LA VERDADERA AUTORIDAD DE PABLO COMO APOSTOL

 

 

Introducción

Con tan solo leer el tema surge esta pregunta: ¿Se le ha dado la autoridad al Apóstol Pablo que realmente tenia; o hemos sido engañados?  Como que se oye fuera de lugar esa pregunta con tantos teólogos que hay, con tantos Colegios e institutos Bíblicos de renombre y con tantos maestros expertos en La Biblia.  Los más estudiosos expertos de La Biblia con tan solo leer el tema y la introducción, estarán totalmente convencidos de que aquí no habrá nada para aprender que este al nivel de ellos; de ser así, este estudio es para los que son conscientes de que necesitan aprender más de Dios, y para los que saben que tratándose de La Biblia nunca podremos llegar a saberlo todo.  Hay muchas preguntas que debemos hacernos y no dejarlas nada más en el aire, sino que debemos escudriñar en La Biblia para tratar de llegar a fondo encontrando respuestas.  Por ejemplo, hay mucha controversia acerca de que si los Apóstoles se adelantaron al escoger a Matías para cubrir el lugar de Judas Iscariote, y creen que ese lugar le correspondía al Apóstol Pablo.

Otra pregunta que se hacen es: ¿El Apóstol Pablo fue contado entre los 12 Apóstoles o no?

¿El Apóstol Pablo fue Apóstol escogido únicamente para los gentiles?

¿Cuándo comenzó La Iglesia, antes del pentecostés, o en el pentecostés?

¿Dios quería que hubiera jerarquías en La Iglesia, o que un solo hombre controlara decenas de Iglesias?

¿El Apóstol Pablo rendía cuentas a la Iglesia Madre de Jerusalén como hay muchos que enseñan eso?

¿Habremos sido engañados por herejías en cuanto a todas estas preguntas, o no?

La verdad es que porque así les convenía, por propósitos que no son de Dios, para esconder la verdad al mundo en cuanto a la salvación de la humanidad, y por descuido de La Iglesia, los enemigos de Dios introdujeron herejías que muchos sin darse cuenta las han estado enseñando como parte de la sana doctrina en Iglesias y en colegios.  En este estudio contestare las preguntas hechas arriba; mas aparte aclarare muchas otras cosas porque así nos conviene en estos últimos tiempos en que vivimos, para defender La Verdad de Dios que en lo personal he defendido ya por casi 40 años.  Hablaré un poco de lo que para muchos ha sido y debe ser el liderazgo o autoridad en La Iglesia actual,  lo que fue la verdadera autoridad de Pablo como Apóstol, y lo que en realidad Él ha sido para nosotros los gentiles y para todo el mundo hasta el día de hoy.    

 

Hay varias cosas que tenemos que entender para poder discernir cual es el lugar de autoridad que le corresponde al Apóstol Pablo.  2Corintios 13: 10.

Lo primero que tenemos que ver es que nuestro Señor Jesucristo desde un principio escogió 12 Apóstoles, ni más ni menos, y Dios no se equivoca.  Mat. 10: 1-3.

Hech. 1: 15-26.  Al comenzar con estas Escrituras, podemos leer que Matías fue quien reemplazo a Judas Iscariote, y no podemos decir que los Apóstoles se equivocaron, porque La Biblia no dice nada de eso.

Para escoger un Apóstol entre dos que eran José y Matías, usaron echar una suerte, porque era una costumbre que los Judíos  practicaban antes de Cristo.  Pro. 16: 33;  Neh. 10: 34.

Pero cuando mataron a Jacobo, a él no lo reemplazaron, (Hech. 12: 1-2)  Porque el # de los Apóstoles tenía que ser estrictamente no más de 12, porque aunque Jacobo estaba muerto, se podía seguir contando porque él no fue un traidor como Judas Iscariote. 

Fueron 12 Apóstoles para los Judíos, y descontar a Matías para contar a Pablo entre los 12, prácticamente coloca a Pablo en un nivel de inferior autoridad de entre los otros 11 Apóstoles, eso es precisamente lo que se ha hecho con la autoridad de Pablo. Por eso creo que entre la mayoría de los creyentes, no pueden entender cuál fue el nivel de autoridad que Dios le dio al Apóstol Pablo que es conforme a las Escrituras, y no conforme a filosofías humanas con una rutina de enseñanzas donde solo se han copiado unos a otros, sin realmente escudriñar La Biblia.  Tenemos que estudiar por lo menos parte de la vida y del trabajo de Pablo para que nos quede claro cuál fue su autoridad.

También está claro que Matías fue tomado después de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo, pero antes de que fuera enviado a este mundo El Consolador, El Espíritu Santo.  En cambio, Pablo fue rescatado y levantado por Cristo, después que El Espíritu Santo ya había venido, y tiene que haber una razón para que las cosas hayan sucedido de esa manera, no es que Dios se equivocó.  

Y nadie puede negar que solo 12 Apóstoles entre los Judíos podía haber, porque habrá 12 tronos para ellos donde se sentaran a juzgar a las 12 tribus de Israel.  Mat. 19: 27-28. 

No pierdan de vista ninguno de estos importantes detalles que ya hemos leído, porque es fundamental para entender cuál es el lugar que Dios le dio al Apóstol Pablo. 

Conversión de Saulo de Tarso

Hech. 9: 1-20.  Saulo de Tarso tenía autoridad de hombres que tenían la mente llena de perjuicios, y especialmente del hombre que porque era el sumo sacerdote. Creía que podía disponer y decidir sobre todos los demás sin aceptar que es Dios quien tiene todo el poder, y que Dios dispone y decide sobre todo hombre o mujer que existe o ha existido, porque solo Dios conoce el corazón de todos. Es por eso que todo pastor debe de tener temor de Dios para aconsejar, no para manipular a los creyentes.  1Rey. 8: 39;  1Cro. 28: 9;  Sal. 7: 9;  Jer. 17: 10.

Algunos líderes Espirituales queriendo enseñar que es Dios quien debe tener el control de las vidas de los creyentes, no tuvieron cuidado y en lugar de ser Dios quien tiene el control, fueron ellos los que lo tomaron.  Pero hay quienes lo hicieron sin darse cuenta, otros lo hizieron a propósito, pero los pensamientos de Dios para un creyente o para cualquier persona, pueden ser totalmente diferentes a lo que un hombre puede pensar.

Hech. 7: 55-58.  Los testigos que pusieron sus ropas a los pies de Saulo que apenas era un joven, algo vieron en El que lo distinguía de entre todos los demás, pero Dios tenia mejores planes para El, y lo convirtió en lo que ahora conocemos como El Apóstol Pablo.

Pablo cuando tuvo que defenderse ante el rey Agripa, en su testimonio menciona que Él no solo fue cómplice de la muerte de Esteban pero también de otros cristianos.  Pablo trata de apelar haciendo notar la diferencia de lo que antes fue, y lo que era ahora.  Pero a ellos nada les importaba saber del criminal que Pablo había sido antes, porque ellos seguían siendo los mismos.  Hech. 26: 9-10;  Hech. 22: 20;  Hech. 8: 1-3.

Saulo tuvo una autoridad terrenal, arrogante, con soberbia, algo parecido a lo que hoy en día el mundo sin respeto ni a Dios ni al prójimo tienen, y muchos líderes Espirituales no se quedan muy lejos al ejercer una autoridad que se parece a la autoridad del mundo, pero ellos la reclaman como una autoridad que viene de Dios.

