COMO EL DESPERTAR DE UNA PESADILLA

 

 

Introducción

Sin duda alguna, todos alguna vez fuimos aterrorizados por una pesadilla mientras dormíamos.  Conozco testimonios de personas que cuando eran niños, tenían temor que la noche se acercara porque al dormir volverían esas pesadillas igual que las noches anteriores.  Ser acosados por pesadillas es algo que roba la paz aun estando despiertos.  Vivir en estos tiempos se ha convertido en una pesadilla para muchos, solo los ciegos y los sordos no se dan cuenta de lo que está pasando en el mundo.  Los únicos que pueden tener una paz y una tranquilidad verdadera son los hijos de Dios con una fe que no es fingida. Hoy te hablaré de quienes son los que le han robado la paz al mundo, y porque vivir en este mundo se ha convertido en una pesadilla.  Aunque tú te digas ser Cristiano, si tú deseas el miedo, la incertidumbre, la desconfianza y la falta de fe,  más que la paz y la confianza en Dios, lo único que tienes que hacer es comenzar a confiar en todo el sistema mundano; en todas sus mentiras, y sus religiones perversas, y en un instante tendrás lo que deseas.  Pero solamente un necio loco escogería estar todo el tiempo con temor y desconfianza, que tener fe, serenidad y plena confianza en nuestro Dios Todopoderoso.

 

Para comenzar este estudio, te diré un poco de lo que pasó en el Antiguo Testamento, y lo voy a aplicar a los tiempos en que vivimos hoy en día.

2Rey. 9: 16-22.  ¿Hay paz Jehú? Y él respondió: ¿Qué paz, con las fornicaciones de Jezabel tu madre, y sus muchas hechicerías?

Jehú era un Rey de Israel que no era ningún miedoso, hoy en día no hay predicadores que tengan ese valor.

En asuntos de vida o muerte es necesario llamar las cosas por su nombre, pero ahora al miedo lo llaman ética.

Jehú se atrevió a decirle a Joram: tu madre es una ramera y una bruja.  Jehú no tenía ética.

En los domingos pasados, terminamos una serie de estudios que la titule “Religiones formadas con prácticas de maldiciones”  La verdad es que de todas las religiones, no hay ninguna para escoger, todas llevan el mismo rumbo.

Jezabel es como un tipo de la ramera de babilonia.  Apo.17: 5.

Esta ramera esta disfrazada como la novia de Cristo.

La ramera tiene más hijas, todas igual que su madre.  Pro. 7: 10-12.

Astutas de corazón, alborotadoras y rencillosas, sin ninguna rienda, acechando por las calles y por las plazas.

Solamente alguien que no conoce La Palabra de Dios, se dejaría impresionar por cualquiera de ellas.

Estas rameras con su hipocresía se disfrazan y se hacen pasar como Iglesias de Cristo.

Cualquiera que no sea un conocedor del oro, le puedes vender cualquier cosa que brille y lo compra pensando que es oro. Así son esas rameras, se miran muy esplendorosas, pero en realidad están llenas de tinieblas.

Si todas las religiones fueran buenas como algunos abogan por ellas, ¿Entonces por qué el mundo está hecho un muladar?  1Cor. 15: 50;  Isa. 14: 16-17.

En el mundo espiritual, jamás podrás obtener pureza de algo que su origen fue pervertido y corrompido.

Tantas cosas que están pasando en el mundo, y la gente no se está enterado de nada.

Ya hemos dicho que una cosa son todas las religiones que fueron fundadas por hombres, y otra cosa muy distinta es La Iglesia que Cristo edificó.

En los últimos tiempos todas las religiones se están uniendo, excepto La Iglesia que Cristo fundo, jamás será parte de ellas.

Nada es como parece; millones de personas han sido engañadas, porque les han hecho creer que la mayoría de la gente compone la iglesia verdadera.

La Biblia es La Palabra de Dios, y ella misma nos aclara eso.

¿Qué señas particulares Cristo le dio a su Iglesia?

Juan 7: 7.  En este mundo cuando se toman decisiones lo hacen por mayoría de votos, porque de esa manera creen que lo hicieron mejor o lo hicieron bien, pero Cristo dijo que la mayoría va mal, descarrilada en su pecado.

Juan 18: 36.  Cristo dijo mi reino no es de este mundo, por lo que si hay algo o alguien que compone la mayoría del mundo, eso no es La Iglesia Verdadera de Cristo.

Juan 8: 23;  Juan 15: 18-19;  1Juan 4: 5-6.  Por eso es que creemos lo que creemos.

Juan 17: 1-3.  A Dios se le conoce no de una manera literal, si no de una manera Espiritual; y Cristo dijo que conocer a Dios esto es la vida eterna, y los Verdaderos creyentes conocemos a Dios y a su Santo Espíritu.

Pero el mundo todos a una voz en cuanto a la vida eterna, dicen que nadie está seguro de nada, empezando por sus líderes religiosos.  Juan 14: 17.

Nosotros usamos La Biblia para nuestras enseñanzas, no usamos doctrinas o mandamientos de hombres.  Mat. 15: 7-9.

1Juan 5: 19.  Vamos a ver de qué manera, toda la humanidad se ha ido poniendo bajo el control de satanás.

Y la verdad es que nadie tiene excusa, porque todo aquel que quiera puede trasladarse de la potestad de las tinieblas, al reino de Cristo.  Col. 1: 13-14.

La Biblia habla de muchas maneras; y dependiendo del contexto podemos saber si está hablando literalmente, o Espiritualmente.

Como también a veces habla claro, a veces en parábolas o alegóricamente, a veces habla en sentido figurado, a veces habla simbólicamente. 

Como por ejemplo: Apo. 6: 1-2.  Esta escritura habla simbólicamente,  y hay quienes confunden este caballo, por el simple hecho de que es un caballo blanco y su jinete resulta vencedor, piensan que es Cristo.

¿Qué es lo que este jinete hace?  Nada más monta el caballo, trae un arco pero no trae flechas, o sea que él no pelea, se le dio una corona y sale venciendo y para vencer.

Ahora lee Apo. 19: 11-16.  Es muy diferente este jinete; y lo dice bien claro, Él es nuestro Señor Jesucristo.

2Tes. 2: 1-4.  ¿Cómo pensar que un solo hombre con un solo arco, pero sin flechas y sin pelear, podría tomar el control hasta hacerse pasar por Dios? 

Entonces, ¿Cómo es que sale vencedor hasta apoderarse del mundo?

Tiene sus propios soldados, y sus soldados pelean por él, ellos hacen un juramento a la ramera que llegado el momento, la defenderán así tengan que dar sus propias vidas hasta en una sangrienta guerra; todos comandados por satanás para establecer a toda costa una única religión mundial.

Todos estos soldados dependiendo de la situación que se encuentren,por el juramento que hacen y por iniciativa propia, o pueden usar armas de fuego, o armas blancas.

