EL DIA DEL SEÑOR NO ES EL RAPTO

 

 

 

 

Introducción

 

Ya es mucho que haya más que suficientes engañadores, para que supuestos creyentes resulten esparciendo por el mundo más mentiras, y más engaños, y especialmente en cuanto a cuándo será el rapto y cuando comenzara la gran tribulación.  He encontrado escritos en el internet donde indoctos e inconstantes que supuestamente se llaman cristianos, y hasta algunos que dicen que son pastores, están diciendo que 2Tes. 2: 1-4, cuando habla del día del Señor dicen ellos que se refiere al rapto, que ocurrirá hasta  después de la gran tribulación.  Vamos a estudiar un poco de este capítulo para ver si en realidad La Iglesia tendrá que pasar por la gran tribulación, o están equivocados los que enseñan tal cosa. Sus escritos solamente han sido producto de falta de conocimiento y entendimiento; o malas interpretaciones de versos sacados fuera de contexto, o tal vez son escritos de quienes a propósito quieren confundir y destruir la verdad para engañar a cuantas personas puedan, pero hoy vamos a descubrirles el rostro.

 

2Tes. 2: 1.  Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con El, os rogamos hermanos,

 

2 Que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.

 

3 Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,

 

4 El cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.

 

5 ¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os decía esto?

 

Los que enseñan el rapto después de la tribulación toman todos estos versos juntos, y especialmente el verso 3.  Dicen que el rapto no vendrá sino hasta después de la apostasía, y la manifestación del anticristo o ya cuando todos van a saber quién es él; en pocas palabras ya después de la tribulación.

 

Pablo les dice a los Tesalonicenses que no se dejen mover fácilmente de su modo de pensar, o que sean conturbados o llenos de temor.

 

 

 

El comentario Bíblico Moody dice que probablemente el verso 2, se refiere a tres falsos informes que alguien les hizo llegar a los Tesalonicenses.  Sea como sea, el caso es que querían engañarlos diciéndoles que el día del Señor estaba cerca, ya que desde entonces La Biblia ya habla de esos días como los últimos días; por eso ellos creían que estaban viviendo en los últimos días.

 

Ni por espíritu. 

 

Informe de una revelación especial dada a Pablo por un espíritu

 

Ni por palabra. 

 

Informe de un sermón predicado por Pablo

 

Ni por carta como si fuera nuestra

 

Es decir una carta falsa que pretendían que fue escrita por El Apóstol Pablo

 

Por lo que La Biblia dice, sabemos que los Apóstoles hablaban de los postreros días, como los días en que ellos estaban viviendo.  Hech. 2: 14-17 

 

En 1Tim. 4: 1, Pablo le escribe a Timoteo haciéndole saber de la actividad de espíritus engañadores y doctrinas de demonios, como también aclara lo mismo en 2Tes. 2:7

 

Si ya en aquellos días había espíritus engañadores y doctrinas de demonios que pretendían hacerse pasar por verdaderos, nada ha cambiado en estos días. Son los mismos espíritus y las mismas doctrinas de demonio, nada más que transformadas en apariencia, pero es el mismo diablo el que engaña.

 

2Tim. 2: 16-18.  Pablo habla de Himeneo y Fileto que andaban enseñando que la resurrección ya se  había efectuado, y dijo que su palabra carcomería como gangrena o sea que se iba a esparcir ese rumor. Precisamente por eso Pablo les dice en el verso 19 que el Señor conoce a los que son suyos, en otras palabras que si Cristo los conocía no los iba a dejar al ocurrir la resurrección, o el rapto.

 

Espero que eso les quede claro a los Himeneos y Filetos modernos.

 

1Tes. 1: 6.  En ese tiempo los Tesalonicenses estaban pasando por tribulación, por lo que se prestaba para el engaño.  Tal parece que los querían engañar, diciéndoles que la resurrección ya se había efectuado,  y que ellos se habían quedado en la tribulación; y que el día del Señor estaba a la vuelta de la esquina.

