y que los incrédulos no serán escritos allí:

Es el libro de los justos, de la vida, o el libro que está en los cielos.

Sal. 69: 28;  Luc. 10: 20;  Fil. 4: 3;  Apo. 3: 5;  Apo. 13: 8;  Apo. 17: 8;  Apo. 20: 12;  Apo. 20: 15; 

Apo. 21: 27;  Apo. 22: 19.

Varios libros para escribir todas las obras de todos los perdidos. Apo. 20: 12.

Otro libro que es para escribir todas las obras de todos los creyentes. Rom. 14: 10;  2Cor. 5: 10.

Volviendo al tema.

La sexta Iglesia, de Filadelfia.

Apo. 3: 7. Compáralo con, Isa. 22: 22-23. Es Cristo quien tiene todas las llaves, no es San Pedro ni ningún papa. Apo. 1: 17-18.

Apo. 3: 8. Nota que esta Iglesia, no era una Iglesia súper fuerte, solo requería de dos cosas bien importantes: guardar la Palabra de Dios, y no negar el nombre de Cristo. El que es fuerte es nuestro Dios, no nosotros.

En pocas palabras, obedece su Palabra conforme vas aprendiendo, y testifica de Cristo, no hacerlo es negarlo.  No obedecer lo que has aprendido, no es guardar su Palabra.

Esa es la manera de encontrar la gracia de Dios, y es Cristo quien abre puertas que nadie pueda cerrar, no los hombres.

V.: 9-10, también es Cristo quien se encarga de descubrir a los que dicen que son, pero no son.

Si guardamos su Palabra, Él nos guardara a nosotros de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero.

Hay quienes creen que el verso 10, está hablando de la tribulación, pero prueba, no es lo mismo quetribulación.

Yo en lo personal creo que el ecumenismo o el poder engañoso que dice en 2Tes. 2: 10-12, es lo que está sacando a flote todos los que decían pertenecer a la Iglesia verdadera, pero que solo son impostores.

Aunque tampoco debemos olvidar lo que dice, Mat. 24: 24; aunque aquí habla de otra cosa, se puede aplicar en el tema. (NOTA, SER ENGAÑADO NO ES LO MISMO QUE PERDER LA SALVACION, PORQUE ES ALGUIEN QUE YA A NACIDO DE NUEVO) 1Tim. 4: 16. Se salvaría a él y a otros de ser engañados, Timoteo ya había nacido de nuevo.

V.: 11. Retener lo que tienes, no es para retener tu salvación, sino para que otro no tome la corona que va a ser para ti.

Vs.: 12 y 13.  Al que venciere, se puede tomar como alguien que no era salvo; se salva y triunfa hasta el final, o alguien que ya era salvo y se mantiene en el camino correcto hasta el final, para que nadie más tome las recompensas que están destinadas a nosotros haya en el cielo.

La razón principal porque las Iglesias están en la condición que están hoy en día, es porque nadie queremos escuchar lo que El Espíritu dice a las Iglesias.  Si escuchamos, lo tomamos muy a la ligera; o por un oído nos entra y por otro nos sale, y tenemos que ponerle un alto a eso.

 

 

 

La séptima Iglesia, de Laodicea.

Apo. 3: 14-19. Lo que está escrito en seguida, lo tome del COMENTARIO BIBLICO MOODY. La última carta se dirige a Laodicea, que no recibe alabanza ninguna. La condición desfavorable que prevalecía en esta Iglesia era de tibieza: los miembros no eran ni fríos ni calientes. La persona tibia no se preocupa mucho si oye enseñanzas herejes, y no se muestra vigoroso en la defensa de la fe. Este espíritu de indiferencia es lo más trágico que le puede ocurrir a una Iglesia. La conclusión de esta carta es diferente de las conclusiones de las otras seis en cuanto que hace una aplicación individual:

Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entrare a él.  Apo. 3: 20.

Bien podemos decir que un tibio es solamente un religioso, que quiere estar bien con Dios, pero también quiere servirle al diablo. Trata de mesclar la luz con las tinieblas, la verdad con la mentira, lo que es correcto con el error, lo bueno con lo malo, la sana doctrina con herejías, lo santo con lo profano, que quieren hacer de lo que Dios odia, amor y del amor de Dios, como si fuera odio. No por nada Cristo dice así en Apo. 3: 15-16. Hay cosas que se dicen que parecen de lo más compasivas, y que se muestran con mucha apariencia de piedad. (2Tim. 3: 5).  Si tu pensamiento no concuerda con la Biblia, no puedes estar más bien tú que Dios. Por muy compasivo que parezca tu argumento, no puedes irte en sentido contrario de lo que la Biblia enseña. Escucha el consejo de la Palabra de Dios; lo que tú hagas con su Palabra, Dios va a hacer contigo. Isa. 5: 20-24.

Nosotros no ponemos límite al amor de Dios.

Se lleva amor para ganar a alguien a Cristo.

Se lleva amor para restaurar a alguien caído.

¿pero cuál es el límite de ser salvo, o ser restaurado?

el verdadero amor no tiene límites, el limite lo pone la misma persona cuando rechaza el amor de dios, Rom. 5: 20-21.  la gracia de dios es inagotable.  El problema no está en lo abundante de su gracia, el problema está en no aprovechar la gracia de dios, por quedarse en la abundancia de su pecado, sin aceptar que dios es el que transforma, porque no desean cambiar.

Fil. 2: 13;  Juan 3: 17-21.