El veneno

La cuerda para la orca

Un accidente de tráfico

El soborno

El chantaje

La extorción

La difamación

Pueden tender trampas para hacer caer a alguien en el adulterio, la fornicación,  o puestos en una situación para ser tentados, para tomar lo ajeno.

Hay quienes se sorprenderán al saber que los que fueron entrenados para hacer todo eso, son los que usan sotanas negras.

Y otros que en el pasado y ahora en el presente, usan vestimentas de auténticos predicadores o pastores, o están bajo el nombre de apóstoles, que cumpliendo las órdenes de los gobernadores de las tinieblas, se han estado encargando de desacreditar, de voltear las cosas, de confundir la verdad de Dios, tratando de conseguir que la mayor parte de la humanidad perezca.

Un solo hombre de estos es mucho más peligroso que miles de hombres juntos, porque son expertos en el campo espiritual para destruir la fe de los que pudieran venir a Cristo, o los que ya están en Cristo, o para destruir Pastores o Iglesias.  Como pueden ver, satanás no está jugando como muchos profesantes cristianos lo hacen.

Y el error más grande de la humanidad es que tratándose de lo espiritual, lo relacionan todo con lo bueno.

Y eso esta tan lejos de la verdad como si quisieras unir el oriente con el poniente, de igual modo es tratar de unir a La Verdadera Iglesia con los incrédulos, o pretender que el mal ya no existe, y que ya todo es bueno.

Otro de los engaños más grandes de satanás para este mundo, es que los demonios solamente están asociados con lo macabro, o lo malévolo.  2Cor. 11: 13-15.

Por qué espiritualmente hablando  ¿A quién engañaría el diablo, si sus soldados se presentaran ante el mundo religioso con apariencias de hombres malvados?

Estos son todos los ejércitos que pelean en contra de Dios.  2Tim. 3: 1-5.

Lo crean o no lo crean, lo acepten o no lo acepten, todas las personas que andan en contra de la verdad, satanás tiene mucha influencia en ellos.

Y la verdad no es tanto que tengamos que luchar ellos con nosotros, o nosotros con ellos.

La lucha es con los malos espíritus que tienen influencia en ellos, y ellos se hacen los que no saben.

Y a nosotros se nos olvida que es el diablo el que los ha puesto en la incredulidad donde se encuentran.

Como ya antes lo dijimos; toda la maquinaria, el sistema mundano, y como esto funciona, La Biblia le llama la ramera, madre de otras igual que ella.

Se hace pasar por la novia de Cristo, la bestia imita a Cristo, sus soldados imitan a los cristianos, con una apariencia de piedad impresionante.

Estos soldados son todos los hijos tanto de la ramera, como de las hijas de la ramera, y creo que la mayoría de ellos ni siquiera lo han entendido.

Muchos van a entenderlo hasta el tiempo de la tribulación.  Apo. 7: 9-17.

Y otros hasta que mueran lo entenderán.  Luc. 16: 22-24.

Y los que creen en el purgatorio, estarán en el infierno pensando que pronto saldrán de ahí.

 

QUE DIFICIL A DE SER ESPERAR LA GLORIA, Y LLEGAR AL INFIERNO.

Alguien me dijo en una ocasión, ¿No me digas que la madre Teresa no hizo muchas buenas obras?  Yo le conteste que las obras que ella hizo si fueron buenas, pero que la mala era ella. Me contesto que como podía ser eso porque si sus obras eran buenas también ella lo era, yo le dije que ella pensó que podía competir con Cristo en las buenas obras y que ellas la salvarían, pero su propio corazón la engaño y la llevo al infierno.  Jer. 17: 9.

El Apóstol Pablo habla de peligro de falsos hermanos.  2Cor. 11: 26.  O sea que ellos son conscientes de que fingen ser hermanos.

Y otros están bien engañados, porque les han hecho creer que ellos son cristianos, y tanto los unos como los otros son falsos hermanos.

Tal vez alguien dirá: Hermano creo que estas generalizando, ¿Porque como fingir que son hermanos si realmente no lo fueran?

¿Tendría que haber señas más particulares? 

Y las hay, lee en Mat. 7: 21-22.

¿Qué religiones hay con estas características?

Profetizan en el nombre de Cristo.

En el nombre de Cristo echan fuera demonios.

En el nombre de Cristo hacen muchos milagros.

Si en El nombre de Cristo hacen todo eso, entonces se tiene la tendencia de pensar que tienen que ser de Cristo.

Uno de los errores más grandes de los cristianos, es que no hacen caso a lo que dice La Biblia, creen que son más sabios.

Si La Biblia nos está diciendo claramente quienes son ellos, entonces porque nosotros vamos a pensar diferente.

Me declaro enemigo de todos aquellos que usan La Biblia para engañar a la gente y mandarla al infierno.

Sin duda alguna, una de las cosas más extraordinarias de la Biblia son los milagros que se mencionan.

Dios usó a los Apóstoles para hacer milagros, y Cristo mismo hizo muchos milagros, pero Cristo no le dio más importancia a los milagros que a la salvación.  Mat. 12: 38-40.

Generación mala y adultera es lo que hoy en día tenemos.

Eso significa que los que hacen campañas para mostrarles señales de dios, no son de Dios son del diablo, son soldados de la bestia.

En el caso de este tipo de personas, si Cristo hubiera querido usar los milagros como evidencia para que creyeran en la salvación, al pedirle señales, otra oportunidad como esa ya no la tendría.

Juan 6: 28-35.  ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?

Si la generación de estos tiempos, tuviera oportunidad de hacer esa misma pregunta a Cristo, esperarían que el respondiera.

Les voy a llenar de poder para que profeticen en mi nombre.

Para que puedan hacer muchos milagros.

Y para que en mi nombre echen fuera demonios.

Pero quedarían desilusionados, se desvanecerían al escuchar a Cristo decir: “Esta es la obra de Dios, que creáis en el que Él ha enviado”

Hmmmmmmmm y luego en cualquier momento perdemos la salvación.

Juan 5: 24.  Estábamos muertos y pasamos de muerte a vida, que es lo mismo que dice en Col. 3: 1-4.  Espiritualmente pasamos de muerte a vida, que es lo mismo que haber resucitado con Cristo.

Pero según los que creen que la salvación se pierde, eso significaría que después de haber resucitado con Cristo, volvieron a la muerte Espiritual.

Si comparamos a Col. 3: 3-4.  Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

Cuando Cristo vuestra vida se manifieste entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Si nuestra vida está escondida con Cristo en Dios, y Cristo resucito y está en el cielo, entonces nuestra vida ya está allá por la fe, y por lo que dice Efe. 2: 6.  Y juntamente con él nos resucito, y nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús.