Y no quiero que me mal entiendan, en el mundo todavía hay autoridades que muchas de las veces aunque no son creyentes todavía conservan una educación y un respeto al prójimo. Estos son los que Dios en su infinita gracia ha puesto en los gobiernos, pero ya no son muchos los que quedan así. 

Rom. 13: 1-5.  Claramente en el verso 3 dice que los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo, lo digo para que de una vez entiendan de qué tipo de autoridades son las que apoya Rom. 13: y así dejen de darle a entender a La Iglesia que Dios apoya su soberbia.

1Ped. 2: 13-20.  En el verso 14 dice: A los gobernadores, como por el enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien.  Sea como sea, el deber de todo aquel que está bajo autoridad es de sujetarse, pero en el verso 18, habla de los que son difíciles de soportar.  Con el simple hecho de decir que son difíciles de soportar, también está diciendo que están mal. Todo lo que está dicho en La Biblia se ha dicho para que los que están mal se corrijan, ya sean aquellos que están bajo autoridad, o las mismas autoridades y ya dejen ese dicho mundano de que la autoridad siempre está bien y si se equivoca vuelve a mandar.

Si leemos en 1Cro. 21: 1-4, en el verso 4, dice (Mas la orden del Rey pudo más que Joab) porque El Rey David también pensó que su autoridad siempre estaba bien, y por creer eso, ahora leemos en 1Cro. 21: 14, que murieron 70,000 hombres.

Podemos decir que esto es uno de los más grandes ejemplos para ver que un hombre que tiene autoridad no es nada más llenarse de orgullo y de soberbia para decir, aquí puedo hacer lo que yo quiera. Especialmente si es un hombre de Dios, primeramente tienen que buscar el consejo de Dios. ¿Qué es lo que La Biblia dice?  No que es lo que el mundo hace, o por intuición, porque si se ejerce mal la autoridad, puede haber graves consecuencias a quienes en lugar de obedecer lo que Dios dice, pueden estar obedeciendo solamente a un hombre.  Recuerden, somos hombres de Dios, no del diablo.  Pro. 21: 29-30;   Hech. 5: 29.

Más bien deberían de decir que si algunos se equivocaron mandando, antes de volver a mandar, deben de corregirse primero ellos mismos delante de Dios.  Porque la razón de equivocarse y especialmente en lo Espiritual, es que en lo personal algo anda mal, y eso puede ser que en lugar de dejarse guiar por el Espíritu de Dios, se guían por un espíritu malo que fue lo que paso con el Rey David.

Una autoridad que anda mal en La Iglesia, siempre ha argumentado que si no están haciendo bien, Dios tratara con ellos; no sé si pensaran que Dios vendrá en persona, o les enviará un ángel para hacerles saber que están mal, porque La Biblia, La Palabra de Dios, no ha sido suficiente para hacerles entender que están mal.

Pero lo que yo escribo aquí, es con el propósito de hacerle consciencia a quienes la necesitan; no es para que algún miembro de una Iglesia o un hogar saque a relucir su rebeldía, usando estos escritos como argumentos para lo que es malo.  Mi deseo es que se haga el bien ya sea como autoridades Espirituales, o como creyentes que están bajo autoridad.

1Ped. 5: 1-4;  Heb. 13: 17.  Apacentad la grey de Dios no es un juego, no es cualquier cosa; estas trabajando con gente que es de Dios, no es tuya.

Y hablando de los gobiernos del mundo, la verdad es que algunas autoridades a mí no me queda claro si precisamente fue Dios quien los puso, cuando en lugar de infundir temor al malo se asocian con él malo para arruinar al que hace el bien.  Podríamos decir que por alguna razón, Dios las ha permitido; que tal vez son una clara señal del abandono de la gracia de Dios, y el principio de un justo juicio de Dios en algunos países del mundo por tanta maldad que hay.  (1Ped. 4: 12-19)  1Sam. 8: 1-22;  Dan. 2: 21-22;  Job. 12: 13-25.

Una cosa es la autoridad de Dios, y otra muy distinta es ya cuando Dios trae juicio sobre alguien.

Hay mandamientos de Dios donde El lo dijo y punto, no hay nada mas que decir o hacer.

Pero hay casos donde Dios accede a hacer algo diferente, exepto algunos casos donde Dios pronuncia juicio sobre alguien y ya no da marcha atrás porque Dios es justo.

Y hay veces donde Dios en su justicia, se arrepiente de hacer lo que dijo cuando uno habla con El; con temor, con respeto y reverencia.

¿Pero de donde habra salido la idea de hacer a la autoridad de Dios como si viniera de alguien obstinado?  Yo puedo decirte con toda seguridad que esa idea de La Biblia no viene.  Esa idea viene mas bien de los enemigos de Dios que disfrazan el engaño como si fuera verdad, y lo hizieron en un último intento por llevar a la humanidad sin Dios; hasta un punto donde aceptarán la autoridad de un hombre obstinado líder mundial.  Y algunos Pastores siendo engañados adoptaron esa forma de autoridad,  por eso ahora creen que cuando Dios manda algo nunca da marcha atrás, pero en la forma de autoridad que Dios tiene, El es comprencibo, justo y misericordioso.  Exo. 32: 7-14;  Eze. 4: 9-15;  2Rey. 20: 1-6.

Dicho de otra manera, ese obstinado líder mundial es el anticristo, que cuando el se manifieste totalmente y ejerza su gobierno o autoridad mundial, será porque la paciencia de Dios ha llegado a su límite.  Digo esto para darte un panorama más claro de lo que es la autoridad de Dios para nuestro bien, o la autoridad del diablo que Dios permitirá donde comenzara el juicio de Dios sobre todo este mundo.

O simplemente, para que sepan distinguir entre las malas autoridades del mundo, y la autoridad que viene de Dios y así no ejerzan una autoridad que no deben.  Solo tienen que mirar lo que fue la autoridad de Saulo de Tarso, y lo que fue o es la autoridad del Apóstol Pablo; o mira a Ananías a quien Dios le dio autoridad para que fuera a orar por Saulo de Tarso.  Hech. 9: 1-2;  2Cor. 10: 8;  Hech. 9: 9-17.  Si usted es un Pastor y le encoleriza leer esto, usted tiene una autoridad igual que la que tenía Saulo de Tarso.

Lo mismo es al ejercer la autoridad como esposos o como Padres. Tenemos que mirar La Biblia, el manual que Dios nos ha dado para saber cómo es la autoridad de Dios, si es que queremos ser un modelo de autoridad en cualquier área que alguien la tenga.  No es nada más gritar como un ogro "AQUI YO SOY LA AUTORIDAD"

Desde la creación de Adán y Eva, podemos mirar desde el principio cual fue su intención, y la intención de Dios desde el principio nunca fue sujetarnos a la fuerza.  Aunque en muchos de los casos por causa de la rebeldía de alguien, hay quienes quieren recurrir a eso, y más que bueno, ha resultado malo para todos.

La autoridad Verdadera no tiene nada que ver con el poder o la fuerza, si eso fuera así, Dios podía poner en su lugar al mundo entero en un instante, pero su grande amor y paciencia muestra claramente que su autoridad no está basada en el poder de su fuerza.

Los Cristianos se han llenado la mente y el corazón de perjuicios y filosofías mundanas, por eso no pueden entender lo que es la autoridad que viene de Dios.

Cuando Cristo llamo a Saulo, él fue librado de la potestad de las tinieblas, y libre de sus propios perjuicios y de los perjuicios e influencia de otros sobre él, para obedecer y agradar únicamente A Cristo que lo rescato. No para agradar a los hombres que por poco y lo destruyen, de no ser por Cristo que lo levantó, y lo transformo.  Col. 1: 12-14;  Gal. 1: 10-12.