 

Eso es algo parecido a la misma miseria de engaño que hoy en día tenemos, solo que esta vez están esparciendo su gangrena con anticipación diciéndoles a los verdaderos creyentes que se van a quedar en la tribulación, y quieren hacer pasar lo que dice 2Tes. 2: 2.  Como que el día del Señor se refiere al rapto.

 

Pero una cosa es el rapto, y otra cosa es el día del Señor.

 

En el rapto, Dios nos arrebata liberándonos de este mundo.  1Tes 4: 14-18.

 

En el día del Señor, Dios toma venganza de sus enemigos, poniéndolos bajo la planta de su pie.  Rom. 12: 19;  Sal. 110: 1;  1Cor. 15: 25-26. 

 

2Tes. 2: 3.  No está diciendo que no habrá rapto hasta después de que venga la apostasía y se manifieste el anticristo.

 

Lo que está diciendo, es que no vendrá el día del Señor, sin que antes venga la apostasía y se manifieste el hombre de pecado.

 

Estamos en la misma posición ahora, nada más que con 2000 años de diferencia, pero están diciendo lo mismo, que La Iglesia va a tener que pasar por la tribulación y que tenemos que esperar el día del señor antes que el rapto.  Si leen La Biblia con entendimiento y no como indoctos e inconstantes lo podrán entender, (2Ped. 3: 15-16) primero tiene que ocurrir el rapto, y junto con la culminación o consumación de la apostasía, aparecerá el anticristo dando inicio a la gran tribulación, y al final de la tribulación vendrá el día del Señor grande y terrible.  Ese gran día debe de distinguirse de todos los de más días que son al final del periodo de 7 años de la gran tribulación.  Dan. 9: 27;  Dan. 12: 11-12.

 

Lo que Pablo dice en 2Tes. 2: 2, es que no se dejen mover de su modo de pensar, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta que supuestamente fuera de Pablo, y que dijera que el día del Señor estaba cerca.

 

Lo que Pablo les dijo a los Tesalonicenses es igual que lo que les dijo a los Gálatas en el capítulo 1: 8-9, donde les dice más si aún nosotros, o un ángel del cielo os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Y el verso 9 les dice que si algún otro les predica diferente evangelio sea anatema.

 

Aquí tienes De nuevo la explicación

 

En el verso 3 les dice que nadie los engañe en ninguna manera, o ninguna de las tres cosas mencionadas en el verso 2; ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta. Y les dice, (porque no vendrá) ¿No vendrá qué, o quién?  No está hablando de que no vendrá el rapto, está hablando de que no vendrá el día del Señor; en otras palabras no va a venir pronto el día del Señor fue lo que dijo Pablo en el tiempo en que ellos estaban viviendo.  Porque primero tenía que llegar la apostasía y se tenía que manifestar el hombre de pecado, el hijo de perdición; que es lo que estamos viviendo ahora en la planificación supuestamente para dar a conocer al anticristo a todo el mundo que es lo que más se rumora; el dará la cara después del rapto pero antes del día del Señor.

 

Como he dicho, el problema es que han confundido el día del Señor con el rapto.  Y NO ES LO MISMO.  uno es el rapto, y otro es el día del Señor.

 

A continuación escrituras que concuerdan, y unas hablan del día del Señor, y otras hablan del rapto.

 

El rapto.  2Tes. 2: 1;  1Tes. 4: 17;  1Cor. 15: 51-55.

 

El día del Señor.  2Tes. 2: 2;  2Ped. 3: 10;  1Tes. 5: 4.

 

El rapto

 

2Tes. 2: (1)  Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo y (nuestra reunión con El) os rogamos, hermanos,  (1Tes. 4: 17, para recibir al Señor en el aire)

 

 

 

El día del Señor

 

Verso (2) que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar,

 

ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que (el día del Señor) está cerca.   2Ped. 3: 10.  Pero (El día del Señor) vendrá (como ladrón) en la noche.  1Tes. 5: 1-4.  no estáis en tinieblas para que aquel día os sorprenda  (como ladron)

 

Verso (3) Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá (el día del Señor) sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición.