Porque Cristo murió, fue sepultado y resucito y ya está en el cielo, nuestra vida eterna está en El, y siendo así, de nuevo podemos probar que La Vida Eterna que Dios nos dio, no está dependiendo de cómo vivamos nuestra vida humana natural, aunque obviamente en nuestra vida practica debemos buscar la santidad, pero no para ser salvos, sino porque ya somos salvos (1Cor. 1: 2); pero pensar que la salvación se pierde es para traer abajo a Cristo.  Si fuera posible poder bajar a Cristo desde el cielo; hasta entonces te diré que  la salvación se pierde, y que nuestra vida eterna podría llegar a ser de nuevo una vida común humana natural, pero están separadas totalmente la una de la otra. La vida natural humana, es la misma vida que cualquier incrédulo tiene; aunque Espiritualmente ellos están muertos. La vida eterna solamente los creyentes la tenemos, y es por El Espíritu de Cristo que está en nosotros.  Rom. 10: 3-7; Rom. 8: 7-9.  

2Cor. 4: 14-18.  Verso 16.  Por tanto no desmayemos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.

2Cor. 5: 1-10.  Verso 1 y 2.  Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos.

Versos del 6 al 8.  Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor porque por fe andamos, no por vista; pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.

Cuando leemos en Heb. 7: 26-27, y Heb. 9: 11-12, dice que Cristo se ofreció a sí mismo en sacrificio una vez y para siempre, léanlo de nuevo, una vez y para siempre; es decir Cristo no murió para que resucitaran Espiritualmente muchas veces, cada vez que murieran por haber perdido su salvación, y resucitar de nuevo cada vez que la recuperaban arrepintiéndose.  Que con su propia sangre obtuvo eterna redención, voy a repetirlo de nuevo, eterna redención.

Ellos creen que puede recuperar su salvación si se arrepienten de nuevo, ¿De qué manera podrían arrepentirse de nuevo?  ¿Cómo podría hacerse eso?  Si Cristo se sacrificó solamente una vez, para que volviéramos de la muerte a la vida solamente una vez.

Por eso es que Heb. 10: 26, dice porque si pecaremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados; porque Cristo jamás volverá a sacrificarse otra vez.

Y está hablando específicamente del pecado, de que voluntariamente rechazan la salvación, aunque ya tienen el conocimiento de la verdad.

Para que recuperaran la salvación todos los que la pierden, Cristo tendría que venir a morir millones de veces, una vez por cada uno de ellos que la pierda,  y eso sería un cuento de nunca acabar.

El Dios que tiene los Verdaderos Creyentes, es un Dios con un poder y una sabiduría que no tiene límites, para que quieran atribuirle algo tan insensato.

En el catolicismo, la palabra “miza” = a repetir el sacrificio de cristo.  Eso es una creencia que deliberadamente apoya el satanismo, porque a ellos les gustaría que todo mundo creyera que no fue suficiente un solo sacrificio.

Un cristo que tiene que repetir el sacrificio, es un cristo falso.

Heb. 6: 4-8.  Estos versos presentan el caso de Judíos que profesando ser creyentes supuestamente se habían apartado de la fe en Cristo después de haber llegado hasta el mismo umbral de la salvación y experimentado la obra de iluminación y convicción realizada por El Espíritu (Juan 16: 8-10).  No se dice que ellos tuvieran fe.  Su experiencia era semejante a la de los espías en Cades Barnea (Deu. 1: 19-26), quienes contemplaron la tierra y tuvieron el fruto mismo de ella en sus manos, y sin embargo volvieron al desierto.  Hech. 26: 27-29.

Y te diré que cualquier persona que tenga en la mente cosas Bíblicas, mas aparte ideas de falsos hermanos, esa persona tiene un corazón apostata, sea quien sea, y se está engañando así mismo porque probablemente nunca ha sido salvo.

Mira lo que dice en Mat. 7: 23.

A nadie le gustara escuchar esas palabras, pero por no atender a La Palabra de Dios y por dejarse impresionar por falsos predicadores, eso es lo que muchos van a escuchar.  Nunca os conocí apartaos de mi hacedores de maldad.

Y todavía hay señas más particulares para señalar directamente a quienes son los soldados del diablo.

Estos son nada más y nada menos que todos los que se hacen pasar por grandes y auténticos evangelistas en la televisión.  Los más famosos de los últimos tiempos;  y otros que no lo son tanto, muchos de ellos admirados y aclamados, y adorados por millones de personas que aman y concuerdan con toda la basura que hay en este mundo, pero todos juntos con su carisma y su elocuencia se han hecho pasar por cristianos.

Mundo de miseria es el mundo donde vivimos.

Isa. 42: 8.  Dios no comparte su gloria con nadie, por lo que si miras alguna religión u organización que sus miembros se cuentan por millones y que armonizan con todo el mundo, táchalos  X, no te acerques a ellos pensando que son de Cristo, estos son los soldados que ayudan al que monta el caballo blanco y que tiene una corona; que trae un arco pero sin flechas, pero no pelea de frente.

Tenemos que identificar a todos los que parece que adoran a Dios, veamos si es verdad:

Ya hemos mirado que La Verdadera Iglesia, nunca será parte de este mundo.

Todos los que componen el mundo que son parte de él, no están adorando a Cristo; están adorando a alguien más.  Apo. 13: 4 y 8.

Todos fuimos creados de tal manera que tenemos esa necesidad de adorar, o se adora a Dios o se adora al diablo.

Pero todos ellos la mayoría de estos adoradores, nunca los veras con esa apariencia de adoradores del dragón y de la bestia.

Juan 4: 22-23.  La Salvación viene de los Judíos.

La Salvación no viene de los árabes.

No viene de los romanos.

No viene de nadie de los hispanos. 

Hay Verdaderos adoradores y falsos adoradores.

Quienes pretenden adorar a Cristo, y al mismo tiempo a otra persona,  el espíritu que tienen es contrario a la Verdad de Dios.

Los Verdaderos adoradores adoran solamente a Cristo y Cristo esta con los Verdaderos adoradores.

Cristo no está con los falsos adoradores.

Y algunos ya no se complacen con adorar, ahora buscan adoradores para sí mismos, tanto que se hacen pasar por Cristo.

Mar. 13: 21-22.  Ya han venido algunos que dicen que son cristo, y pongan atención que líderes religiosos han salido diciendo eso;  catolicismo, los del 7ptimo día, o cualquiera de los de la rama de carismáticos.

No lo digo yo, pongan atención; ellos solos se identifican como los hijos de la madre  de las rameras.

Nunca podrás ver que un verdadero creyente este de acuerdo con los que estén diciendo que ellos son Cristo.

Ni ellos son bienvenidos con nosotros, ni nosotros somos bienvenidos con ellos.

Si su líder a quien siguen es falso, sus seguidores también son falsos, aunque parezca que son creyentes de verdad.

Sal. 2: 1-12.  Si estos están peleando para quitar a Dios de en medio, te imaginas lo que pensaran de ti si eres un Verdadero Cristiano.

Y cuando aparece alguno como un auténtico cristiano para debates en televisión o internet, con otros líderes religiosos, los dos son hijos ya sea de la mama, o de las hijas de la ramera; solamente son shows actuados y preparados que intentan ridiculizar La Verdad de Dios.