A cualquiera que Dios le haya dado autoridad espiritual sobre otros, debe de saber que toda intención y la meta final, es tratar de llevarlos a perfeccionarlos en el conocimiento de Cristo, no es para arrastrarlos tras sí.  Hech. 20: 29-30.                    

 

Hech. 20: 28.  No son los hombres los que establecen obispos, es el Espíritu Santo quien los aparta cuando en verdad estos son consagrados (Hech. 13: 1-2). Ningún hombre decide si quiere ser Pastor o no quiere serlo, es Dios quien va a dirigir al hombre con su Santo Espíritu a hacer lo que tiene que hacer, y para eso Dios puede hablar de muchas maneras hasta que el hombre ya no pueda resistirse, si es que lo estaba haciendo, pero ese hombre tiene que llenar los requisitos.   1Tim. 3: 1-5.

1Tim. 4: 13-16;  2Tim. 1: 1-8. La Biblia habla de la imposición de las manos de líderes aprobados por Dios que están en el ministerio para la ordenación de quienes servirán en el ministerio. Pero antes de ser aprobados por sus líderes, ya tienen que estar aprobados por Dios, es algo con lo que no se puede jugar, así que nadie debe de estorbar a los propósitos de Dios.  Rom. 1: 18;  1Tim. 5: 20-22;  Pro. 20: 24-25.   

Tomar cualquier acción sin la aprobación de Dios es algo anticristiano, pero en los últimos tiempos, se está actuando de una manera muy extraña en quienes se creía eran hombres fieles que lo último que harían seria desobedecer a Dios.  Pero ahora estos, en varios de los casos y tal vez sin darse cuenta, han tomado el lugar de Dios para darle posiciones de obispado a hombres que no deberían de tenerla, porque no son fieles; sino que por el contrario, a veces resultaron siendo unos ladrones y adúlteros.  1Cor. 4: 1-2;  2Cor. 10: 3-6.

Estamos hablando de Iglesias que son verdaderas, y que en sus congregaciones tienen hombres con sus familias con todo un buen testimonio delante de Dios y de los hombres; pero si les preguntas a sus líderes si estos calificarían para ser Pastores te contestarían con un rotundo NO, aunque Dios este indicando que su voluntad es que le sirvan en otro nivel.  ¿Cómo llegaron a tal condición para no poder entender quién sería útil para Dios, y quien no?  Creo que la respuesta es obvia, estos líderes se crecieron tanto delante de sus propios ojos, que ahora creen que todo gira alrededor de ellos, por eso hay quienes se han quedado sin entendimiento.  QUE DIOS TENGA MISERICORDIA DE NOSOTROS, Y NOS LIBRE DE CREER QUE DIOS NO PUEDE MOVER NI UN SOLO DEDO SIN NUESTRO CONSENTIMIENTO. 2Reyes 4:27;  Malaquías 3: 16-18;  Rom. 9: 25-26.

Pablo desde el día de su conversión y hasta el día en que El murió, entendió que toda nuestra vida gira alrededor de Cristo, no alrededor de un hombre común y corriente, porque eso es lo que somos hombres comunes y corrientes. La única diferencia la hace El Espíritu Santo que está en nosotros. Y  no olvidemos que El mismo Espíritu Santo, es el que está en todo aquel que es salvo. 1Juan 2: 20-21, y 27-28.

El hombre que Dios le ha dado autoridad, no es un hombre a quien se puede manipular. En toda su vida, Pablo nunca aceptó ser manipulado por hombres, porque Él tenía la autoridad directamente de Dios.  En pocas palabras, la autoridad de un Verdadero hombre de Dios es para enseñarles a los recién convertidos a caminar con Cristo, para que lleguen a ser Espiritualmente adultos y puedan depender únicamente de Dios, no de hombres, y para eso se necesitan vidas de Líderes Espirituales, no carnales.  Efe. 4: 11-15. 

En 1Cor. 1: 11-13 y 1Cor. 3: 1-11.  En estos versos está claro que El Apóstol Pablo nunca dio crédito a divisiones o carnalidades de líderes adueñándose de los miembros, ni miembros de las Iglesias repartiéndose entre los líderes con quienes más simpatizan como si Cristo estuviera dividido. Esas son filosofías mundanas pervertidas de pensamientos que se han metido en el subconsciente por culpa del  perverso  catolicismo romano.  Ellos son los que le han dado al mundo que deben pensar, y como lo deben de pensar, sin tan siquiera darle oportunidad a la humanidad de que ellos sepan que sus vidas han sido manipuladas desde que nacen, hasta que mueren.

Por esa razón Pablo advierte a los creyentes en Col. 2: 8,  mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.  2Cor. 11: 3-4.

Gal. 2: 1-5.  Pablo, en estos versos, habla de que en La Iglesia de Jerusalén nadie que fuera un gentil podía entrar con libertad, porque había legalistas que los obligarían a circuncidarse. Eso fue lo que quisieron hacer con Tito aunque andaba con Pablo, y era un griego, es decir un gentil que no tenía nada que ver con el judaísmo.    

Hech. 16: 1-3.  Timoteo era medio judio por parte de Madre, pero su Padre fue Griego. Aunque el joven habia sido educado por su Madre en la fe del Antiguo Testamento,  (2Tim. 3: 15)  los judios lo consideraban como hijo incircunciso de un Griego.  Los gentiles por su parte, lo consideraban un judio por las creencias que el habia tenido del judaismo.  Aunque seguia siendo un gentil incircunciso, Pablo lo tuvo que circuncidar solamente por razones de conveniencia, pero no por principios religiosos. 

Hech. 16: 4-5.  Verso 4, y al pasar por las ciudades, les entregaban las ordenanzas que habían acordado los Apóstoles y los ancianos que estaban en Jerusalén, para que las guardasen.

Ordenanzas que se acordaron en Hech. 15: 13-31,y que fueron para evitar que maestros judaizantes volvieran a meter las narices queriendo obligar a los gentiles a circuncidarse, y a guardar la ley de Moisés;  nunca esas ordenanzas fueron dadas con motivos de un estricto auto control de una Iglesia madre, sino por el contrario, para que los dejaran en paz.

Pablo tuvo que enfrentarse a esos judíos que tenían el problema de querer circuncidar a todos los gentiles que se convertían a Cristo, porque voluntariamente ignoraban la justicia de Dios queriendo establecer la suya propia.  Rom. 10: 1-4.

También  habla de que La Iglesia estaba infestada de falsos hermanos que entraban a escondidas para espiar la libertad que ya tenían en Cristo y para reducirlos a esclavitud.  Pero Pablo dice claramente que ni por un momento se sometieron a ellos, para que la verdad del evangelio permaneciera con ellos.  Es decir, un evangelio limpio de filosofías, y de basura humana como han sido todos los concilios que se formaron por enemigos de La Verdadera Iglesia, que su único propósito era destruirla. Eso está claro hablando del catolicismo romano que solo pretenden alterar y torcer La Verdad de Dios, para engañar al mundo diciendo que ellos son la iglesia verdadera, y así siempre han tratado de destruir  A LA VERDADERA IGLESIA DE CRISTO.  Mat. 16: 17-18.

 

SOLO POR MENCIONAR ALGUNOS DE SUS CONCILIOS

Concilio de Jerusalén

Concilio de Éfeso

Concilios de Nicea

Concilios de Constantinopla

Concilio de Cartago

Concilio de Calcedonia

Concilio de Trento

El concejo mundial de iglesias, o concilio vaticano 2,  TODOS SON BASURA.