¿A quién va dirigido el mensaje de las siete Iglesias? ¿A toda la Iglesia, o a creyentes individuales?

La Iglesia es un cuerpo, y cada uno de nosotros como creyentes individuales, debemos de mirar por el bienestar de la Iglesia, ya sea en nuestro cuerpo que es templo del Espíritu Santo, 1Cor. 6: 19, o como un cuerpo integrado.  Así que no hay manera de hablarle a la Iglesia en general sin que se hable individualmente.  Pero si se puede hablar individualmente sin incluir todos los demás miembros de la Iglesia, o a todo el cuerpo.  Como ejemplo: Mat. 18: 15-17.  

En una congregación puede haber alguien que no pertenece al cuerpo de Cristo, o que se han desviado de la verdad y trastornan la fe de otros, estos miembros tienen que ser mutilados. 2Tim. 2: 15-18.

Lo bueno con el cuerpo de la Iglesia, es que el que reemplaza a alguien es Dios, cuando es necesario, ya sea  porque se desvió doctrinalmente o es un falso hermano, o que alguien que por su mal testimonio, otro tenga que tomar su lugar. Hech. 1: 15-20;   Apo. 3: 11.    

Pero el cuerpo de Cristo  no es un cuerpo fenómeno o deforme, Dios conoce los que son de Él y los que no lo son.  2Tim. 2: 19.

Rom. 12: 3-5;  1Cor. 12: 25-27.

Si un miembro padece, todos los miembros se duelen.

Si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.

Rom. 12: 15. De modo que como vamos a tener buenas Iglesias, si cuando un miembro se duele, los otros se burlan.

Y cuando unos lloran, los otros se carcajean.  ¡Que Dios tenga misericordia de nosotros y nos cambie ese corazón tan duro que en veces tenemos!

Siempre he conocido aquellos que dicen: ¡Que les importa, es muy mi vida!   ¿De verdad?

Vamos a mirar si es muy tu vida. 1Cor. 6: 19-20;  Gal. 2: 20;  Col. 3: 3-4.

Otros dicen: ¡A mí que me importa! Pues debería de importarles, porque de verdad que cada uno individualmente, va a comparecer ante el tribunal de Cristo. 2Cor. 5: 10.

Si no cuidas tu testimonio, destruyes tu cuerpo que es templo del Espíritu Santo, puedes destruir tu familia; y aparte de culpas personales, como miembro de la Iglesia, destruyes la función del cuerpo de Cristo y puedes echar a perder los frutos del Espíritu Santo en los demás, y se destruye la Iglesia. Ecl. 9: 17-18.

NO NADA MAS ES TU VIDA.

Stg. 4: 17. Si sabes hacer lo bueno y no lo haces, estas pecando; y si no sabes hacerlo, pues aprende y hazlo.  Todos somos responsables de la gran comisión. Mat. 28: 18-20.

Así que en cualquier día puedes ganar almas, o si no reúnete con tu Iglesia en los días que han asignado para ir a ganar almas.

Cristo dijo que os améis unos a otros. Juan, 15: 11-12.

Hay egoístas que se cruzan de brazos, porque la Biblia dice que deben amarlos.

no, lo que la biblia está diciendo, es que lo hagas tú, que tu ames a los demás y recibirás amor. 1Juan 4: 10.  Dios mismo nos dio ese ejemplo.  

Mat 5: 44. Hay quienes presumen de amar a los enemigos, y entre hermanos nos andamos mordiendo.

Orar los unos por los otros. Stg. 5: 16.

Gal. 6: 2. De nuevo aquí los egoístas creen que los de más deben de cargar con todas sus cargas, y no está hablando de eso, lo que está diciendo es que tu vallas y le alivianes las cargas a otros.

Hay aquellos que reciben la ayuda y en lugar de tratar de salir adelante, agravan más su propia carga haciéndola más pesada en lugar de hacerla más liviana, y no piensan en los de más que de verdad están necesitan la ayuda.

Cuando aprendamos a no ser egoístas, entonces se podrán mirar más en la Iglesia los frutos del Espíritu Santo. Juan 15: 1-5, y 16.  Y uno de los frutos del Espíritu Santo es darle a otros agua viva. Juan 4: 10-14;  Juan 7: 38-39.

Más en acuerdo con eso: Gal 5: 22-26;  Efe. 5: 9-13;  2Ped. 1: 5-8.

Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para conocer la verdad para nuestra salvación y bendición. Pero si a ti no te gusta lo que Dios dice en su Palabra, a Dios no le molesta en lo más mínimo lo que tú creas o dejes de creer, ese es problema tuyo.  Dios ya dio a su Hijo desde antes de la fundación del mundo y muchos ya lo hemos aprovechado.  1Ped. 1: 18-20.   

He tratado de explicar las cosas con todo detalle, y no ignoro que a los que no son hijos de Dios algo no les guste. Y lo peor de todo es que muchos de estos ya están privados de la verdad. 1Tim. 6: 3-5.

Rom. 9: 14-16.  No todos quieren y no todos corren, y los que quieren y corren hacia donde están corriendo.

Rom. 9: 17-26. Pide a Dio misericordia para que Dios no te endurezca, y que no seas tú un vaso preparado para destrucción, sino que  haga notorias las riquezas de su gloria en ti.  Todavía estas a tiempo. Fil. 2: 13;  Efe. 2: 8-9.

 

Es Dios quien pondrá la fe en ti para que puedas creer, no le canses la paciencia.  Apo. 22: 10-21; Apo. 20: 15.