Famosos tele-evangelistas desenmascarando a otros, los dos trabajan para la misma satánica institución.

Y hay muchos que siendo creyentes están mirando predicaciones de estos lobos en la televisión o internet, y escuchan música con ritmos satánicos en estaciones de radio, y como unos bobos se han dejado impresionar por engañadores.

Por esa misma razón cuando se les predica, tienen una actitud contraria a la Verdad de Dios.

Dios nunca le dará entendimiento para comprender las Santas Escrituras a quienes hablan a favor de sus enemigos, y por eso es que muchos no avanzan en el conocimiento de la vida Cristiana.

Hemos llegado a tiempos, donde ya no hay tiempo para andar vacilando.

Todos aquellos que digan ser Cristianos, deben de examinarse para ver si vinieron solo a una religión impresionados por un hombre,

O vinieron a ser hijos de Dios, porque fueron impresionados por Cristo. 

Es la mayoría de los Cristianos los que no  saben que un Cristiano verdadero nunca será bien recibido por los incrédulos de este mundo, por lo tanto nunca podrá ser famoso seguido por miles, y a veces hasta por millones.

Identifícalos tú solo usando La Biblia, nadie debe de engañarse solo.

Ninguno que sea un predicador de La  Verdad de Dios, se sentirá cómodo robándole la gloria a Dios.  Hech. 14: 8-18.

Y aunque aparentemente digan que le dan la gloria a dios, no es al Dios Verdadero, porque hay muchas otras cosas que los identifican como falsos hermanos.

El Apóstol Pablo nos señala claramente a todos los que son enemigos de la verdad.  1Cor. 15: 1-4;  Gal. 1: 6-9;  2Cor. 11: 4;  Fil 3: 17-19.

Nunca un verdadero hijo de Dios, podrá estar en completa paz con los enemigos de la verdad

Y recordándoles la escritura que leímos al principio que dice en: 2Rey. 9: 16-22.  ¿Hay paz Jehú?

¿Cómo va a haber paz con esa madre y esas hijas rameras, y sus hijos que ya han tomado el control de este mundo ayudándole a la bestia?

Los incrédulos no pueden tener paz, ni tampoco aquellos que creen que la salvación se pierde, y que andan en temor todo el tiempo.  Rom. 8: 14-15;  2Tim. 1: 7.

¿En qué parte de la Biblia está escrito que Dios ha querido un pueblo cobarde esclavizado, y atemorizado?  (¡Ay! ¡Puedo perder mi salvación!)

Todos los que creen eso, viven en una pesadilla constante.

Los Verdaderos creyentes podemos tener una paz, que sobrepasa todo entendimiento.  Fil. 4: 7.

Y creo que sí, también hay creyentes que están siendo engañados, no en cuanto el evangelio sino doctrinalmente.

Si pueden engañar a alguna persona en cuanto lo que es el evangelio, es porque esa persona nunca ha sido un creyente Verdadero.  1Cor. 15: 1-4.

Y también hay quienes creen que si engañan a alguien doctrinalmente, entonces ya pierden la salvación. 

Ecle. 7: 25.  Con este verso podemos saber que hay distinción, entre una cosa y la otra,

Entre la sabiduría y la razón

También conocer entre maldad e insensatez

Y entre el desvarió del error

La condenación es por el conocimiento del bien y del mal, y por no querer aceptar a Cristo como único y suficiente salvador.

El problema es si son conscientes de que sus líderes son lobos, y también ellos voluntariamente han rechazado a Cristo; estos son los que voluntariamente han tomado la posición de los que habla 2Tes. 2: 10-12.

La otra cosa es si alguna vez aceptaron a Cristo, pero están siendo arrastrados por lobos pensando que estos son auténticos predicadores.  Sal. 19: 12;  2Cor. 6: 17-18.

Sal. 19: 7-11.  En el verso 11, dice que en obedecer los mandamientos de Dios hay grande galardón, no dice salvación.  Obedecemos los mandamientos de Dios porque ya somos salvos; no para ser salvos.  La salvación es por gracia, es un regalo que Dios nos da sin merecerlo; lo único que hicimos fue creer en Cristo, venir a Él, y tomar esa salvación que Dios nos ofreció.  Gal. 2: 21;  Fil. 3: 8-9.

Sal. 22: 6.  El Rey David decía, más yo soy gusano y no hombre, todos somos como unos miserables gusanos humanamente hablando, y gusanos inmundos no van a entrar a la santa ciudad.  1Cor. 15: 50.

Apo. 21: 27.  No entrará en ella ninguna cosa inmunda, pero con el simple hecho de ser humanos, ya somos inmundos.  Jer. 2: 22;  Jer. 13: 23;  Isa. 1: 6;  Isa. 64: 6.

Apo. 21: 23-27.  Estas escrituras fueron escritas más bien hablando de todos los que satanás engaña en Apo. 20: 7-9,  hasta ahí en ese tiempo, el pecado será exterminado por completo de una vez para siempre.

La verdad es que para cuando lo que dice Apo. 21: 23-27 suceda, nosotros La Iglesia de Cristo ya estuvimos por mil años reinando con Cristo.  Apo. 20: 6.

¡Gloria a Dios por la transformación que recibiremos en la resurrección de los justos! ¡Todos los que fuimos Sellados por Su Santo Espíritu!  1Tes 4: 16-18;  1Cor. 15: 50-53;  Efe. 1: 13

Hablando en sentido figurado, aparte de ser unos gusanos, también somos como un vaso de barro en donde está un tesoro.  2Cor. 4: 5-7;  1Cor. 2: 12;  Sal. 103: 13-14.

Comentario Bíblico Moody

Heb. 12: 14-17.  Seguid la paz con todos.  Como el que busca armonía, como el que tiene espíritu pacifico, como el que desea unidad y comunión entre los justos.  Y Santidad.  Termino comprensivo Santificación.

Ciertamente una de las pruebas esenciales de la vida nueva en Cristo radica en la forma como los creyentes se llevan unos con otros.

Esaú sirve de ejemplo de los desesperados por tal situación.  Por decisión propia se volvió profano, o amante de lo terrenal y sensual, de modo que perdió tanto el derecho de nacimiento como la sensibilidad espiritual.  Esta última situación, en especial, es la antítesis del modelo presentado en el verso 14.  Esaú cambio la Paz y Santidad por placeres inmediatos terrenales.

Cuando Esaú trato de cambiar el estado en que se encontraba, no pudo hacerlo.  Ya procurara con lágrimas la bendición de Dios ya el arrepentimiento, fue demasiado tarde.  Esaú fue culpable de pecado voluntario, y de sus consecuencias no pudo liberarse.  Esta es la lección para los hebreos que se hallaban frente al pecado voluntario de apostasía y retorno a la tradición mosaica.  Al escritor le pareció obvia la advertencia ilustrada.