Fil. 3: 1-9.  Sin importar lo que Pablo haya sido, o haya alcanzado antes de ser un creyente, en estos versos él dice que lo había perdido todo y lo tenía por basura. Ahora lo que le importaba era la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús su salvador, y no le importaba haberlo perdido todo por amor a Cristo.

Lo único que necesitamos para conocer La Verdad de Dios es La Santa Biblia, TODO LO DEMAS ES, BASURA.

En La Biblia se menciona la palabra concilio 24 veces. Cristo mencionó una vez la palabra concilio en Mat. 5: 22, para decirles a los judíos que comparecerían ante uno de ellos cuando eran culpables por cualquier cosa, y para decirles que bajo la ley del Antiguo Testamento, era bien fácil quedar expuestos al infierno de fuego, que eso es millones de veces peor, y de eso nadie se preocupa; mucho menos se van a preocupar los formadores de concilios.

Cristo también menciono la palabra concilio en Mat. 10: 17, para decirles a los 12 Apóstoles que se guardaran de los hombres, y lo dañosos que serían para ellos los concilios formados por ellos.

En Mar. 15: 43, y  Luc. 23: 50-53, se menciona a José de Arimatea un miembro del concilio varón justo y bueno, que no consintió con el acuerdo ni los hechos de ellos.  Para que vean que todo hombre que tiene determinación, puede escapar de las garras de ellos. 

En Hech. 5: 34-41, se menciona a un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo; gracias al consejo que él les dio a los miembros del concilio, dejaron libres a los Apóstoles después de azotarlos.  Son las únicas dos personas que fueron miembros de concilios que tenían rasgos humanos, los de más ya se habían, y se han transformado en cierto tipo de animales.  Judas 1: 10-13. 

En la mayoría de todas las veces que se menciona la palabra concilio en La Biblia, su propósito es destructivo tratando de detener la obra de Dios, de destruir La Verdadera Iglesia, es por culpa de estos concilios que La Verdadera Iglesia ha pasado Atravez del mismo infierno.  Mat. 16: 18. 

Y la mayoría de los concilios inventados en toda la historia humana, han sido formados por gentiles que pretenden quitarle la autoridad a Dios, tomándola para sí mismos.  Salmos 2: 1-12.  NECIOS, POR ESO DIGO QUE SUS CONCILIOS SON BASURA. 

Pero muchos de los verdaderos creyentes se han dejado llevar como unos bobos, por una supuesta historia de la iglesia inventada por los enemigos de Dios, y que no es otra cosa que la historia de la religión católica romana, pero escrita con mentiras y engaños, escondiendo sus crímenes que han hecho con millones de judíos y creyentes.  2Cor. 11: 13-15;  Apo. 17: 3-17.

Como ya hemos estudiado, La Iglesia de Jerusalén no era un modelo de Iglesia con un ejemplo digno de  seguir, como el ejemplo que dio El Apóstol Pablo durante toda su vida después de su conversión, por eso está fuera de sí, que ahora digan que Pablo fue un borrego de ellos. 

La Verdad es que tenemos que seguir el ejemplo de Cristo, no el ejemplo de La Iglesia o del líder, excepto cuando el líder está imitando a Cristo, y cuando eso es así resulta más que obvio.  1Cor. 11: 1;  Efe. 5: 1-3.

Dios siempre ha querido un pueblo que tenga comunión con El, y una relación directamente con El.  Pero supuestos grandes hombres de Dios, en lugar de enseñarles eso a los hermanos, la mayor parte del tiempo lo han estropeado todo tomando posesión de una autoridad que lejos de ser sumisión a Dios como ellos la llaman, han convertido La Iglesia de Cristo en esclavos de hombres, y fue por eso que El Apóstol Pablo lucho toda su vida.  El trato de evitarlo hasta que lo mataron.  1Cor. 7: 23;  2Cor. 11: 3-4.

 

Todos aquellos que enseñan que Pablo estaba bajo la sujeción de la Iglesia de Jerusalén, apoyan sus argumentos en Hechos capítulo 15: 1-35, porque ahí enseña que Pablo y Bernabé tuvieron que subir a Jerusalén por un problema de falso evangelio que tuvieron en La Iglesia de Antioquía.  En el verso 1, dice que algunos que venían de Judea dijeron a los gentiles que para salvarse tenían que guardar la ley de Moisés y circuncidarse.  En el verso 2, es donde dice que si Pablo y Bernabé tuvieron que subir a Jerusalén, no fue porque tenían que ir a rendirle cuentas a los demás Apóstoles y a los Ancianos, fue porque de allá habían salido los que hicieron el escándalo metiendo las narices donde nadie los llamo cuando fueron a decirles que tenían que circuncidarse y guardar la ley de Moisés.  Eso está bien claro en el verso 5, y el 24,  y lo que dicen los versos 28 y 29, es algo que cualquier hermano en Cristo se lo diría a otro hermano con la autoridad que Dios nos da a todos los que ya somos creyentes, y no con autoridad de supuestas Iglesias Madres; eso me da olor a papa.  Todo hombre con humildad sabrá reconocer que todo lo que escribo aquí es la pura verdad. No es que yo no este reconociendo la autoridad del pastor en la Iglesia, pero si ustedes ya son maduros en Cristo también deben de saber que quien tiene la autoridad en el cielo y en la tierra, es Cristo.  (Mat. 28: 18)

Es a Él a quien tienen que seguir y obedecer porque es a Él a quien le tendrán que rendir cuentas, LA SUJECION ES A CRISTO.  Eso es lo que deben de entender y aceptar, de lo contrario ustedes no son otra cosa que títeres y  esclavos de los hombres, y especialmente cuando esos hombres delante de Dios no andan bien.  Rom. 6: 17-18;  1Cor. 7: 23.

No estoy diciendo que uno no debe tomar consejos, especialmente cuando vienen de buenos hombres; pero dije buenos hombres, no de hombres que solo tienen la apariencia de ser buenos.  Y los consejos se dan, no se le obliga a nadie a tomarlos, o no se obliga a nadie a manera de manipulaciones.

Y si creen que estoy haciendo división, les diré que ha llegado el momento que se vea de qué lado están; si de verdad están del lado Cristo, o simplemente han estado siguiendo a un hombre.  Y cuanto más ahora que el consejo mundial de iglesias ya ha cobrado fuerza, solo recuerden que la Verdadera Iglesia nunca jamás será parte de ningún tipo de revoltura con este mundo; donde satanás es su dios.  (2Cor. 4: 3-4)  Juan 7: 7;  Juan 8: 23;  Juan 14: 17;  Juan 15: 18-19;  Juan 17: 1-3;  Juan 17: 9;  Juan 17: 20;  Juan 18: 36-37;  1Juan 4: 4-6. 

El lema de los enemigos de Dios es “divide y vencerás,” pero esta división mundial que se está llevando a cabo en los últimos tiempos, solamente está distinguiendo a los que son de Cristo de los que son del diablo, con la excepción de algunos creyentes o líderes que están siendo engañados por otros que son  falsos obreros. Tú decides de quien quieres ser, si es que no lo has decidido, porque si estas engañándote a ti mismo; o vienes a Cristo, o busca tu salida para que te vayas con los tuyos.  1Juan 2: 19.

O puede ser que si no lo decides ahora, tendrás que decidirlo después del rapto durante el tiempo de la gran tribulación para que puedas ser parte de los que habla Apocalipsis 7: 9-17.