 

Si en 1Tes. 5: 4, Dice que nosotros no estamos en tinieblas para que nos sorprenda el día del Señor  especialmente porque para cuando el día del Señor suceda; nosotros estaremos en el cielo y sabremos primero de ese acontecimiento, antes que los que están en la tierra.  Apo. 19: 11-14.

 

Y en los versos del 5 hasta 11 de 1Tes.  Dice, porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.  

 

Por tanto, no durmamos como los de más, sino velemos y seamos sobrios.

 

Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan.

 

Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.

 

Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con El.

 

Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.

 

Así que hay dormidos que hablan, y los borrachos hablan mucho más, pero ninguno de los dos saben lo que dicen; por lo tanto no es para los hijos de luz o del día, creer o pensar ni mucho menos andar diciendo que la Iglesia se va a quedar en la gran tribulación.

 

Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, y esa es la manera de cómo debemos animarnos y edificarnos unos a otros, y no andar diciendo sandeces.

 

 

 

2Tim. 2: 16.  Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad.

 

17 Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto.

 

18 que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos.

 

19 Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este cello: CONOCE El Señor a los que son suyos; y Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

 

Ya se los dije, y se los repito de nuevo,  si Pablo les dijo conoce El Señor a los que son suyos, fue para decirles que no puede ser que se efectué la resurrección y que los creyentes se queden en esta tierra; es decir si los conoce, los va a levantar antes de que comience el tiempo de la tribulación.  1Tes. 5: 9-11.

 

Verso 11, Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros así como lo hacéis.

 

Según aquellos que dicen que La Iglesia sufrirá en medio de la terrible gran tribulación, Pablo está diciendo: HERMANOS animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, porque el anticristo va a trillar toda la tierra agarrándolos a ustedes en medio.

 

¿Qué les pareció esas palabras de consuelo?

 

Como luego dicen, si esos son nuestros amigos para que queremos enemigos.

 

Si los que andan diciendo eso son supuestamente los hijos de Dios.  ¿Por dónde andarán los hijos del diablo?

 

A continuación, compara estos dos versos para ver si no concuerdan el uno con el otro, para que dejes de confundir el día del Señor, con el rapto. 

 

2Tes. 2: 8.  y entonces se manifestar aquel inicuo a quien el Señor matara con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida.

 

Apo. 19: 11-15.  Verso 15 de su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y en los versos del 16-21,  Esta es la batalla de Armagedón. Apo. 17: 12-14.

 

Se supone que para cuando esto pase ya es el gran día de la venganza de Dios, y será al final del periodo de los 7 años del gobierno del anticristo, si el rapto fuera ahí entonces La Iglesia tendría que haber pasado por los 7 cellos, 7 trompetas, y las 7 copas de los castigos de Dios para toda esta tierra maldecida por el pecado.  Gen. 3: 17.

 

Engañadores y engañados, que enseñan que toda La Iglesia se va a quedar en la tribulación para ser masacrada por el anticristo, y aplastados por todos los juicios de Dios.

 

Porque no leen detenidamente y cuidadosamente en el libro de Apocalipsis, para que vean lo que son los siete cellos, las siete trompetas y las siete copas de los juicios de Dios, miren si es posible que la ira de Dios venga aplastante, que todo su coraje lo descargue en contra de sus enemigos, agarrando a la novia de Cristo en medio, solo un adorador del diablo, o alguien engañado por el diablo podría decir semejante cosa.   ¿SI ESOS NO SON ESPIRITUS ENGAÑADORES, Y DOCTRINAS DE DEMONIOS ENTONCES QUE SON?

