LO QUE LOS GENTILES CONOCEN DE LA LEY

 

 

 

 Introducción

Desde que tenemos uso de razón hemos oído hablar de la ley de los 10 mandamientos, y millones de personas creen que la ley de Dios solo son 10 mandamientos, cuando en realidad en los primeros 5 libros de La Biblia hay cientos de mandamientos que fueron dados a los judíos, aunque inicialmente si fueron 10 mandamientos los que Dios les dio a los judíos. Lo que el mundo no conoce, es que la ley nunca fue dada a nosotros los gentiles, y todas las religiones falsas usan como pretexto la supuesta acción de querer guardar los 10 mandamientos y con eso rechazan a Cristo, cuando en realidad la única ley por la que ellos rigen toda su vida completa es la ley de pecar sin cesar.  Vamos a estudiar esto hoy y si alguien no está de acuerdo con lo que aquí escribo, díganme en que parte de La Biblia está escrito que la ley fue dada a nosotros los gentiles, o díganme en que tiempo los gentiles incrédulos estuvieron bajo algún pacto dado por Dios, como los pactos que Dios les dio a los Judíos.  Tal vez habrán podido engañar a quienes no conocen La Biblia, pero no pueden engañar a los que si la conocemos.   

 

JUAN 1: 17.  PUES LA LEY POR MEDIO DE MOISES FUE DADA, PERO LA GRACIA Y LA VERDAD VINIERON POR MEDIO DE JESUCRISTO.

FALSOS RELIGIOSOS, HAY UN DICHO QUE DICE: NO HAY MAS CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER.

Amos 5: 25;  Jer. 7: 22-24;  Exo. 20: 1-17.  Dios le dio la ley por medio de Moisés a su pueblo, no a los gentiles; claramente lo dice que se la dio a los que saco de Egipto que son los Israelitas.

Y ahora hay millones de gentiles pensando que Dios les dio a ellos los 10 mandamientos; agradézcanselo a su falsa religión católica romana.

Esa es la razón de porque no han podido ser salvos, y no quieren creer que la salvación es por fe y por gracia, por estar aferrados, o más bien por usar como excusa una ley que ni siquiera se les dio a ellos, los gentiles.

La mayoría de los que ya son cristianos, pero que antes fueron católicos, tienen tan adentro esa creencia que hasta el día de hoy no han podido aceptar, ni tan siquiera han podido entender, que nosotros los gentiles nunca de los nuncas estuvimos bajo ninguna ley, o nunca se les ha iluminado la mente para saberlo. Y si alguien me dijera que creer que estaban bajo los 10 mandamientos, ha detenido a las gentes de pecar, eso es falso, tan falso como todos los papas de Roma juntos.

 

Estos son los 10 Mandamientos

1. No tendrás dioses ajenos delante de mí

2. No te harás imagen

3. No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano

4. Acordarte has del día de reposo, para santificarlo

5. Honra a tu Padre y a tu Madre

6. No mataras

7. No cometerás adulterio

8. No hurtaras

9. No hablaras contra tu prójimo falso testimonio

10. No codiciarás

Ni siquiera tienen conocimiento de cuáles son los 10 mandamientos, para que sin conocerlos digan que pueden guardarlos.

 

Cuando lees en La Biblia que Dios sacó a su pueblo de la esclavitud de Egipto, y les prometió una tierra que fluye leche y miel, ahí puedes mirar que Dios quería cortar de raíz, que hubiera personas adorando a otros dioses.

Esa es la razón de la mayoría de todas las guerras, del Antiguo Testamento.

El catolicismo es quien hizo su mezcla rara, la verdad es que nosotros los gentiles nunca estuvimos bajo ningún pacto, ni ninguna ley.  Efe. 2: 11-13. 

Ahora cualquiera que lea esto y no es un creyente, al saber que los gentiles nunca tuvimos ley, no crean que ahora ya tiene una buena excusa para pecar.  Rom. 2: 12.