 

Para la explicación de cualquier verso de La Biblia, se usa la misma Biblia, sin la necesidad de tener que estar buscando interpretaciones personales, o interpretaciones en escritos o predicaciones de quienes puedes identificar como mundanos, adoradores del dragón y de la bestia. Ya seas creyente o incrédulo, no creo que sea necesario decirte donde vas a terminar, si recurres a ellos.

Cuando algunos que son creyentes, y que sin mucho conocimiento de La Biblia se ponen a escuchar o a leer escritos que escribieron los que son enemigos de Dios; que trabajan día y noche tratando de destruir La Verdad de Dios, para cuando esos creyentes terminan de leer, quedan confundidos, y lo peor que pueden hacer es llevar su confusión a otros.

Todo aquel que venga a cualquier Iglesia que enseña la verdad, debe de tener respeto y debe de venir a aprender, no a querer enseñar. Si otra cosa no les entra en la cabeza, por lo menos eso deben de entender.  Sus mentiras que traigan nunca podrán compararlas con la verdad, por eso lo menos que deben de hacer es tener respeto por la verdad y callarse la boca.

Heb. 12: 14-17.  No tiene nada que ver con que alguien pierda su salvación, ni siquiera está hablando del tema de la salvación.  Con La misma Biblia les voy a explicar ese verso para ver si aprenden algo sólido y por lo menos en eso dejan de decir simplezas, pero si no han conocido a Cristo eso será imposible.

El libro de los Hebreos fue escrito a ellos, a los Hebreos; y toma por ejemplo a Esaú para hablarles del derecho de los primogénitos.  Heb. 12: 18-24.

¿Cuál era el derecho de los primogénitos en el Antiguo Testamento?

El primogénito en el Antiguo Testamento tenía las siguientes bendiciones:

Era dedicado, apartado para El Señor.  (Exo. 13: 2)

Excepto cuando Dios determinaba otra cosa, como en el caso de ellos mismos, de Jacob y de Esaú.  Rom. 9: 10-13;  Mal. 1: 2-3.

Tenía doble porción de lo que correspondía a cada uno de sus hermanos menores.   (Deu. 21: 15-17)

Tenía la principal bendición Paternal.  (Gen. 27: 19)

Tenía el derecho de reinar.  (2Cro. 21: 3)

Ese derecho  se cumplía o no, dependiendo  de lo que Dios determinaba, como en el caso de Salomón a quien Dios amó, que aun desde antes de que naciera, ya Dios le había anunciado al Rey David que su hijo Salomón reinaría.  2Sam. 12: 24-25;  1Cro. 22: 6-10.

Está claro que a Esaú no le importaba nada de lo Espiritual; Esaú se dio cuenta de lo que perdió cuando vio que no podía tener la doble porción de herencia, tratándose de las cosas materiales.  Gen. 27: 30-38.

La mayoría de las personas hoy en día están tomando las cosas igual que Esaú, cuando se trata de dinero, hacen lo que sea para poder tenerlo, pero cuando se trata de lo Espiritual hay grande menosprecio.

En el establecimiento del sacerdocio de Aarón, si hablando únicamente de los Levitas, todo jefe de la familia ejercía los derechos sacerdotales.   Exo. 28: 1-3;  1Cro. 24: 1-19.

Derechos que luego perdieron por su desobediencia a Dios.  1Sam. 2: 27-34.

La familia de Abraham tenía la promesa de que de ella nacería El que había de herir a la serpiente.    Gen. 3: 15;  Gen. 49: 8-10.  La línea de ascendencia del Mecías se traza desde Abel e incluye a Set, Sem, Abraham, Isaac y Esaú.

Esaú como el primogénito, estaba en la línea directa de la promesa hecha a Abraham, y pudo haber sido el instrumento por el cual Dios deseaba bendecir todas las familias de la tierra.  Gen. 12: 1-3.

Según todo lo que Dios había revelado, en Esaú se hubieran podido cumplir estas dos promesas del Mecías.  Sin embargo, Esaú vendió la primogenitura para tener una satisfacción carnal momentánea.

Gen. 25: 27-34.  No fue cualquier cosa lo que Esaú hizo: Esaú menospreció el derecho de la primogenitura, y si tuviéramos que aplicar esto a la salvación como muchos lo hacen, tendríamos que decir que hay quienes menospreciaron la salvación, y eso no es que la perdieron, menospreciar es que a la salvación no le dan el valor que realmente tiene, por eso no la aceptan.

Lo que Esaú hizo es lo mismo que están haciendo Padres de familias.  Ahora sí, aplicándolo a la salvación; Dios quiere bendecir a las familias de la tierra por medio de sus jefes de familia.  Dios quiere llevarlos a la gloria y darles una posición de Sacerdotes en el milenio, pero menosprecian eso por tener una satisfacción carnal momentánea; y junto con sus familias terminarán en el infierno, al menos que despierten a tiempo para venir a los pies de Cristo para pedirle salvación.  Rom. 10: 13.

Después de explicarles el derecho de los primogénitos como Sacerdotes, ahora podrán entender mejor lo que quiere decir Heb. 12: 14.  Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie vera al Señor. 

Si lo comparas con Eze. 44: 10-16.  ¿Puedes leer el verso 13?  No se acercaran a mí para servirme como Sacerdotes, ni se acercaran a ninguna de mis cosas santas, a mis cosas santísimas, sino que llevaran su vergüenza y las abominaciones que hicieron.

Como creyentes en Cristo, por no haber vivido una vida digna, no van a poder estar cerca de Dios en el reinado de Cristo y por no estar cerca de Cristo, tampoco lo podrán ver.  Esto es algo que muchos creyentes de hoy en día no pueden entender,  2Cor. 5: 10, entre las recompensas eternas incluirá poder estar cerca de Cristo, o no poder estar cerca de él.  1Juan 2: 28.

Para reforzar o explicarlo más claro en cuanto a la situación que se encuentran ahora mismo los Hebreos, podemos leer en Heb. 3: 7-19, y Heb. 4: 1-10.

En el verso 8 de Heb 4, dice que Josué no les dio el reposo, aunque sabemos que Josué los metió en la tierra prometida.

En los versos 9 y 10 de Heb. 4, el reposo significa la salvación en Cristo, que pueden tenerla en el presente como personas individuales, o tendrá que ser hasta el final como Nación.  Rom. 11: 25-27.

Heb. 4: 1.  Los Judíos están en ese peligro ahora mismo, de que algunos de ellos no van a entrar al reposo, o la salvación en Cristo, o al reposo de la tierra prometida en el milenio.  Zac. 13: 8-9;  Zac. 12: 10;  Isa. 11: 11-12.

Si creen que un creyente no puede estar en Santidad, eso es un imposible, porque aunque sea recién salvo ya está santificado y no por lo que él es o hace en la vida presente o anterior, sino porque El Espíritu de Dios ya es un sello en su alma, y es llamado a santificación en la vida practica dejando atrás el mundo y su pecado en su vida pasada. Es decir, al venir a Cristo, ya tiene una Santidad instantánea, pero la santidad en la vida práctica, siempre será una lucha mientras vivimos.  1Cor. 1: 2;  1Cor. 9: 26-27.