 

Si usted es un pastor y no sabe distinguir entre lo que es el amor, la gracia, la bondad, y la misericordia de Dios, no lo divulgue; cierre la boca porque los miembros de su Iglesia le van a perder el respeto.  Y si les ha dicho que ellos van a pasar por la ira de Dios en la gran tribulación, será mejor que haga un servicio especial para pedirle perdón, a Cristo primeramente, y luego a los miembros de su Iglesia, y estoy hablando en serio.  Porque ¿Cómo puede haber pastores con tan poco entendimiento, para atribuirle a nuestro Señor Jesucristo semejantes cosas?

 

Pero después de todo, es de humanos equivocarse, como también es de humildes el reconocerlo, y es la única manera de recuperar el respeto que se pierde.  Ecl. 10: 1-2.

 

 

 

Es verdad que en el pasado el presente y el futuro hubo y habrá creyentes y judíos que han sido y serán matados, pero eso no se compara a lo que es el día de Jehová grande y terrible, donde Jehová toma venganza de sus enemigos.

 

Los que han matado en el pasado, y están matando en el presente y mataran en el futuro, Dios tomara venganza por la sangre de ellos también, y Dios no tiene problemas en resucitar a ninguno de ellos.  Juan 11: 21-25;  Apo. 6: 9-11;  Job. 13: 13-16;  Rom. 8: 35-39.  (Apo. 18: 20-24, y 19: 1-2)

 

En Apo. 7: 9-15, habla de una multitud que nadie puede contar de todas las Naciones, tribus, pueblos y  lenguas, que serán salvos durante la gran tribulación; pero los que son de la novia de Cristo, son los que son salvos en el tiempo de la Iglesia, desde que Cristo comenzó su ministerio hasta el rapto.  La novia de Cristo son todos los que son salvos en el tiempo de la gracia, ya después del rapto ya no es gracia.

 

Si estamos en tiempos de gracia, no es tribulación.  Y los que estén en la tribulación no estarán en tiempos de gracia.

 

2Tes. 2: 4-12.  En los versos del 10 al 12 habla bien claro a los que rechazan el amor de Dios para ser salvos.  Si usted es alguien así, puede darlo por hecho que la ira de Dios vendrá aplastante sobre usted.  Sal. 7: 11;  Juan 3: 36.  Pero todavía está a tiempo no tiene que ser así.  Juan 3: 16-17;  Fil. 3: 6-9;  Rom. 10: 13.

 

Aunque después del rapto habrá salvación no es buena idea tener que esperar hasta entonces para ser salvo, además tendrá que reusarse adorar a la bestia, y al dragón si es que se quiere salvarse en ese tiempo.  Apo. 14:9-10.

 

El argumento de los que dicen que no puede haber salvación en el tiempo de la tribulación, es que dicen que será un tiempo muy difícil.

 

¿Creen que los que van a predicar en el tiempo de la tribulación quedaran estériles, sin haber ganado a nadie para Cristo?  Apo. 7: 1-3;  Apo. 11: 3-12;  Apo. 14: 6-11.

 

Es verdad que Cristo dijo en Mat. 24: 15-22.  Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.

 

Algo que se parece a la gran tribulación, es la historia de 2Rey. 6: 24-33, y 2Rey. 7: 1-2.

 

Si tú crees que no puede haber salvación en tiempos de tribulación, eres como ese príncipe del Rey, y si llegaras a estar en el tiempo de la tribulación, veras lo que Cristo hace pero no estarás con El.

 

Además Cristo ya dijo en Mat. 24: 22.  Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie seria salvo; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.  Así que Cristo prometió Salvación aun en aquellos días, y si tú dices que eres creyente pero no crees a Cristo, asegúrate si de verdad eres salvo porque pareces tan incrédulo, como cualquier hijo del diablo.  Juan 8: 43-44, en contraste con esto.  Efe. 2: 1-7;  Col. 1: 13-14.