1Cor. 9: 21;  Rom. 2: 13-16.  Claro dice que los gentiles no teníamos ley.  Verso 14 y 15 porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, estos aunque no tengan ley son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos.  Pero en el verso 16 está claro que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme al evangelio de Cristo que Pablo predicaba.  Sin haber aceptado el evangelio de Cristo, nadie escapara del juicio de Dios, aunque crean que eran un modelo de personas.

En los versos 14 y 15 de Rom. 2, es obvio que Pablo estaba hablando de gentiles que ya eran creyentes, que aunque los gentiles nunca tuvieron ley, tenían un comportamiento moral intachable por encima de muchos judíos que se jactaban de que tenían la ley de Dios.

Nadie, ningún gentil que rechaza una salvación en Cristo por fe y por gracia, puede jactarse de guardar una ley que para empezar ni les fue dada a ellos; es decir, si de verdad simpatizaran con la ley, lo primero que harían sería venir a los pies de Cristo para salvación, porque los profetas y la ley anunciaban de la venida de Cristo y su propósito.  Pero no creen en la ley solo creen en agradarse a sí mismos sin importar lo que tengan que hacer, aunque solo sean unos religiosos sin Dios.  Gen. 49: 10;  Deu. 18: 15-16;  Luc. 24: 44;  Juan 1: 45;  Juan 5: 46-47.

En Rom. 7: 12, Pablo dice: De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.

Nadie siendo incrédulo puede ponerse a la par para compararse con la ley, porque la ley es santa, y un incrédulo, santidad no tiene ninguna.

La salvación es por nacer de nuevo al quedar sellados con El Espíritu Santo.  Si entendieran cual fue la intención de Dios al darle le ley a su pueblo desde el momento en que se las dio, también entenderían que en ese tiempo los gentiles no participábamos, o éramos parte del pueblo de Dios, sino que tenía que llegar un tiempo donde la puerta se abriera para judíos y gentiles.  La ley había sido dada para taparles la boca a los judíos, para hacerles ver que tan pecadores eran ellos como los gentiles, y con eso daba paso al tiempo de la gracia.  Si entendieran eso, también entenderían que la justicia de Cristo en nosotros es la que nos justifica y nos salva, y no una justicia nuestra que pretende guardar la ley, que más bien es corrupción disfrazada de una santidad que es falsa.  Juan 3: 1-3;  Efe. 1: 13;  Rom. 3: 19-20;  Fil. 3: 7-9;  Rom. 3: 10;  2Cor. 10: 12.  Romanos 11: 32;  Gálatas 3: 22;  Romanos 11: 25-26;  Romanos 10: 3-4.

Ni siquiera los gentiles que han creído en la salvación por fe y por gracia, y ni los mismos judíos pueden decir que guardan la ley, y si lo dicen es porque están mintiendo.  Rom. 2: 17-24.

Solo Cristo pudo guardar la ley.  Mat. 5: 17-20.  Por eso ahora nuestra justicia es mayor que la de los escribas y los fariseos, porque Cristo se estaba refiriendo a su propia justicia con la que seriamos justificados al creer en El.  Fil. 3: 1-9.

Mat. 5: 19. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, este será llamado grande en el reino de los cielos.

El ser llamado pequeño o grande en el reino de los cielos, es para los creyentes; porque los incrédulos ni siquiera estarán en el reino de los cielos.  Juan 3: 1-5.

Enseñar los 10 mandamientos, le aprovechan al hombre eternamente después de que ya es salvo, y no antes de la salvación.

Está claro que no es legal quebrar ningún mandamiento de Dios, y sería bueno poderlos guardar todos, nunca hemos dicho que sea malo esforzarnos tratando de cumplir los mandamientos de Dios.  Pero comparado con lo que dice Stg. 2: 10, si guardas toda la ley, pero ofendieres en un punto eres culpable de toda la ley.  Y ofender la ley en cualquier punto es algo que podemos darlo por hecho. NO PUEDES GUARDAR LA LEY, por eso es que Cristo tiene que ser nuestro Salvador y nuestro Abogado, si pudiéramos guardar la ley no necesitaríamos a nadie ni como salvador, ni como abogado. 1Juan 2: 1-2;  1Juan 1: 7;  Luc. 1: 46-47.