Todo el sistema de maldad, de la ramera, mamá y las hijas, lo puedes encerrar en solo 10 versos.  2Tes. 2: 3-12.

Se opone y se levanta en contra todo lo que se llama Dios

Hace señales y prodigios mentirosos

Se hace pasar por Dios

Es la obra de satanás con gran poder y señales y prodigios mentirosos

Con todo engaño de iniquidad para los que se pierden

Pero fuera de todo eso, la salvación es por haber creído en Cristo.

¿Pero que es creer en Cristo?  Fil. 3: 6-9.

Creer en Cristo, es creer que en la justicia de Él y no en la nuestra: Es la que me salvó, cuando yo nací de nuevo al ser sellado con su Santo Espíritu.  Efe. 1: 13.

Col. 2: 8.  Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.

2Tes. 2: 7-12.  Hay quienes atribuyen a Dios milagros de los que La Biblia no habla; argumentando que para Dios todas las cosas son posibles, y eso claro que es verdad.  Pero lo que de Dios viene no contradice Las Santas Escrituras que ya tenemos.  Por lo que la falsa creencia de que no todo lo que pasa en el mundo está en La Biblia, o que hay verdades que vienen de Dios, pero que no necesariamente tienen que estar en La Biblia, y para con eso decir que debemos dar oído a todos los supuestos rumores de milagros que pasan alrededor del mundo.

La verdad es que eso ha abierto la puerta a todo lo ancho, a los espíritus engañadores y a las doctrinas de los demonios, para de esa manera facilitar el poder engañar a todo el mundo.

Juan 21: 24-25.  Si se escribieran libros que no pudieran caber en todo el mundo, para que todos y cada uno de esos libros realmente fueran del Dios Verdadero, no podrían contradecir La Biblia que ya tenemos:  Reina Valera 1569-1960

La Biblia que Dios nos dio, es mucho más que suficiente para poder identificar qué es lo que viene de Dios, y que es lo que viene del diablo.  2Tim. 3: 16-17.

1Tes. 5: 5-6;  Efe. 2: 8-9.  No se puede mesclar la luz con las tinieblas, ni se puede mesclar la fe con la incredulidad, por lo que si tú piensas que la salvación se puede perder, tú no eres un creyente poseedor de la fe; eres un  incrédulo pretendiendo ser creyente. Hasta eso ha llegado el engaño del diablo.

La Salvación es por la Fe, y la creencia de que la salvación se pierde, no está asociada con la fe; está asociada con la incredulidad.  Apo. 21: 8.

Heb. 4: 2;  1Cor. 15: 1-2.  Verso 2, por lo cual a sí mismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano.

Quien no puede retener lo que dice que cree, eso no es creer, y si tú dices, antes yo creía pero deje de creer, te engañaste a ti mismo porque la verdad es que nunca creíste. 

Ahora, Si alguien de verdad quedó sellado con El Espíritu Santo, pero después le vienen dudas, ¿Las dudas podrán borrar El Sello del Espíritu Santo?  ¡Claro que no!

Mat. 14: 25-31.  Pensar que la salvación se pierde, es como decir que Cristo pudo abandonar a Pedro para que se hundiera cuando el dudo.

La verdad es que aunque Pedro es el único ser humano que ha caminado sobre las aguas, aun así podemos mirar que le faltó la fe.

Nadie de nosotros hemos caminado sobre las aguas, si Pedro fue hombre de poca fe, aunque camino sobre el agua,  ¿A dónde quedamos nosotros que nunca lo hemos hecho?

La gran verdad es que aunque Pedro se hubiera ahogado en el mar, todavía iría al cielo, por lo que dice Rom. 8: 35-39.

Pero tal vez alguien dirá, “Pero hermano, Pedro no andaba en pecado, de modo que fuera a perder su salvación.”  ¿De verdad?  Vamos a leer en Heb. 11: 6.

Pedro no le agradó a Dios por haberle faltado la fe, y por esa misma razón pecó contra Dios.

 

Hablan de que tienen que perseverar en la iglesia para no perder su salvación.

Stg. 4: 17.  Nadie tienes que irse de La Iglesia para estar en pecado; si saben hacer lo bueno y no lo hacen, ya están en pecado.

Pueden estar dentro de la misma Iglesia y todavía ser unos mañosos falsos hermanos, y no me refiero a que anden en adulterio,  fornicación, o de borrachos, o en las drogas, hay muchas maneras de arrastrarse ante satanás, aun estando dentro de la misma Iglesia.

Si en el mismo cielo de Dios, ángel de luz se convirtió en satanás por causa del orgullo, que es el mismo pecado que hoy en día reina aun en muchas de las Iglesias, que se supone son verdaderas no falsas, y casi nadie lo nota.  Eze. 28: 14-19.

¿O por qué tipo de pecados se perdería la salvación?

¿Por salirse de la Iglesia e irse al mundo a practicar el pecado?

¿Qué acaso no hay supuestos hermanos dentro de las Iglesias, que practican el pecado de ser cobardes?

(1Cor. 7: 21-23)  Estos versos dicen que cuando venimos a Cristo de Verdad, en Serio,nos convertimos en esclavos de Cristo, y ellos son cobardes porque nunca han venido a Cristo en serio; porque es mucho más fácil decir que perdieron su salvación, que asumir la responsabilidad de tener que ser esclavos de Cristo.  Pero sí son esclavos del pecado y del diablo, con doctrinas y mandamientos de hombres.  Mat. 15: 7-9.

Pero los Verdaderos creyentes, hemos aprendido mejor,  Juan 8: 33-36;  Rom. 6: 17-18;  Juan 15: 13-15.

El pecado de ser incrédulos, porque creer que la salvación se puede perder, es incredulidad.

Dentro de las mismas iglesias los han descubierto que son abominables, practicando pecados de sus más bajos instintos, pero como permanecen en la iglesia, cualquiera pensaría que conservan la salvación.

Líderes religiosos que si humanamente hablando no son homicidas, lo son espiritualmente porque están mandando a sus miembros a la muerte segunda por darles un evangelio falso, por eso son homicidas de la muerte segunda. 

Cuantos líderes les han predicado a sus miembros que perderán su salvación si caen en la fornicación, para luego enterarse que en su privacidad ellos mismos, están en ese pecado de ser fornicarios.

Cuantos líderes religiosos bajo el nombre del espíritu santo, practican el pecado de ser hechiceros dentro de sus iglesias, con sanidades y milagros fraudulentos.

Líderes religiosos idólatras, idolatrándose los unos con los otros, y atribuyéndole a  Dios su perversión.

Líderes religiosos predicando a sus miembros que si caen en pecados que ellos mismos han calificado como los peores pecados, perderán su salvación; cuando en oculto ellos mismos los practican.  Rom. 2: 1-3.