Solo que debes de saber que si lo decides así, tendrás que pasar por el peor maltrato de satanás por medio del anticristo.

 

Hay puntos doctrinales donde una Verdadera Iglesia puede estar mal.

Y para un líder de una verdadera Iglesia, no hay error más grande que aferrarse a algo que por años enseñaron y estaba mal. Y cuando se les descubre, en lugar de reconocerlo y cambiar su postura, se aferran al error para convertirse de una Iglesia Verdadera, a algo parecido a una secta.

Como miembro de una Verdadera Iglesia a veces puedes mirar cosas que no concuerdan con La Biblia, pero si puedes sobrellevarlas, aguanta callado.  Pero es diferente cuando esas cosas no son pequeños errores, sino que son grandes horrores, y especialmente si la mundanalidad ya invadió La Iglesia.  Siendo así, busca la salida calladamente, y ve a otra Iglesia que predique la verdad donde tú puedas seguir sirviendo a Dios, pero nada uses como excusa para regresarte al mundo, de esa manera tú estarás peor.

 

Gal. 1: 15-20. Siguiendo con el tema, por esta y otras Escrituras, mucho se habla de que El Apóstol Pablo fue Apóstol solamente a los gentiles, y han reducido su autoridad a que él fue un sirviente de la Iglesia Madre en Jerusalén, pero Espiritualmente hablando los cristianos no tenemos Madre, solo tenemos un Padre Y NUESTRO PADRE ES EL DIOS ETERNO.

Para poder explicar lo que fue la autoridad del Apóstol Pablo, tengo que decir lo que El mismo nuestro Señor Jesucristo hizo desde un principio concerniente a judíos y a gentiles.  Mat. 15: 21-28.

Y de la misma manera había enseñado a sus discípulos.  Mat. 10: 5-6.

Ahora: ¿Qué fue lo que nuestro Señor Jesucristo le dijo a Pedro en Mat. 16: 13-19?

Las llaves no son llaves literalmente hablando, Cristo se refería a que Pedro seria quien abriría predicando el primer sermón a los judíos en el pentecostés, cuando El Espíritu Santo viniera.  Hech. 2: 14-41.

También sucedió lo mismo con los gentiles en casa de Cornelio, fue Pedro quien predicó. Hech. 10: 23-45.

Con los Samaritanos fue Felipe el que les hablo, y cuando ellos recibieron La Palabra, los Apóstoles que estaban en Jerusalén enviaron a Pedro y a Juan para que oraran por ellos para que recibiesen El Espíritu Santo.  Hech. 8: 12-17.  Pero que los Apóstoles hayan enviado a Pedro y a Juan, no fue para ampliar su control o su dominio sobre los de más como hoy en día lo hacen, fue un deber que como hombres de Dios tenían que hacer a otros que también ya eran de Dios.  Mat. 16: 19.

Y que Pedro haya abierto con el evangelio a judíos y a gentiles, no quiere decir que Pedro fuera la autoridad de todos los Apóstoles, o la autoridad del Apóstol Pablo; ni mucho menos de los gentiles y aun en jerusalen el que termino siendo el pastor de la Iglesia fue Santiago {Jacobo} el hermano de Jesus.  Hech. 21: 18-19;  Stg. 1: 1. 

Pablo fue a quien Dios escogió para los gentiles, y a él se le confió el predicar para iniciar el tiempo de la gracia, está claro en  Rom. 11: 13, y la escritura que ya leímos en Gal. 1: 15-17;  Rom. 1: 1-5.

Ahora lo que la mayoría de los creyentes creen, es que Pablo se limitaba únicamente a predicar a los gentiles, lo cual es falso.  Gal. 2: 6-10;  Hech. 26: 19-20;  Hech. 9: 19-22;  1Cor. 9: 19-23.

Hech. 9: 15-16.  El Señor le dijo: Vé, porque instrumento escogido me es este, para llevar mi nombre en presencia DE LOS GENTILES, Y DE REYES, Y DE LOS HIJOS DE ISRAEL; porque yo le mostraré cúanto le es necesario padecer por mi nombre.  

La Verdad que a muchos se les ha ido como aceite de entre los dedos, es que El Apóstol Pablo fue instrumento escogido por Dios, y de parte de Dios, Él tenía la autoridad para darles el evangelio de Cristo; autoridad sobre gentiles, sobre reyes, y aun sobre los mismos judíos.  1Cor. 9: 19-23.   

Ha sido tanto la corrompida y perversa influencia del catolicismo romano en este mundo, que ahora hasta los mismos bautistas creen que Pedro era quien tenía el liderazgo sobre todos.  Nada más les falta que crean que Pedro es quien va decidir si ellos van a ir al cielo o al infierno, pero más bien te diré que hay muchos, especialmente organizaciones grandes, que tienen el nombre de bautistas, pero no es Cristo el que está en su corazón; el que está en su corazón es el papa.

Cristo nunca dijo que Pedro fuera el líder, ni señaló a nadie como el mayor, Mat. 20: 20-28.  Para que nadie quiera tomar posición de liderazgo, copiándose del papa, y ahora si lo digo generalizando, incluyendo a los Bautistas Fundamentales.

Si por decirles la verdad me quedo aislado de grandes amigos hermanos en Cristo, no me importa, con tal de que alguien abra los ojos; que confió y espero en Dios que así será.

 

2Corintios 4: 3-4.

LOS PERVERSOS JESUITAS NO TRABAJAN PARA EL DIOS VERDADERO, ELLOS TRABAJAN PARA EL DIOS DE ESTE CIGLO, POR ESO TORCIENDO LAS ESCRITURAS Y METIENDO HEREJIAS Y DE VARIAS MANERAS, AUN EN LA VERDADERA IGLESIA MUCHOS HAN SIDO AFECTADOS ADOPTANDO FILOSOFIAS QUE NO VIENEN DE DIOS.  LOS JESUITAS LE HICIERON CREER AL MUNDO ENTERO QUE PEDRO ES MAYOR QUE PABLO EN AUTORIDAD, ASI QUE CON LA AUTORIDAD DE PEDRO, CUBRIERON LA AUTORIDAD DE PABLO.  HACIENDO ESO, SU PROPOSITO FUE DESVIAR LA ATENCION DE MILLONES DE PERSONASPARA QUE EL MUNDO INCREDULO NUNCA CONOCIERA DE LA SALVACION POR GRACIA; HACIENDOLES CREER QUE EL CATOLICISMO ROMANO ES LA VERDADERA IGLESIA DE CRISTO Y QUE TENIAN QUE ESTAR BAJO LOS 10 MANDAMIENTOS.  ASI QUE TODAS LAS RELIGIONES FALSAS HAN SALIDO DEL CATOLICISMO ROMANO, Y CUANDO ESCUCHAN DE LA SALVACION TODAS JUNTAS, CREEN QUE LA UNICA MANERA DE SALVARSE ES SI GUARDAN LOS 10 MANDAMIENTOS.  NADIE DE ELLOS QUIERE CREER EN LA SALVACION POR GRACIA, Y LOS QUE DICEN QUE CREEN ENSEÑAN UNA GRACIA QUE NO ES GRACIA PORQUE CREEN QUE LA SALVACION SE PIERDE.  DE ESA MANERA DESVIARON LA ATENCION DEL MUNDO DE UNA SALVACION POR GRACIA, TANTO QUE LA MALLORIA DE LOS INCREDULOS NADA SABEN DE LA GRACIA.  ASI MISMO, POR ESO AHORA, LOS MAS IMPIOS DEL MUNDO CREEN QUE DEBEN DE ESTAR BAJO LOS 10 MANDAMIENTOS, Y AL MIRARSE REPROBADOS TODOS ELLOS CREEN QUE LA SALVACION PARA ELLOS ES UN IMPOSIBLE.  Y RELIGIOSOS O NO RELIGIOSOS, SUS ALMAS TERMINAN PERDIDAS PARA SIEMPRE EN EL INFIERNO.  ESE HA SIDO EL TRABAJO DE TODAS LAS RELIGIONES DEL DIABLO DESDE HACE 2000 AÑOS, O MEJOR DICHO, PERDER LAS ALMAS; ESE ES EL TRABAJO DEL DIABLO DE TODOS LOS TIEMPOS.