Si judios y gentiles pudieran guardar la ley, para que un Jesucristo como abogado?  Para nada seria necesaria su sangre, ni un Dios salvador, porque todos serian autosuficientes.

Pero hay quienes creen que son perfectos, que pueden guardar la ley, y no necesitan ni un Salvador ni un abogado, satanás  no estaría tan amargado si todo el mundo se creyera eso.

Cuando en Fil. 3: 6, Pablo dice que en cuanto a la justicia que es en la ley él era irreprensible; a lo que se está refiriendo es a que el cumplía con los sacrificios que se demandaban por el pecado en la ley.  Heb. 10: 1-11. 

Rom. 7: 12-24.  Ni siquiera El Apóstol Pablo podía guardar la ley.

¿Dónde o quienes, que ni siquiera están seguros de su salvación podrían compararse, o decir  que han alcanzado un nivel Espiritual mayor que el nivel Espiritual del Apóstol pablo para decir que ellos pueden guardar la ley?

Discúlpenme porque no puedo aguantarme de reírme de ustedes.

Rom. 7: 25, y Rom. 8: 1. Pablo termina dándole las gracias a Cristo, y diciendo que no hay ninguna condenación para los que están en Cristo.

Rom. 3: 10.   Si Dios dice en su Palabra que no hay justo ni aun uno, y si todos somos pecadores, es porque nadie ha podido guardar la ley.  Porque no te haces un favor a ti mismo y dejas de ser un necio.

La verdad es que Rom. 2: 17-24, puede ser aplicado a cualquiera que se jacta de guardar la ley, ya sea Judío, o gentil.

Mat. 5: 27-28.  Falsos religiosos visten indecorosamente, y tienen los ojos llenos de fornicación y adulterio. Todo su lenguaje son palabras ociosas y obscenas; son soberbios, egoístas, orgullosos, violentos, pero creen que cumplen la ley de Dios, porque falsamente creen que guardan el sábado.  Mat. 12: 33-36.

Juan 6: 28-29.  La gente religiosa falsa, quieren poner en práctica muchas obras para hacer la voluntad de Dios, Cristo les señalo una obra nada más, les dijo que creyeran en El.

Mat. 22: 34-40.  Toda la ley y los profetas dependen solo de estos mandamientos.

Pero solamente Cristo puede cumplir todos los mandamientos de Dios perfectamente.

El propósito de Dios era hacer razonar al pecador, que entendieran que no podían cumplir la ley, y así la ley los aconsejaría, y los guiaría a Cristo.  Gal. 3: 24-25.  Pero en fin, La Biblia también habla de necios, y alguien tiene que llenar ese espacio.

Los Pactos de los que habla Efesios capítulo 2: 11-13, nosotros los gentiles nunca estuvimos bajo alguno de ellos, porque les fueron dados al pueblo de Dios, y no a nosotros.

 

Los Pactos son estos:

El pacto del Edén.  Gen. 1: 28-30

El pacto con Adán.  Gen. 3: 16-19.

El pacto con Noé.  Génesis capítulo 9: y 2Ped. 2: 5.

El pacto con Abraham.  Gen. 12: 1-3;  y versos 6 y 7;  Gen 13: 14-17;  Gen. 17: 1-14;  Gen. 22: 15-18.

El Pacto en general con el pueblo escogido de Dios en su aspecto futuro, (Deu. 30: 3) se divide en 7 partes principales.

# 1, Dispersión a causa de la desobediencia

# 2, El arrepentimiento futuro de Israel, cuando este pueblo se hallará todavía disperso

# 3, El regreso del Señor

# 4, Restauración de Israel a la tierra prometida

# 5, Conversión Nacional de Israel

# 6, El juicio de los opresores de Israel 

# 7,  Prosperidad Nacional

El pacto con Moisés, que es el pacto que estamos tratando hoy, está en Deuteronomio capítulo 11:

El pacto con David.  2: Sam. 7: 8-16.