 

Aquí tienes varias escrituras que hablan del día de Jehová grande y terrible.  Isa. 2: 8-12;  Isa. 2: 19-21;  Isa. 13: 6-11;  Isa. 26: 20-21;  Jer. 30: 7;  Jer. 25: 32-33;  Eze. 30: 3;  Dan. 12: 1-2;  Joel 1: 15;   Joel 2: 1-2, y 10-11;  Amos 5: 16-20;  Abdías 1: 15-16;  Sofonías. 1: 14-18;  Zac. 1: 14-17.

 

 

 

La historia pasada de lo que La Biblia enseña, es que Dios antes de traer juicio sobre la humanidad, primero le hablo a Noé para que preparara el arca y antes de traer el diluvio sobre la tierra primero salvo a Noé y a su familia.

 

Dios antes de quemar a Sodoma y a Gomorra, primero saco a Lot y a sus dos hijas.

 

¿Por qué ahora Dios haría algo diferente haciendo pasar a su Iglesia por la gran tribulación?

 

Lo que sí puedo pensar es que muchos están pensando que son salvos, habiéndose justificado a sí mismos con su propia justicia y no con la justicia de Cristo.  Fil. 3: 7-9.

 

Todos los que estén en esa condición sin la justicia de Cristo, se quedaran en la tribulación.

 

Y si en Apo. 7: 9-17, habla de una multitud que será salva en el tiempo de la tribulación.  Para que tengan una oportunidad más, por fuerza tienen que ser los que no se involucren con la religión del falso profeta, pero que tampoco habían sido salvos por Cristo en tiempo de gracia.

 

Pero por creer que eran salvos por sus propias buenas obras y no por el sacrificio de Cristo, el rapto sucederá y ellos se quedaran en la tribulación, por eso deben de asegurarse de que no estén confiando en sí mismos en lugar de confiar en Cristo para que no se queden.

 

Esto es una breve explicación de lo que será, sin necesidad de tener que escribir libros completos.

 

2Ped. 3: 9.  El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

 

Toda la humanidad debería de recapacitar, porque Dios no quiere que nadie perezca, pero Dios ya sabe  también lo que va a pasar.  Mat. 25: 31-43;  Apo. 14: 9-11.  Si todo mundo se arrepintiera, todas las escrituras como estas que leímos resultarían siendo mentiras, pero Dios no miente y eso es lo que va a pasar con muchos.

 

La mayor parte de mis estudios van dirigidos a los engañadores que son los que más se declaran como enemigos de Dios, porque de esa manera tal vez podría hacer recapacitar a algunos de ellos, o tanto a engañadores como a engañados.  2Cor. 5: 18-20.

 

Todos necesitan el evangelio de nuestro Señor Jesucristo si es que quieren escapar del juicio de Dios. Y si algunos creen que he sido rudo al hablar, o como que soy alguien que no tiene amor por las almas; les diré que solo recuerden el mensaje de Jonás, a Nínive.  Jonás 3: 1-10;  Jonás 4: 1-5.

 

Dios nunca ha dicho que el amor sean palabras dulces; denme una escritura Bíblica que diga que en alguna ocasión nuestro Señor Jesucristo trato bien con palabras dulces a los religiosos engañadores, hipócritas.  Mateo capítulo 23:

 

Dios nunca ha dicho que les hables a los perdidos de tu amor, La Biblia dice que les hables del amor de Dios.  Engañadores carismáticos ecuménicos, el amor de Dios no es su sentimentalismo como ustedes creen; hasta en eso los ha engañado el diablo.

 

Si el amor de Dios fuera sentimentalismo, Dios nunca hubiera dado a su hijo Jesucristo a morir en una cruz.  Mat. 16: 21-23.

 

Si de todo el estudio lo único que entendieran seria esto último, podrán entender el amor de Dios y aceptar a Cristo como su salvador, para poder tener la sabiduría de Dios que hasta ahora, no tienen.  Pro. 2: 6-7.