Lo más triste, es que muchos creyentes no alcancen a comprender las trampas sucias de hombres maldecidos por Dios, sino que como unos bobos se han dejado llevar por el mismo sistema de gobierno y autoridad  en sus Iglesias, al grado que Iglesias Bautistas ahora creen en jerarquías, de la misma manera que el catolicismo romano.  Hech. 20: 18-30.

Mat. 28: 16-20.  Es verdad que después que Cristo resucitó les dio el mandamiento a todos los Apóstoles y discípulos de ir y hacer discípulos a todas las naciones, y bautizarlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.  Pero ellos al principio no obedecieron, se quedaron en Jerusalén, y no fue hasta el capítulo 8 del libro de los Hechos, que fueron perseguidos y esparcidos.  Fue hasta entonces que comenzaron a hablarles a personas que no eran Judías, como Felipe que les hablo a los Samaritanos; pero aun así, los Apóstoles todavía se quedaron en Jerusalén.  Hech. 8: 1-6.

Y en Hech. 11: 19,habla de los que fueron esparcidos por causa de la persecución que hubo con motivo de Esteban, que pasaron hasta fenicia, Chipre y Antioquia, y que no le hablaban a nadie de La Palabra de Dios, a menos que fueran judíos.  

Además el mismo mandamiento que se les dio a los Apóstoles después de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo de predicar el evangelio por todo el mundo, también es para nosotros todos los que ya hemos sido salvos. 

Y sin restarle importancia a ninguno de los otros Apóstoles, ¿alguien que me diga en que escritura La Biblia dice que inicialmente algún otro de los 12 Apóstoles fue escogido por Dios para ser usado de la manera que Dios uso a Pablo, y con una autoridad de hablarles a judíos y gentiles, o a los reyes más poderosos de la tierra? 

Rom. 1: 1-7.  Verso 5, y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre.  1Cor. 3: 9-10.

1Timoteo 1: 12-17.  La explicación más lógica que todos le han dado al verso 15, es que Pablo se calificó a sí mismo como el # 1 de los pecadores.  Pero más bien el énfasis de este verso está en que Pablo dice que siendo el tan pecador Cristo tuvo misericordia de él, y lo salvo tan solo por su infinita gracia para que eso sirviera como ejemplo a Judíos y a gentiles; a todos los que habían de creer en el evangelio de Cristo Jesús para ser justificados, no por seguir en las prácticas de la ley, sino únicamente por creer en ser justificados por la gracia, y por medio de la fe.  Filipenses 3: 7-9;  Efesios 2: 8-9.

Al principio nadie de los Judíos entendían que la salvación seria por gracia, ni los Apóstoles, o discípulos de Cristo, ni ninguno de los 8000 Judíos que fueron salvos por la predicación de Pedro, en Hechos 2: y Hechos 4; ya que la gracia incluía a los gentiles. Y ninguno de  los Judíos hasta el momento en que Pablo fue salvo, podían aceptar que también los gentiles podían venir a ser parte de ellos por medio de La Iglesia.

Entonces en 1Tim. 1: 15, Pablo está diciendo que él es el primero de los pecadores o el #1 de los pecadores, pero en 1Tim. 1: 16, de nuevo habla de él mismo como el primero.  Aparte de  calificarse como el pecador #1, más bien parecería que Pablo habla de que él era el primer Judío salvo que entendía, o sabía que la salvación era por gracia, o tal vez lo dijo porque nuestro Señor Jesucristo ya se lo había revelado a él personalmente por lo que el mismo Apóstol Pablo dice en Gálatas 1: 11-12.

Y por lo que dice Gal. 1: 15-24, y Gal. 2: 1-2,  ya habían pasado por lo menos 17 años para cuando oficialmente se reconoció la gracia que le había sido dada a Pablo para predicar a los gentiles.  Gal. 2: 9-10.

Pero aun así, cuando Pedro fue a Antioquia se retraía y se apartaba de los gentiles por miedo de los de la circuncisión, después de que Pedro se suponía que ya había aceptado a los gentiles y había dado testimonio a favor de ellos, desde que predicó en casa de Cornelio en Hech. 10: 34-36, y en Hech. 15: 5-11.  En  Gal. 2: 11-14, Pablo dice que no solamente Pedro tuvo ese comportamiento en contra de los gentiles por miedo de los de la circuncisión, sino también los otros judíos, y hasta el mismo Bernabé había sido arrastrado por la hipocresía de ellos.  Pablo los llamó hipócritas, empezando por el Apóstol Pedro, para que ahora le hayan hecho creer a todo el mundo incrédulo, y a miles y miles de creyentes que el Apóstol Pablo se sujetaba a la autoridad de Pedro, y para que hayan inventado jerarquías que en La Biblia no existen.  Si tuvieran vergüenza, se avergonzaría todos los que han enseñado esa herejía.

Pablo fue el  Apóstol escogido por Dios, y predicador para todas las naciones, especialmente para la salvación de los gentiles, ya en el tiempo de la gracia, porque era la única manera de salvarnos por gracia.  Efe. 2: 1-5;   1Tim. 2: 7;  2Tim. 1: 9-12.

 

Hay mucha controversia hoy en día entre los creyentes acerca de que si La Iglesia empezó antes del pentecostés; o en el pentecostés. Para poder aclarar eso, primero tenemos que ir a Mat. 15: 21-28, antes de la muerte sepultura y resurrección de Cristo, solamente se habla de esta mujer que Jesús socorrió, y que no era una mujer judía.  Para poder entender de qué manera éramos vistos nosotros los gentiles, podemos leer en Hech. 10: 1-28, en el verso 12 habla de cuadrúpedos, reptiles y aves del cielo.  En sentido figurado así éramos vistos por los judíos, nosotros los gentiles.

Ahora todos los gentiles de La Iglesia primitiva fueron salvos hasta después del Pentecostés.  Para saber cuándo comenzó la Iglesia eso quiere decir mucho, y para entender mejor vamos a comparar a Rom. 10: 4, con 1Cor. 15: 1-4.  Si el fin de la ley es Cristo para justicia a todo aquel que cree, y si el evangelio de Cristo es lo que justifica al pecador, entonces primero Cristo tuvo que morir, ser sepultado y resucitar al tercer día, para definitivamente quedar fuera de las exigencias de la ley y bajo la gracia, porque los gentiles no teníamos ley.

Mat. 11: 13, dice que todos los Profetas y la ley profetizaron hasta Juan; y si se refiere hasta el final de la vida de Juan,  Saulo de Tarso fue encontrado por Cristo y convertido, podemos decir que no mucho tiempo después que Juan fue decapitado.  Mat. 14: 1-11.