Pero estos mismos líderes, mínimo tres veces a la semana, predican un evangelio maldito, y en sus doctrinas son mentirosos por enseñar una doctrina falsa a sus congregaciones, porque son falsos ellos y falsas sus enseñanzas, pero creen que son salvos mientras permanezcan en la iglesia.

¿Ustedes creen que iglesias con líderes y miembros así, algún día tuvieron la salvación?  Apocalipsis 21: 8.

No es la fé en mi la que me salvó, es la fé en Cristo, y si Cristo no dejó a Pedro que se hundiera al mirar la tempestad en el mar, tampoco me dejara hundir a mí.  Mat. 14: 31.

Gal. 2: 20.  Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del hijo de Dios, el cual me amó y se entregó así mismo por mí.

Col. 3: 3-4.  Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.  Cuando Cristo, vuestra vida se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

La vida en Cristo no es la transformación de la naturaleza huma, aunque obviamente nuestra vida tiene que ser transformada a una vida separada de las practicas del pecado.  Efe. 4: 17-24.

La vida eterna en Cristo es la naturaleza de Cristo en nosotros, y si nuestra vida está escondida en Cristo, no hay demonio que la pueda tocar.  2Cor. 5: 14-17;  Gal. 6: 15.

1Cor. 15: 50.  No es la naturaleza humana la que nos salva, es la naturaleza de Cristo.  1Juan 5: 16-19. 

Cuando alguien argumenta que la salvación se pierde, lo único que están haciendo es sacando a relucir su ignorancia en cuanto Las Santas Escrituras.  2Ped. 3: 13-16.

Efe. 1: 13.  A los Verdaderos creyentes: El Sello Del Espíritu Santo por ninguna razón podrá ser borrado, ni nada nos puede separar del amor de Cristo.

Dios no nos puso en este mundo a luchar para ganar, retener, guardar o merecer la salvación, en nuestra fuerza no sería algo posible, porque El Apóstol Juan miró este mundo como un mar, donde Espiritualmente hablando sería imposible para nosotros poder dar un paso en él. Si el Apóstol Pedro, literalmente hablando, camino en el mar y en un instante se hundió porque le faltó la fe, el mar donde Pedro caminó sería un charquito, si lo comparamos con el mar que el Apóstol Juan miró simbólicamente hablando.  Apo. 13: 1;  Apo. 17: 1;  Apo. 17: 15.  Y por lo que dice Isa. 57: 20-21, es un mar que con lo peor de todo su pecado arroja suciedades, y no necesariamente hay que participar con ellos para que a veces seamos salpicados con toda la suciedad que hay en este mundo.  Además este mar que el Apóstol Juan miró, incluye lo que dice Efe. 6: 12.  Incluye principados, potestades, gobernadores de las tinieblas de este siglo, huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. En los tiempos en que vivimos, este mar es lo peor que ha existido en toda la historia humana.

Humanamente hablando no es la gran fe de nosotros la que nos sostiene, es el poder de Cristo quien no nos deja hundir en este mar.

Fil. 2: 13.  Y espero en Dios que siempre me guardará, por su misericordia y por su gracia.

1Cor. 3: 16-17;  1Cor. 5: 5;  Sal. 73: 27.  Pero si  por alguna razón, algún día Dios tuviera que matarme aun así podré decir lo que dijo Job.  (Aunque me matare en El esperaré Job 13: 15)  Lo digo no para compararme con Job, sino para que todos sepan en quien está basada la confianza de mi salvación, este es El Cristo que yo conozco.

Mar. 8: 38-40;  Luc. 11: 23.  Si tú dices ser un creyente y presumes de que fue cristo quien te salvó, pero después de eso el cristo que te salvó te abandona a tu suerte, y crees que te salvaras perseverando; que tu grande fe y tu poder te sostendrán para no caer por el resto de tu vida en un mundo como el mundo en que vivimos, la verdad es que eres digno de lastima por tu pobre conocimiento y entendimiento en Las Santas Escrituras.

Multitudes que creyeron así como tú, los he encontrado arrastrados y pisoteados por el diablo; sin la más remota idea de algún día verdaderamente venir a los pies de Cristo, implorando por su perdón y su salvación. Eso es lo que el diablo quiere, los espíritus engañadores y doctrinas de demonios, así los han dejado.

 

Sal. 73: 23-26. 

Con todo, yo siempre estuve contigo;

Me tomaras de la mano derecha.

Me has guiado según tu concejo,

Y después me recibirás en gloria.

¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?

Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

Mi carne y mi corazón desfallecen;

Más la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.

Sal. 48: 14. Y con todo esto, está claro que no estoy diciendo que ya soy libre para pecar, eso solamente lo dirían las doctrinas de demonios, pero La Bendita Palabra de Dios dice otra cosa.  Rom. 6: 1-2;  Rom. 6: 14-15;  1Juan 2: 1;  Heb. 10: 19-25.

En cuanto a ti que crees que la salvación se pierde, despierta ya de esa pesadilla.  1Tes. 5: 9-10.

Creo que te has confundido escuchando a quien no debes, o de plano eres un auténtico lobo.

Ten cuidado de que no haya sido un miserable pecador candidato al infierno el que te impresionó, y no fue Cristo quien te impresionó.  1Juan 4: 5-6.

Mat. 24: 24.  Hay un dicho que dice el que anda con lobos a aullar se enseña, probablemente eso es lo que tú estás haciendo, o tu aullido es natural.  Hech. 20: 29-30.

Quien realmente tiene la verdad, creerá todo lo que dicen estas escrituras a continuación, y ningún verso de La Biblia contradice a otros versos.

Job 13: 13-16.  Verso15.  He aquí, aunque él me matare, en el esperare;

No obstante, defenderé delante de él mis caminos.

Juan 5: 24.b  De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree  al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación más ha pasado de muerte a vida. 

Juan 10: 26- 29.  Pero vosotros no creéis, porque no son de mis ovejas, como os he dicho.  Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatara de mi mano.  Mi Padre que me las dio, es mayor que todos y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.

2Tim. 1: 8-12.  Verso9,quien nos salvó y llamo con llamamiento Santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos.  Verso 12.  Por lo cual así mismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.   

2Tim. 2: 11-14.  Verso13.  Si fuéremos infieles, él permanece fiel;  Él no puede negarse a sí mismo. 

Heb. 7: 15-28.  Versos15, y 16.  Y esto es aún más manifiesto, si a semejanza de Melquisedec se levanta un sacerdote distinto, no constituido conforme a la ley del mandamiento acerca de la descendencia, sino según el poder de una vida indestructible.

Esa es la vida que Cristo nos dio.  Pero si la vida que tú dices que recibiste  se puede destruir, esa no es la vida que Cristo da; esa es una falsificación, y el único experto en falsificaciones es satanás, así que nadie venga con ese cuento.

Verso25, de Heb. 7.  Por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.

No podría tener ni el tiempo ni el espacio suficiente, para escribir Todas Las Escrituras que hablan de este mismo tema.