El nuevo pacto.  Jera. 31: 31-34;  He. 7: 11-22.

 

Ahora la excusa de que rechazan el evangelio de nuestro Señor Jesucristo, porque quieren esforzarse en guardar los 10 mandamientos, es un cuento muy gastado; la pura verdad es otra.  Efe. 2: 1-3.

Ahora el pacto con Moisés que tiene que ver con la ley, tiene 3 divisiones

# 1.  Los mandamientos que expresan la justa voluntad de Dios

# 2.   Los juicios que gobiernan la vida social de Israel

# 3.  Las ordenanzas que gobiernan la vida religiosa de Israel

Gen. 26: 5. 

Precepto:  Ordene o mandato relativo a una conducta e impuesto o establecido por una autoridad

PRECPTOS:  significa: verdades asentadas, y estan relacionadas con la conciencia y la conducta del hombre.

Estatuto:  Reglamento, o ordenanza o conjunto de normas legales por las que se regula el funcionamiento de una entidad o de una colectividad

ESTATUTOS:  Significan: obligaciones fijas. "ESTATUTOS" se deriva de la palabra "GRAVAR". Los estatutos son pensamientos gravados por la mano de Dios; son inalterables.

 

Genesis 12: 1-3;  Genesis 15: 1-6;  Genesis 17: 1-8;  Galatas 3: 16-18.  Nadie ni siquiera el mismo pueblo escogido de Dios pudo guardar la ley, que vino 430 años despues de que Dios le dio la promesa a Abraham y a su simiente que es Cristo .  Sal. 50: 16-21;  Hech. 15: 5-11.

La ley era un ministerio de muerte, y siendo así, nadie puede pensar que la ley fue dada para salvar a alguien.  2Cor. 3: 6-9;  Rom. 2: 29. 

¿Porque la ley es un ministerio de muerte?  Rom. 7: 5-17;  Gal 3: 10-12.

Solo hay un sentido en que la ley fue dada a todo mundo, y fue para taparnos la boca a todos, que reconociéramos que no podíamos guardarla, y de esa manera hacernos entender que necesitábamos a Cristo para salvación al saber que estábamos bajo el juicio de la condenación.  Solo de esa manera la ley fue dada a todo el mundo, y no hay otra manera, Rom. 3: 19-20.  Y aun en estos mismos versos, enseñan claramente que lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley.  Y esos no éramos nosotros los gentiles, porque lo digo y lo repito, nosotros nunca estuvimos bajo ningún pacto, ni el pacto de la ley, ni ningún otro pacto.

Y también dice claramente que por las obras de la ley, ningún ser humano será justificado delante de Él; y que por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

En otras palabras y solo en ese sentido la ley nos hace ver que todos merecíamos la condenación, pero no para aferrarnos como unos necios diciendo que la podemos guardar.  Rom. 3: 23;   Heb. 10: 28-29.

El plan de Dios, y especialmente para los judíos, era que ellos se vieran así mismos reprobados, perdidos, que no había ni la más remota posibilidad de que pudieran salvarse guardando la ley, para que creyeran en Cristo.

Efe. 2: 11-18.  Cuanto más nosotros los gentiles que éramos llamados incircuncisos por la llamada circuncisión.

  1. Sin Cristo.

  2. Alejados de la ciudadanía de Israel.

  3. Ajenos a los pactos de la promesa.

  4. Sin esperanza.

  5. Sin Dios en el mundo.

    ¿Quieren más información, o con eso es suficiente?   

    Si la ley condenó al pueblo escogido de Dios, cuanto más a nosotros los gentiles que contábamos lo que cuenta un 0 a la izquierda.

    Era para que los judíos aceptaran a Cristo sin faltar ni uno de ellos, pero si eso hubiera pasado, nosotros los gentiles no habríamos alcanzado salvación.  Rom. 11: 25-30.

    Juan 3: 16-17.  Ahora ya al morir Cristo por todo el mundo, de esa manera, fuimos alcanzados nosotros los gentiles.