Tenemos que tomar en cuenta, que El fundamento de los Apóstoles y Profetas es Cristo, y Cristo mismo es la principal piedra del Angulo, y con la predicación de Pedro, 3000 Judíos fueron salvos en Hech. 2: 41.  En Hech. 4: 4 fueron salvos 5000 Judíos más,  y CRISTO ES LA ROCA PRINCIPAL dándole el fin a la ley e iniciando el evangelio de Cristo para justicia a todo aquel que cree en El, y para dar oportunidad a los gentiles ya bajo el tiempo de la gracia, y así puedes entender cómo y cuándo comenzó La Iglesia ya con Judíos y Gentiles.  Todo está claro,  NO SE PUEDE DECIR QUE ANTES DEL PENTECOSTES EL PLAN COMPLETO DE DIOS PARA LA IGLESIA YA ESTUVIERA.  MIENTRAS QUE LOS GENTILES NO FORMABAN PARTE DE ELLA, TAMPOCO SE PUEDE DECIR QUE LA IGLESIA EMPESO EN EL PENTECOSTES, PORQUE EL FUNDAMENTO DE LOS APOSTOLES Y PROFETAS ES CRISTO MISMO; EN OTRAS PALABRAS LA IGLESIA VIENE DE LOS JUDIOS, PORQUE FUE CRISTO QUIEN LA EDIFICO.  Rom. 11: 25-29;  Efe. 2: 11-22;  1Ped. 2: 5-8.

LA VERDADERA AUTORIDA DE PABLO COMO APOSTOL, LA  RESIBIO DIRECTAMENTE DE DIOS, NO DE HOMBRES.

No hay que olvidar que la falsedad del catolicismo romano, hizo creer a la mayoría del mundo que la base de ellos era el guardar los 10 mandamientos; por lo que los verdaderos creyentes fueron adormecidos con la idea de que la mayoría del mundo tenia los 10 mandamientos.  Si conocieran de verdad la ley de Dios, sabrían que nunca les fue dada a ellos los gentiles.

Solamente de una manera se puede aplicar que la ley de Dios fue dada a todo el mundo, y eso es para taparles la boca haciéndoles reconocer que todos son pecadores y necesitan a Cristo como salvador.  Rom. 3: 19-20.

La ley es algo que pertenece a los judíos y al Antiguo Testamento; por lo que la gracia que es lo de hoy, casi ni se menciona, al grado de que en el mundo entero que no es cristiano, la mayoría no han escuchado nada de lo que es LA SALVACION POR GRACIA, por culpa de su anatema o maldito evangelio católico romano.  Gal. 1: 6-9;    2Cor. 11: 4

También el catolicismo romano le hizo creer al mundo que Pedro era la autoridad máxima sobre todos incluyendo al mismo Apóstol Pablo.  ¿Cómo se podría explicar que si Pedro era el líder a quien Pablo se sujetaba, como es que Pedro en La Biblia solamente escribió 1era y 2gunda de Pedro? mientras que Pablo escribió Romanos, 1era y 2gunda de Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1era y 2gunda Tesalonicenses, Timoteo, Tito, Filemón, y parece ser que el mismo libro de los Hebreos también lo escribió El Apóstol Pablo.  ¿Eso no les dice nada a todos los creyentes que han sido engañados para tener jerarquías en sus Iglesias, al igual que los enemigos de Dios lo hacen?  ¿Dios no los ilumina con esto, aun sabiendo de qué manera Dios quiso usar al Apóstol Pablo, para que ahora se dejen llevar por principios y filosofías mundanas satánicas?  ¿O porque hoy en día se menciona mucho más El Apóstol Pablo, que lo que se menciona El Apóstol Pedro? 

Aunque la verdad siento pena por ustedes que se dicen cristianos, pero hablan más del Emperador Constantino; miseria de hombre que vivió pagano y murió pagano, siendo uno que adoraba al sol, creyendo que el sol era dios. Su conversión en una falsa historia, nunca dejara de ser un fraude, pero aun así muchos supuestos “cristianos” lo mencionan más a el que lo que mencionan al Apóstol Pablo.  Qué pena.

No estoy diciendo nada que ustedes no puedan comprobar con La Biblia, si es que son capaces de escudriñar Las Escrituras por su propia cuenta.  ¿O es que solo se limitan a escuchar lo que dicen sus líderes, como cuando eran católicos romanos y van a creer lo que les han dicho que crean, aunque a veces no tenga nada que ver con la verdad?  Por eso La Verdadera Iglesia está en la condición que está hoy en día, porque son haraganes para escudriñar Las Santas Escrituras.

 

Pablo comenzó predicando el evangelio en Damasco.  Hech. 9: 17-22.

Y de Hech. 9: 23-28, son las escrituras que usan para probar que Pablo después de su conversión inmediatamente se fue a Jerusalén, y fue miembro de La Primera Iglesia de Jerusalén, y que estaba sujeto a su jerarquía.

Pero compara a Hech. 9: 23-28, con Gal. 1: 15-24, según estas escrituras, para cuando Pablo llegó a Jerusalén por primera vez después de su conversión, ya habían pasado como mínimo 3 años.

En Gal. 1: 10-12, Pablo dice que el evangelio que predica a los gentiles no es según hombre, porque él ni lo recibió ni lo aprendió de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.

En Gal. 1: 17, dice que después de su conversión anduvo en Arabia, no dice por cuánto tiempo se fue a Arabia, y luego regreso a Damasco y ahí predicaba; que es lo mismo que dice en Hech. 9: 22-25.

En Hech. 9: 23, dice que pasados muchos días, los judíos resolvieron en consejo matarle, que eso puede representar los 3 años que pasaron después de su regreso de Arabia.

Pero si el recibió instrucciones de nuestro Señor Jesucristo acerca del evangelio que el predicaría a los gentiles, creo que fue en ese periodo de tiempo después de su conversión cuando fue preparado.  El tiempo que anduvo en Arabia, y los primeros 3 años que estuvo en Damasco, y creo que fue en ese mismo tiempo de cuando él tuvo la experiencia que cuenta en 2Cor. 12: 1-6; en el verso 2, habla de 14 años, y en Gal. 2: 1, también dice 14 años. 

En Gal. 1: 18-19, pasaron 3 años que son los mismos años ya mencionados donde él estuvo predicando en Damasco, y que después de eso vino a La Iglesia de Jerusalén por primera vez,  y solamente estuvo con Pedro 15 días, y a ninguno de los otros Apóstoles miro sino solamente a Jacobo el hermano del Señor;  que parece ser lo mismo que dice en Hech. 9: 26-29.

Antes de eso nunca miró a nadie de los Apóstoles, eso lo dice claramente en Gal. 1: 15-17.

Ahora compara a Gal. 1: 18-19 + Gal. 2: 1, con Hech. 9: 26-28.  Los Apóstoles mencionados en el verso 27 solo fueron Pedro y Jacobo el hermano del Señor.  En Hech. 9: 28-29, dice que Pablo hablaba denodadamente en Jerusalén, pero cuando los hermanos supieron que los griegos querían matar a Pablo, lo llevaron hasta Cesárea, y lo enviaron a Tarso.  Hech. 9: 30.

Después en Hech. 11: 25-26,  Bernabé fue a Tarso para buscar a Saulo y cuando lo halló, no dice que lo llevo a Jerusalén sino que lo trajo a Antioquia, y trabajaron juntos todo un año. 

Entonces después de la conversión de Saulo pasaron más de 3 años,  porque tenemos el tiempo que el anduvo en Arabia, y los 3 años que estuvo en Damasco; para cuando Pablo visita a Jerusalén por primera vez.  Mas 14 años después, regreso a Jerusalén con Bernabé, que es lo que dice en Gálatas 2: 1.