Cuando leo estas escrituras en lugar de dejar de creer y dudar de la salvación y la vida eterna que Cristo me dio, mi fe se fortalece más, y creo más, porque Cristo me salvó no por obras de justicia que pude haber hecho en el pasado, o que puedo hacer en el presente o futuro, sino que me salvó solamente por su misericordia y por su gracia, y por todo lo que dicen estas escrituras.  Tito 3: 3-7.

Pero tendré cuidado por lo que La Palabra de Dios dice en Tito 3: 8-10.

Por otra parte, tú te has confundido pensando que los hijos y los nietos de la madre ramera, son auténticos predicadores.

1Tim. 4: 1.  ¿Crees que ese abuso de escuchar espíritus engañadores y doctrinas de demonios, fortalecerá tu fe?  ¿De verdad crees que de esa manera conseguirás la paz, que por lo que parece ahora tú no tienes?  ¿Crees que escuchando a espíritus engañadores, y doctrinas de demonios tendrás el valor y la fuerza para vencer este mundo de maldad, gobernado por satanás?  DESPIERTA YA.

Todos los que han participado con espíritus engañadores y han tenido doctrinas de demonios, han quedado fríos como un tempano de hielo, apáticos e indiferentes al evangelio de Cristo, y a la verdad de Dios.  Mat. 23: 15;  Mat. 12: 43-45.  Una habitación desocupada, es una persona donde Cristo nunca estuvo, que solo reformo su vida con el poder humano, pero nunca fue salvo, y al final termina siendo dos veces más hijo del infierno que los que lo dejaron así, porque sierran el reino de los cielos que ni entran ellos, ni dejan entrar a los que están entrando.  Mat. 23: 13.

1Cor. 11: 13-15.  Los demonios son espíritus malévolos enemigos de Dios, y están especializados y disfrazados operando por medio de hombres que parecen ministros de justicia.  Todo su trabajo está concentrado en engañar, confundir dividir, y totalmente hacer que nadie más crea en la salvación que Cristo ofrece por fe y por gracia.  Si después de estudiar todo este estudio sigues pensando lo que piensas, y creyendo lo que crees, tu incredulidad no tiene límite, o ya solo es un capricho tuyo.  Le pido a Dios, y pídele tú también a Dios, que rompa esas cadenas que te atan a esa profunda incredulidad; porque ¡como escaparas si descuidas una salvación tan grande!  Cuanto mayor es el mensaje de salvación, mayor será el juicio de Dios sobre ti, y no porque tuviste la salvación y la perdiste; sino por no haberla aprovechado, o por haber rechazado esa salvación tan grande.  Hebreos 2: 1-4.

Pero su gran orgullo no los dejara aceptar que La Palabra de Dios tiene la respuesta a su gran confusión, y seguirán sumergidos en esa pesadilla, sin despertar de ella por toda la eternidad.

Como ya lo dije, la salvación es por creer.  Si tú crees que eres salvo, pero también crees que puedes perder tu salvación, eso no es creer, y tú solo eres un sofisticado incrédulo.  Pero te digo que tú puedes ser librado de la potestad de las tinieblas, y ser trasladado al reino de su amado hijo.  Col. 1: 10-14.

Y si no quieres ser librado de las garras del diablo sigue por ahí, pero cuando tú estés delante de Dios, no podrás decir que nadie te lo dijo.

La Palabra de Dios dice que nosotros los creyentes, desde el momento en que vinimos a Cristo para salvación, ya somos más que vencedores.  Romanos 8: 31-39.

Con todo esto, a pesar de que los creyentes ya tenemos una paz que sobrepasa todo entendimiento, de todos modos estar en este cuerpo, vivir en este mundo, y tener que estar luchando en contra de tantos falsos profesantes.

En La Biblia ninguno de los Apóstoles o discípulos de Cristo algún día resultaron diciendo que perdieron su salvación.

Si todos los que profesan ser creyentes realmente lo fueran, no sería necesario tener que hacer estudios tan largos como este.

Los que creen que son salvos, pero luego creen que la pierden: la verdad es que tener que discutir con personas que no razonan, son como una pesadilla.

 

Por lo que dice en Mat. 24: 9-12:

Os entregaran a tribulación, y os mataran

Y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre

Muchos tropezaran entonces, y se entregaran unos a otros

Y unos a otros se aborrecerán

Y muchos falsos profetas se levantaran, y engañaran a muchos

Y por haberse multiplicado la maldad el amor de muchos se enfriara. 

Por eso en  Mat. 24: 13 Cristo dice, más el que persevere hasta el fin, este será salvo: por lo difícil que será tener que pasar ese periodo de tiempo.  Cristo no está diciendo esa escritura a la Iglesia, porque para ese momento la Iglesia ya estará en el cielo; esa escritura la dijo para referirse a los que se queden en la gran tribulación que serán tiempos muy duros.

En Mat. 24: 14 dice: Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

Para los que creen que la Iglesia pasara por la gran tribulación; denme una escritura Bíblica que diga que la Iglesia concluirá el trabajo de predicar el evangelio a todo el mundo hasta el fin.

Mat. 24: 13, se complementa con Mat. 24: 27-31 y Mat. 25: 31-46. 

La venida de Cristo para establecer su reino será su salvación para todos los que perseveraren hasta el fin, en ese tiempo tan difícil.

Por eso en Mat. 24: 22.  Dice: y si aquellos días no fuesen acortados nadie seria salvo; mas por causa de los escogidos aquellos días serán acortados.

Todo aquel que profesa ser un creyente de verdad, debería de entender todo esto de por sí solo, porque El Espíritu Santo que mora en él, es El Mejor Maestro.  1Juan 2: 27.

Pero como dice Heb. 5: 12.  Cuantos a pesar de que verdaderamente son cristianos, y con tantos años en la Iglesia  que ya deberían de ser maestros, pero muchas veces el tener que argumentar o discutir de temas que no entienden, eso es  también como una pesadilla.

Tanta apatía e indiferencia en contra de La Verdad de Dios, tanto pecado; la mentira y la falsedad reinan por donde quiera,  Jer. 9: 2-8.

Heb. 12: 8. Hijos bastardos que se hacen pasar como hijos legítimos de Dios, y el ver creyentes impresionados hipnotizados por soldados de la bestia; eso también es una pesadilla. 

Rom. 8: 18: 23.  Toda la creación de Dios está batallando; vivir en este mundo es como una pesadilla de la que gracias a Dios, un día vamos a despertar.

Salmos 90: 15-17.  Alégranos conforme a los días que nos afligiste,

Y los años en que vimos el mal.  Aparezca en tus siervos tu obra,

Y tu gloria sobre sus hijos.  Sea la luz de Jehová nuestro Dios sobre nosotros,

Y la obra de nuestras manos confirma sobre nosotros;

Si, la obra de nuestras manos confirma. 

Salmos 17: 15.  En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia; estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza.  Fin.