    Cristo; Él es el rescate que todo mundo puede aprovechar ahora, no nada más los judíos.

    Pero esto ya es en el tiempo de la gracia, que comenzó hace 2000 años, Cristo es el único medio de justificar al pecador.

    Espero que Dios les abra el corazón y la mente a todos los necios gentiles que pretenden que la ley fue dada a ellos.

    Gal. 3: 13.  Él ha redimido de la maldición de la ley a los que ya somos creyentes, pero los gentiles incrédulos siguen bajo esa misma maldición, ya no hay manera de decírtelo más claro.

    Ahora en lugar de estar bajo la condenación por no cumplir con las obras de la ley, ahora estamos bajo la Ley del Espíritu de Dios.  Rom. 3: 24-28;  Rom. 8: 2-4.

    Por eso decimos que ya no estamos bajo la ley, o mejor dicho nunca estuvimos bajo la ley que se les dio a los judíos, por eso la ley no tiene ningún poder para condenarnos cuando le fallamos a Dios.  Rom. 6: 14.

    Nadie me diga que ha tenido un día, donde no le ha fallado a Dios.

    Y no estamos diciendo que ahora ya somos libres para pecar.  Rom. 6: 1-2.

    Lo que estamos diciendo es que Dios nos ha justificado, CON LA JUSTICIA DE SU HIJO.  Mat. 5: 17-20;  Fil. 3: 7-9.

    La Justicia de su Hijo está por encima de la justicia de la ley, y La Justicia de Cristo es una Justicia Perfecta que no puede ser abrogada.  Heb. 7: 11-28.

    La verdad es que en cualquier religión falsa hay que estar locos para pensar que en sus propias fuerzas podrán alcanzar un nivel de Justicia como la Justicia de Cristo para poderse salvar. Hasta los mismos sacerdotes Levitas para salvarse, necesitaron creer en El Mesías = a El Ungido.

    ¿Cómo pueden pensar que Dios iba a tomar sacerdotes de entre los gentiles, si de 12 tribus de Israel solo la de Levi fue escogida por Dios para el sacerdocio?

    Los gentiles católicos que dicen que son sacerdotes de Dios, son impostores y mayor condenación tienen comparados con los de más católicos ciegos, por pretender tomar una posición que no les corresponde.   

    Y para finalizar, de nuevo digo que los incrédulos hacen alarde de querer guardar la ley, pero su única ley es vivir hundidos en la maldad, por eso la condenación de Dios será Justa.

    2Cor. 5: 14-20.  Todos recuerden que los primeros gentiles que fueron reconciliados con Dios, fue al inicio del tiempo de la gracia, y de eso ya hace 2000 años.  Y los gentiles que desde entonces y hasta el día de hoy han sido reconciliados con Dios, sigue siendo por fe y por gracia.  La ley nunca reconcilió a nadie con Dios, la ley solo condeno a los judíos primeramente, ya no digo nosotros los gentiles, nosotros siempre estuvimos condenados.  Ruego a Dios que les abra el entendimiento  para que puedan escapar de impostores, que también en el mundo entero han predicado un maldito evangelio.  Gal. 1: 6-9;  2Cor. 11: 3. 

    El Apóstol Pablo vivió para predicar el evangelio del Cristo Verdadero, y murió por lo mismo en manos de asesinos sin escrúpulos, que no se detienen ante nada por servir al padre de la mentira; y el mismo Apostol Pablo es el hombre que Dios escojio para decirle la verdad al mundo que la salvacion es por gracia, y que la relacion de los gentiles con la ley es totalmente falsa, y mayormente cuando rechazan a Cristo como su salvador.

    Hech. 20: 25-30.  La madre de las rameras ha arrastrado tras sí a los discípulos, y lo mismo han hecho las hijas rameras como su madre, porque todas las religiones falsas salieron de donde mismo, y van a regresar al mimo lugar de donde salieron, solo para ser destruidas juntamente con ella.  Apo. 17: 5;  Apo. 18: 1-8.  FIN.