Más de 3 años, + 14 años = a más de 17 años.  Si todos esos años tuvieron que pasar para cuando Pablo fue de nuevo a Jerusalén, (y no fue en plan de compañerismo o a rendirle cuentas a nadie, sino en plan de discusión, Gal. 2: 2-5)  ¿Cómo iba a poder ser miembro de esa Iglesia?

 

En Hech. 11: 27-30, Bernabé y Saulo van a Judea, y en Hech. 12: 25, Bernabé y Saulo regresan de Jerusalén a Antioquia.  En Hech. 13: 1-5, El Espíritu Santo les da instrucciones a los Profetas y Maestros de la Iglesia de Antioquia, para que separen a Bernabé y a Saulo para la obra que los había llamado. Y fue en Antioquia donde los Profetas y los Maestros le impusieron las manos a Bernabé y a Saulo, para enviarlos a su primer viaje misionero.

Como pueden mirar, Pablo no salió como misionero de la Iglesia de Jerusalén; el salió de Antioquia.

Pablo pone a Dios como testigo de que todo lo que escribió en los versos de Gal. 1: 11-19, es la verdad.

Y en Gal. 1: 20- 24, Pablo dice que por 17 años Él no era conocido de vista a las Iglesias de Judea, solamente oían hablar de Él; y para los que no saben, la Iglesia de Jerusalén está situada en Judea.

Pero cuantos hacen a Pablo y al mismo Dios mentirosos, al decir que Pablo después de su conversión inmediatamente fue miembro de la 1era Iglesia de Jerusalén, y se sujetaba a ellos.

Yo no creo que haya contradicciones en La Biblia, solo que para mí está claro que Pablo habló de todoslos años que pasaron de un momento a otro; mientras queLucas que fue quien escribió el libro de los hechos, no habla de todos los años que ya habían pasado al narrar la historia, es decir no da todos los detalles.

Y aun cuando sabemos que en La Biblia no hay contradicciones, es obvio que siempre va a ser más importante el testimonio del protagonista, que del narrador.

La pregunta que todo mundo debería de hacerse es que de acuerdo con la jerarquía imaginaria que muchos bautistas tienen de la primera Iglesia de Jerusalén, es ¿Qué si Pablo estuviera bajo la autoridad del Apóstol Pedro, como es que pudo reprenderlo? Gal. 2: 11-14. 

Y si Pablo fuera destinado únicamente a  los gentiles como Apóstol,  ¿por qué en esta escritura que leímos de Hechos. 9: 15-16, dice otra cosa?

En Hech. 18: 1-11  y en el verso 6, Pablo intenta irse definitivamente de con los judíos a los gentiles, y en los versos del 9 hasta el 11, El mismo nuestro Señor lo detuvo para que no se fuera y siguiera predicando allí mismo a judíos y a gentiles, y estuvo un año y medio más.

Y no fue hasta en Gal. 2: 7-9,donde se dice que Pablo se fue a los gentiles. Pero aun así, las enseñanzas de Pablo estaban concentradas en contra de maestros judaizantes que enseñaron a los Gálatas que tenían que guardar la ley de Moisés.  Siendo así, las enseñanzasde Pablo y todo lo que El escribió, contribuyen para la predicación del evangelio tanto a judíos como a Gentiles hasta el día de hoy. Y también a que como Iglesia guardemos la fe en Cristo Jesús, no una fe mesclada con filosofías humanas de todo tipo de hombres religiosos y perversos, como los que hoy en día no quieren aceptar las verdades de Dios de la manera que están escritas, pero si andan con la aureola de santurrones sobre su cabeza. 

La verdad es que Pablo predico a todo mundo, si ni siquiera se le escapo El Apóstol Pedro.  Pablo predicaba a judíos, a gentiles y a los reyes más poderosos de la tierra de ese tiempo, y por medio de La Biblia hasta el día de hoy.  Hech. 20: 20-30;  Hech. 26: 1-32;  Rom. 1: 13-17;  Rom. 11: 14.        

No hay nada en La Biblia que indique que Pablo estuvo bajo la sujeción de hombres o de algún hombre. Y en nada se puede decir que el fuera un Apóstol de menor rango en autoridad comparado con los de más Apóstoles; antes al contrario, creo que Pablo sufrió y trabajó más que todos los demás Apóstoles.  Hech. 14: 19-22;  Hech. 21: 10-13;  2Cor. 11: 16-33;  Fil. 3: 1-9.

Ya después que Cristo resucitó, y ya para ascender al cielo, les dio el mandamiento a todos sus Apóstoles y discípulos de ir y predicar por todo el mundo; que es lo que también La Iglesia Verdadera ha hecho, hasta el día de hoy.  Mat. 28: 18-20.

El Apóstol Pablo fue un instrumento escogido por Dios para todas las Naciones, por lo que en cierta forma tenemos que dejar atrás de la línea a los 12 Apóstoles. 

No fue que Dios no pudo levantar a Pablo antes de lo que lo hizo, sino que cuando nuestro Señor Jesucristo lo escogió, con eso Dios estaba poniendo fin al tiempo de la ley para justificar a todo aquel que cree en Cristo, dando paso al tiempo de la gracia; que también es el tiempo de La Iglesia.  Rom. 10: 1-3;  Rom. 11: 25-27. 

Gal. 1: 10-12.  Si las instrucciones dadas por Cristo a Pablo, hubieran sido de tratar de agradar a los hombres, Pedro no calificaría para ser la autoridad de Pablo.  Mat. 16: 22-23.

Algo parecido es cuando líderes demandan a los miembros de sus Iglesias, a que tienen que obedecer ciegamente a sus caprichos, o a algo que La Biblia reprueba, de esa manera no califican para ser la autoridad Espiritual de nadie, espero que lo mediten y lo entiendan.

A pesar de que Dios uso a Pablo como a nadie más ha usado, él nunca se envaneció.

1Cor. 3: 18;  1Cor. 8: 2;  1Cor. 1: 30-31;  2Cor. 10: 17-18;  (Gálatas 6: 14)

 

Pablo Hasta el último instante de su vida, peleó para que el mundo conociera la salvación que es por fe y por gracia,  Efe. 2: 8-9.  Pero la religión extremadamente perversa del catolicismo romano, reclamando algo que no es para los gentiles, le hicieron creer a todo el mundo que la ley fue dada a ellos los gentiles como los elegidos de Dios.  En toda la historia humana y por la eternidad, Dios jamás tomaría como sacerdote a un gentil que no haya sido reconciliado por medio del evangelio de Cristo.  Esa mentira de que son sacerdotes de Dios salió del mismo infierno, porque con La Biblia no pueden probar tal cosa.  Todos los gentiles que han venido a Dios antes y ahora, ha sido por la gracia y por la fe, no por las obras de la ley.  Y los gentiles que no han sido reconciliados con Dios por medio del evangelio de Cristo, permanecen en la potestad de las tinieblas incluyendo los curas católicos, y eso será para siempre al menos que se arrepientan.  Col. 1: 10-14.

EL APOSTOL PABLO VIVIO PARA PREDICAR EL EVANGELIO DEL CRISTO VERDADERO, Y MURIO POR LO MISMO EN MANOS DE ASESINOS SIN ESCRUPULOS, QUE NO SE DETIENEN ANTE NADA POR SERVIR AL PADRE DE LA MENTIRA; Y LO QUE HAS LEIDO AQUI ES UNA PEQUEÑA PARTE DE LO QUE FUE Y SIGUE SIENDO LA VERDADERA AUTORIDAD DE PABLO COMO APOSTOL. 

HECHOS 20: 25-30.  FIN.